Buenos Aires, Domingo, 28 de Noviembre
15 noviembre, 2021 20:52 Imprimir

Humedales, ecosistema y red troncal navegable, su interrelación – Ing. Alfredo J. Enriques y Jorge Metz Ex SubSec. De Puertos VN Y MM

 

 

En tiempos en los que CAF Banco de Desarrollo de América Latina y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires plantean  o promueven la necesidad de vincular las agendas, tanto de buena gobernanza, como de acción climática, fomentan así mecanismos de cooperación entre organismos internacionales.

Por otro lado, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático (COP26) celebrado en Glasgow Reino Unido, con los jefes de Estado de 197 países, juntos a expertos y activistas en cambio climático, con el objetivo de acordar y acelerar la acción sobre el Acuerdo de Paris y estableciendo nuevos objetivos climáticos para los próximos años.

El cambio climático es uno de los mayores desafíos  de nuestros tiempos frente a un escenario global alarmante. Superar los problemas de acción colectiva y generar incentivos para avanzar en una agenda común de cambio climático.

La urgencia de una mirada nueva que ya no comprenda al hombre como centro del Universo y si lo sea la Naturaleza.

El Articulo 41 de nuestra Constitución Nacional expresa que todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para las actividades productivas que les satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras y tienen el deber de preservarlo.

Nuestros ríos de llanuras de las dos grandes Cuencas Sudamericanas, como son el Amazona y del Plata, en las cuales tienen muy baja pendiente por kilómetro recorrido hace que la corriente no sea por gravedad sino por efecto de la termodinámica. Por consiguiente, hace que se mantengan sus humedales y el ecosistema.  Estos son  atacados desde la década del 70 por la voracidad, perversidad  y autoritarios funcionarios,  que hacen de nuestro país un Estado Decadente en sus actuaciones sobre la Red Troncal Navegable.

El dolor de nuestra gente es lo que debemos atender y es nuestra obligación la convivencia juntos por la reparación del sistema.

En esta la etapa , la más  crítica de nuestros últimos 26 años, en  la mal denominada Hidrovía, Jan de Nul, no resolvió ninguno de todos estos problemas planteados. Afirmo que tienen que salir por el Guazú, reabrir el Canal Buenos Aires y eludir el corredor uruguayo y principalmente abortar inmediatamente el Canal Magdalena por inoportuno para un país en las ruinas. No se puede tirar USD 300 millones al agua existiendo miles de necesidades urgentes. Debemos identificar lo que la naturaleza hace y no contradecirla como en el Emilio Mitre. Pero no podemos echar 50 años para atrás sino que corregir algunos de sus errores.

La culpa es de quienes autorizan normativas mal elaboradas.-

Priorizar las actuales decisiones, acompañadas equivocadamente por la oposición, sobre la base de estudios a medida, de hace unos años, en lugar de hacer lugar a la Ley 27566 con soporte en el acuerdo de Escazú y la Ley 25675 y hacen que la Argentina tenga  una responsabilidad internacional por su incumplimiento y por supuesto a contramano del COP 26.-

Ing. Alfredo J. Enriques y Jorge Metz Ex SubSec. De Puertos VN Y MM

Noviembre 2.021

 

Other News