Buenos Aires, Martes, 27 de Octubre
26 agosto, 2012 21:43 Imprimir

Argentina / Brasil – Breve análisis año 2009

ARGENTINA/ BRASIL  (breve análisis – año 2.009)

 

por Lic. Karina Villagra

 

 

Hasta los inicios del año 2006, aunque sí tuvo una evolución positiva luego de la crisis, no se vislumbró una franca recuperación del comercio bilateral Argentina-Brasil y por supuesto no lo hizo en los niveles en los que se encontraba previo a la devaluación.

A modo de ejemplificar con claridad .lo antedicho, evaluemos por ejemplo que, el nivel de caída de las importaciones desde el Resto del Mundo hacia Argentina, es casi 7 veces superior a la baja que ya se registra con Brasil

Según el informe de intercambio comercial argentino (ICA) difundido el pasado 20 de octubre 2009 por INDEC, la caída en las exportaciones a 4581 millones de dólares tiene que ver con la baja en los precios  (alrededor de un 20%) como con la baja en el volumen exportado (-17%). En el mismo período además,  se importaron productos por US$ 3655 millones y su caída también se explica por bajas en los precios (un 19%) y en los volúmenes operados (-15%).  El rubro con mayor baja dentro de las exportaciones es el de productos primarios, siendo el país vecino uno de los destinos que ha disminuido su volumen de compra desde Argentina, situación que lejos de revertirse en el tiempo, ha crecido paulatinamente.

Un párrafo especial en el tema de intercambio con Brasil y que afecta de manera directa los números de la balanza comercial bilateral, puntualmente corresponde al sector autopartes y vehículos, ya que poseen una regulación especial bajo el marco del MERCOSUR, y además porque no ha sido este sector ajeno al déficit que se está considerando. Brevemente, y para colocar al lector en posición de análisis, recordemos que a la luz de especiales condiciones en lo que hace a políticas de promoción industrial brasileñas y favorables regímenes de promoción de exportaciones por parte de Argentina, muchas de las empresas multinacionales dedicadas a este mercado en particular, instalaron sus plantas de fabricación en Brasil. Luego de unos años de desarrollo y aún contando con un régimen especial que intentaba balancear el intercambio entre ambos países, Brasil unilateralmente aplicó una reducción importante en los aranceles del sector, provocando entonces una marcada desventaja para nuestro país.

Sobre el arancel externo común (AEC) del Mercosur, que grava el comercio de autopartes con una alícuota de entre 14% y 18%, Brasil aplicó una reducción arancelaria unilateral del 40% para las auto-partes destinadas a la producción. Esto puso a la Argentina en una doble situación de desventaja: por un lado le resulta más caro que a su socio importar las piezas. Por el otro, nuestras exportaciones resultan menos atractivas para Brasil en términos de precio.

 

Entonces, los principales productos que exporta la Argentina al Brasil, a excepción del sector automotriz donde hay un acuerdo de comercio administrado, están vinculadas a los recursos naturales.

 

Será válido entonces pensar como algunos sectores en Argentina creen, que las asimetrías en la relación bilateral responden a la falta de interés por parte de Brasil para disiparlas o al menos atenuarlas y una tendencia de nuestro país a seguir apostando fuerte a los bienes primarios? o simplemente no estamos vislumbrando medidas que posibiliten, habida cuenta del superávit comercial actual, un punto cercano de equilibrio comercial ?

 

Brasil siempre ha mantenido activas políticas en comercio exterior, sustitución de importaciones acompañadas del apoyo al sector exportador a través de organismos del Estado, que otorgan desde el financiamiento hasta la dotación de competitividad y eficiencia al sector.

 

Argentina sin embargo, ha generado un retraimiento de su comercio exterior, al aplicar medidas restrictivas a la importación de bienes  y en especial a los intermedios, que hoy ya cuenta una baja del 43% en lo que va del año.  Las exportaciones no quedaron fuera de este proceso de recorte, como parte lógica de un sistema que acota la performance de nuestro país ante el mundo.

 

Competitividad es la clave del crecimiento en el mundo globalizado, tendríamos que ponernos a pensar, mirando a nuestro principal socio regional que ya se encuentra en recuperación, con su moneda firme, con capacidad de compra, si tenemos las herramientas para no quedarnos atrás y revertir el descenso del 33% de las ventas a ese mercado.

 

Lic. Karina Villagra

Coordinadora Carrera Comercio Internacional

FUNDACIÓN ALTOS ESTUDIOS EN CIENCIAS COMERCIALES

karina.villagra@lafundacion.edu.ar

Noviembre 2009

 

 

 

 

 

 

OMC – Solución de Diferencias 26 octubre, 2020 22:05

OMC – Solución de Diferencias

Other News