Buenos Aires, Viernes, 9 de Diciembre
13 noviembre, 2022 11:05 Imprimir

Del GATT al Bitcoin y el Metaverso – Mg. Adriana Narváez

 

Hace unos días, apenas, se cumplieron dos fechas importantes para la economía y el comercio internacional.

El pasado 30 de Octubre se celebraron los 75 años de la firma del Acuerdo General de Tarifas y Comercio (GATT por sus siglas en inglés) que si bien sigue existiendo dentro de la órbita de la Organización Mundial de Comercio, desde el año 1947 hasta 1995 cuando finalmente se creó la OMC, representó por sí mismo la regulación del comercio internacional.

Y por otro lado, un día después, el 31, se cumplieron 14 años de la publicación del libro blanco que dio lugar al nacimiento del Bitcoin.

Ese acuerdo inicial de 1947 no fue reformado hasta 1994 (momento en el que, también recién, se elaboró su equivalente para la regulación de la comercialización internacional de servicios –GATS-), lo cual es una clara muestra que las modificaciones en el pasado eran mucho más lentas y si bien durante décadas se han producido cambios muy importantes, el ritmo de transformación de los últimos años ha sido y es realmente vertiginoso.

Así, la economía y el comercio internacional actuales, no son ajenos a este contexto y en ambos casos la perspectiva es que habrá todavía mayores cambios a partir de tecnologías que ya son una realidad, aunque aún no sean masivas.

El metaverso y las criptomonedas forman parte de este nuevo mundo en el cual cada disciplina será alcanzada de forma transversal.

La nueva ola industrial conocida como Industria 4.0 que engloba a la robotización, la impresión 3 D, internet de las cosas, los NFT´s, la tecnología blockchain, las monedas digitales, criptomonedas y las DAO, entre otros elementos, incorpora también a las realidades virtuales y aumentadas y, de esta forma, al metaverso.

Como consecuencia de esto, hoy se están generando acciones comerciales desde grandes empresas que quieren ya tener su presencia en este nuevo universo que se nos plantea.

Pero ¿de qué empresas estamos hablando?

A contramano de lo que se podría pensar en relación a que serían compañías vinculadas sólo a la informática y “modernas” la decisión de estar presentes en el metaverso ya ha sido tomada por empresas de todo tipo y años de existencia.

Así encontramos a la tradicional casa de subastas Sotheby´s creada en 1744, pero hoy con presencia en este nuevo mundo.

Además de ella, están WalMart, Coca Cola, Nike, Hyundai, Gucci,  Adidas, BMW, Nissan, entre muchas otras.

Vemos, por lo tanto, empresas que comercializan tangibles, intangibles, fabricantes de distintos rubros así como también de experiencias, entre las compañías que se están animando a incursionar en esta nueva dimensión.

Ahora bien, si esto nos puede parecer una gran novedad, creo que nos podría sorprender aún más que se esté comenzando a gestar todo un nuevo mundo en lo que hace a representaciones oficiales y organismos internacionales.

Así, comenzamos a hablar de la diplomacia digital y la apertura de embajadas y representaciones oficiales en el metaverso.

Distintos países como Barbados y Corea del Sur, han comenzado a preparar el desembarco de sus representaciones oficiales en este nuevo mundo.

Si bien, por ahora, la idea es que cumplan más una función de difusión de información que de una real tarea diplomática, este hecho no puede resultarnos menor ya que muestra de forma tangible el interés y la decisión concreta que los distintos estados del mundo van teniendo a una realidad que avanza cada vez más rápido.

Pensar que en dos o tres años los seres humanos, en promedio, vayamos a pasar alrededor de 2 o 3 hs en el metaverso tal vez pueda parecernos, aún, tan irreal y misterioso como cuando hace aproximadamente 30 años se nos planteaba una situación similar con internet (o deberíamos decir con la llamada internet 1.0 o 2.0 por esos años, considerando a la actual como internet 4.0)

Un mundo en donde, tal vez, ya no se podrá hablar de internacionalización tal como la comprendemos hoy porque no habrá fronteras o al menos no como aún la conocemos y entendemos y, de hecho, en relación a esto ya se está planteando la posible existencia de barreras arancelarias y para arancelarias en el metaverso y por consecuencia, la necesidad de negociar esquemas de integración en él.

¿Que será entendido por una exportación? ¿La de un bien o servicio de un metaverso a otro?

Las ferias, exposiciones internacionales y misiones comerciales (que ya en pandemia muchas adoptaron el formato virtual) ¿se llevarán adelante en el metaverso? De alguna forma, representaría una reducción de costos sumamente drástica y decisiva, en especial, para la viabilidad de participación de las pequeñas empresas.

Inquietudes como estas deben actuar como disparadores de acciones y definiciones de estrategias en las organizaciones independientemente del sector en el cual se desarrollen ya que si bien esta tecnología se ha difundido en gran medida a través de juegos como Roblox hoy en día se está expandiendo de una forma creciente poniendo en jaque de reconversión a todo lo que conocemos hasta ahora. Las formas de producción, las de comercialización así como también los patrones de consumo. Sin mencionar las formas de enseñar y aprender.

Todas las disciplinas de una u otra forma están o serán alcanzadas: economía, educación (con un potencial enorme para acortar distancias físicas que desde las instituciones debemos considerar), lo jurídico, la medicina, psicología, el arte, son sólo algunos ejemplos) y no es un dato menor que se prevé que generará aproximadamente 5 billones de dólares para el año 2030.

Por todo esto, volviendo al punto en el que comenzamos esta reflexión, debemos comprender que el desafío que las organizaciones, instituciones, organismos internacionales, gobiernos del mundo y seres humanos en general tenemos por delante es enorme y nos exigirá una capacidad de adaptación y flexibilidad únicos comprendiendo, además, que estamos ante un real cambio de paradigma global en el cual, más allá de la velocidad con la que está aconteciendo, aún coexisten elementos del mundo “tradicional” con el surgimiento de otros completamente disruptivos y el tratar de lograr equilibrio entre esos dos universos hace y hará aún más desafiante toda la transición.

Mg Adriana H Narváez.

Noviembre 2.022

Rectora Instituto de Capacitación Aduanera.

 

 

Other News