Buenos Aires, Jueves, 28 de Mayo
26 agosto, 2012 20:56 Imprimir

La crisis antes de la crisis

LA CRISIS ANTES DE LA CRISIS


por Dr. Oscar Palomba

 

La reflexión que quiero hacer ahora no merece el nombre de artículo sino más bien ser leído como una “carta de de lectores”. En efecto, la palabra crisis, infelizmente, se ha tornado sumamente popular, superando  a otras como “estratégico” o más aún “paradigma”, etc. etc. Hay crisis matrimonial, empresas en crisis, procedimientos de crisis, crisis en el fútbol (River vive de “crisis en crisis)”y sigue la nómina.

 

Hace varios años que se incorporó a la administración de empresas y al marketing el concepto de que los ideogramas chinos que se utilizan para transmitir el concepto de crisis, son los de “peligro y oportunidad” y de ahí salió el concepto muy utilizado de que toda crisis es una “oportunidad” (¿…?). Un recordado profesor de historia, Roberto Fraboschi, nos decía que el vocablo crisis, provenía del griego y significaba algo así como “tener que optar” (elegir entre un camino u otro). Con la familiaridad que tenemos con las crisis los argentinos, es razonable que estemos pensando en los mismos términos la crisis económica que se está dando actualmente en el mundo.

 

Tenemos muy presente como  idea de “crisis”, la que tuvo lugar entre Diciembre del 2001 y abril/mayo del 2002, luego de la cual  comenzó la recuperación. No nos detendremos en el análisis de las causas de esa crisis (que comenzó en 1998!!!), sino en la idea de que “pasa rápido”. Antes de emitir una opinión valorativa, vale la pena leer la transcripción de lo que un viejo diccionario enciclopédico (Quillet 1964) define como crisis económica: “La crisis es la fase del ciclo económico en la cual la expansión se detiene para dar lugar a la fase de depresión. Generalmente se caracteriza por la pérdida de confianza en las perspectivas económicas, una restricción de la demanda de bienes de capital, la iniciación de la baja de los precios y cierta tirantez en el sistema bancario”. Conclusión: nos encontramos en la fase de depresión del ciclo económico. Es mucho menos doloroso  imaginar la crisis como un momento traumático y que luego pasa, pero en términos económicos no cabe el engaño a riesgo de asumir costos mayores. Este proceso es una depresión que tomará mucho tiempo reacomodar hasta que se logre retornar a una situación de relativo equilibrio y crecimiento posterior. Tampoco se puede pedir a los líderes mundiales que  reconozcan públicamente esta situación.

 

En efecto,  nadie quiere ser el autor de la profecía autocumplida de decir que si todos pensamos que las cosas van a andar mal, seguramente terminarán andando mal. Se está intentando recrear la confianza a través de darle dinero al sistema bancario y así reactivar el consumo y evitar bruscas caídas en la producción de bienes y servicios, pero ya no hay espacio para el engaño, estamos en este punto por el exceso de consumo fomentado por el exceso de crédito ¿la solución entonces es dar más crédito? Hay que diferenciar los paliativos de las soluciones y éstas últimas no son bien conocidas. La salida de esta crisis global en cuanto a tiempos y consecuencias geopolíticas hoy son absolutamente imprevisibles. El año 2008 comenzó teniendo que prestarle el resto del mundo a Estados Unidos  DOS MIL MILLONES DE DOLARES DIARIOS !!!. para que pudiera mantener el giro normal de su economía ¿cuanto podía sostenerse una situación así? Sin embargo, en medio de la crisis las personas reaccionaron refugiándose en el dólar !!! la moneda del país más endeudado del mundo !!!. Otra burbuja se está creando. ¿Cuánto durará?

 

Lord Keynes, economista que con su aporte ayudó a la recuperación de la anterior crisis mundial, solía decir que nueve de cada diez crisis no llegaban a producirse. Buena noticia para las nuevas generaciones que son las que tendrán las otra nueve.

 

Dr. Oscar Palomba

Febrero 2.009

 

 

Other News