Buenos Aires, Miercoles, 29 de Junio
25 mayo, 2022 14:00 Imprimir

Entrevista al Dr. Miguel Licht, Presidente del Tribunal Fiscal de la Nación (República Argentina)

 

 

El actual Presidente del Tribunal Fiscal de la Nación, doctor Miguel Licht accedió muy amablemente a contestar algunas inquietudes, atento que Mercojuris.com observa un cambio profundo en cuanto a  visibilidad, publicaciones y modernización del Tribunal Fiscal.

Y así ante algunas consultas sobre cómo encontró el Tribunal cuando asumió la Presidencia? Cómo se gestó obtener el nuevo edificio? cómo se logró? Resultó muy importante la decisión de dar visibilidad al Tribunal, qué se hizo hasta el momento y qué tiene previsto para el futuro? Hemos observado que se están informando y publicando datos estadísticos (por caso, importes de las causas, cantidad, etc), cuál es el fin buscado? Cómo entiende se puede mejorar el servicio de Justicia? Contestó:

1.- Abandonar la inercia y proponerse objetivos es el sentido primario que se le quiere imprimir a la gestión del Tribunal Fiscal. Debemos generar las condiciones para que la función judicial no se viva meramente como una tarea mecanicista. Esa demanda requiere de condiciones que en muchos casos distan de ser las adecuadas. No solamente refiero a las condiciones remuneratorias de nuestro personal, sino también a la existencia de un entorno laboral saludable. Nuestro anhelo es que cada una de las personas se sientan artífices de un proyecto colectivo en donde la dedicación y compromiso resulte reconocido y premiado en el marco de una carrera formativa. Es por ello que queremos seguir formando y retener a nuestro valioso personal. Seguiré la línea trazada por el ex presidente Marchevsky e incentivaremos la realización de postgrados y pediré partidas presupuestarias para que los empleados puedan adquirir bibliografía jurídica y contable.

Por otro lado, me preocupa la poca cantidad de sentencias que estamos sacando por año. A lo que se suma el agravante de los años de la pandemia. Frente a este panorama, los vocales debemos tomar conciencia que nuestra función no es un privilegio, sino que somos servidores y debemos rendir cuentas de nuestros actos. Por ello es que estamos encarando una política de gobierno abierto, difundiendo nuestra actividad jurisdiccional y las estadísticas de nuestras resoluciones. Terminada la pandemia hay que ponerse el desafío de terminar con los expedientes de papel en los próximos 24 meses.

En lo administrativo hay que proponerse que la mentada autarquía pase del papel a la realidad. El Tribunal Fiscal tiene que darse para sí su propia estructura orgánica, la posibilidad de contratar a su personal y establecer un escalafón remuneratorio propio. Ni que decir respecto de la administración de la tasa que, por antonomasia, debe corresponderse con la retribución de un servicio divisible. Recientemente tomé una decisión muy importante respecto de la continuidad del teletrabajo. No tengo la menor duda que prefiero un trabajador concentrado en su casa redactando un proyecto de sentencia que tenerlo tres horas de su vida diaria viajando en tren y colectivo. Estoy convencido de que debe medirse la responsabilidad laboral por el resultado y que las personas que ocupamos puestos de liderazgo debemos predicar con el ejemplo.

Debo reconocer, por cierto, que todos estos problemas tienen una mirada comprensiva de las autoridades políticas y sé que están trabajando intensamente desde la Subsecretaria de Ingresos Públicos para atender a nuestros legítimos reclamos. Por ello es que mi gestión corro con una ventaja respecto de mis antecesores. La Subsecretaria de Ingresos Públicos a cargo de la Licencia Balestrini, la que ejerce el control de tutela de nuestra entidad, está en permanente contacto y preocupada por ayudarnos. También no deja de ser cierto que mucho de lo que estamos procurando realizar es una profundización de un rumbo que trazó el ex Presidente Ruben Marchevsky.

2. El nuevo edificio es todo mérito del presidente Marchevsky y la Subsecretaria Balestrini. Tener casa propia era un anhelo del Tribunal. Se nota el esmero y afecto que pusieron las autoridades y el personal del Ministerio de Economía en el reacondicionamiento del edificio. Es un lugar muy luminoso y confortable. Seguramente en el segundo semestre del año ya estaremos todas las salas y unidades funcionando en la sede de Alsina. Las salas aduaneras ya comenzarán a trabajar desde el mes de junio y al unísono empezará la mudanza de las salas impositivas.

3. Publicamos y seguiremos haciéndolo porque es un imperativo republicano hacer conocer los actos de gobierno. Nos gustaría tener una página propia del Tribunal en donde se facilite el acceso de la jurisprudencia. También que se conozca el trámite interno de los expedientes y que se pueda seguir online la marcha del expediente. Es posible que migremos a otro sistema de gestión documental más acorde a nuestra actividad jurisdiccional. Seguiremos produciendo y publicando información estadística de todo tipo.

4. El servicio de justicia se puede mejorar en lo inmediato poniéndole afecto a la función. Entendiéndolo como una vocación y dedicándole muchas horas de trabajo. Transmitiendo entusiasmo a la gente que colabora con uno. Formando al personal y equipos de trabajo. Estudiando todos los días. Organizándonos en nuestras tareas. Hay mucho que se puede hacer sin necesidad de cambios legislativos ni dependiendo de medidas extraordinarias.

Muchas gracias señor Presidente por sus esclarecedoras respuestas.

Mayo 2.022

 

 

Para Mercojuris, por Marcelo Antonio Gottifredi

Other News