Buenos Aires, Domingo, 25 de Octubre
30 noviembre, 2011 15:37 Imprimir

¿POR QUÉ LA RESERVA FEDERAL BAJA LA TASA DE INTERÉS?

¿POR QUÉ LA RESERVA FEDERAL BAJA LA TASA DE INTERÉS?

 

Por Lic. Bernardo Merino

 

El pasado 18 de marzo la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) ajustó su política monetaria a través del manejo de la tasa de interés. Dicha decisión fue acompañada de un comunicado en el cual se expresó que los mercados financieros aún se mantienen bajo presión, que la recesión en el mercado inmobiliario continúa profundizándose y que se observa una desaceleración de la creación de puestos de trabajo, así como también una disminución en la tasa de crecimiento del consumo.

 

 

Para contrarrestar dicha situación la FED recortó su tasa de referencia de política monetaria en 75 puntos básicos (100 pb = 1%) situándola en 2,25% anual. De esta forma se busca abaratar el precio del dinero, permitiendo que determinados proyectos de inversión pasen a ser económicamente viables y encuentren su fuente de financiamiento, traduciéndose ello en la materialización de los mismos, incrementándose el nivel de actividad económica, el empleo y el consumo.

 

Por otro lado, la Reserva Federal destacó que será necesario monitorear con mayor atención el desenvolvimiento inflacionario, lo cual se explica porque el crecimiento del nivel general de precios representa la contrapartida negativa de las disminuciones de la tasa de interés. Asimismo la entidad se mostró optimista en cuanto espera que la inflación se modere en los próximos trimestres, y que el recorte de tasas ayude a promover el crecimiento de la economía real lo cual resultará favorable en el mediano plazo para el mercado accionario.

 

El manejo de la tasa de interés como mecanismo de política monetaria es llevado adelante por la FED ya sea para incrementar el nivel de actividad de la economía (bajando las tasas) y con ello mejorar el desenvolvimiento de las restantes variables, o bien para disminuir el crecimiento de la economía (subiendo las tasas), lo que comúnmente se denomina “enfriar la economía”, ya que cuando la economía alcanza cierto nivel de crecimiento, las restantes variables acompañan dicho crecimiento observándose la disminución del desempleo además de altos niveles en el consumo, los cuales contribuyen a iniciar un escalada sostenida del nivel general de precios de la economía, situación que siempre se busca evitar.

 

De esta forma, independientemente de cual haya sido la situación que originó las decisiones de cambios en la política monetaria, el ajuste de la economía toma un flujo dinámico, por lo tanto se busca mantener a la misma en el punto más cercano al equilibrio (crecimiento vs. inflación) a través de los ajustes de la tasa de interés.

 

De acuerdo a la coyuntura actual de la economía norteamericana y a las últimas decisiones de política monetaria llevadas a cabo por la FED, adicionalmente de las que resten ser llevadas a cabo, es de esperar que la economía mejore paulatinamente su nivel de actividad hasta el punto donde el problema financiero se corrija y deban subir las tasas como medida para evitar que la economía se recaliente y por ende traiga consigo mayores incrementos sostenidos de precios (inflación).

 

¿Que impacto tiene para la economía argentina la disminución de la tasa de interés de referencia norteamericana?

 

En primer lugar podemos destacar que disminuirá el volumen de los intereses de deuda que se devengan, mientras que por otro lado se observará el ingreso de un importante flujo de capitales que busquen mayores rendimientos ante la caída de las tasas en los EE.UU., lo cual se traducirá en un mercado con mayor liquidez de dólares. A raíz de ello se observará una fuerte apreciación del peso con respecto al dólar, o en caso contrario una mayor presión inflacionaria en la medida que el gobierno argentino busque seguir manteniendo el tipo de cambio peso/dólar en los niveles actuales, ya que para ello el Banco Central deberá intervenir en el mercado comprando ese excedente de dólares incrementando la cantidad de circulante (pesos), lo que se traducirá en mayores tenencias dinerarias en manos del público que a su vez se trasladarán a consumo presionando al alza de precios, donde los controles de precios no serán suficientes para contrarrestar semejante presión monetaria.

 

Ante el contexto descripto quedará esperar entonces que decisiones tomará el gobierno argentino, además de la manipulación de los índices, para evitar una espiral inflacionaria, como así también preguntarnos como se preparará para el momento en el cual los capitales regresen a los EE.UU. junto a la recuperación de las tasas.

 

Lic. Bernardo Merino

merino.bernardo@gmail.com

El autor es economista y asociado de SAEF Consultores

www.saefconsultores.com.ar

 

OMC por la transparencia 5 octubre, 2020 23:15

OMC por la transparencia

Other News