Buenos Aires, Sabado, 27 de Noviembre
4 octubre, 2021 20:50 Imprimir

Cadenas globales de valor y el comercio internacional – Lic. Edgar Pereira Marín (desde Venezuela)

 

1.     Introducción:

Las Cadenas Globales de Valor (CGV) son “el conjunto de actividades necesarias para generar un producto o servicio; desde su concepción hasta su venta final, incluyendo también el reciclaje de los residuos después de su uso” (Ferrando, 2013, p. 6).

Mediante la descomposición del término, es posible una mejor comprensión de su significado. Se trata de cadenas, porque los procesos que las integran se encuentran interconectados de manera sucesiva como unos eslabones. Por ejemplo, la elaboración de un bien material, puede iniciar con la recolección de los elementos que lo componen, pasando por su diseño y tácticas de mercadotecnia, y culminando con los procesos de logística que los colocarán al alcance del consumidor final.

Estas cadenas son globales, porque el conjunto de operaciones que involucra este concepto no se encuentra restringido a una sola ubicación geográfica.

Esto se puede evidenciar en la elaboración de un teléfono celular, que puede tener una batería manufacturada en Corea del Sur, una cámara diseñada en Japón, un sistema operativo programado en Estados Unidos y un sistema de reconocimiento de huellas con tecnología de Taiwán.

· Estas cadenas globales aportan valor, porque “cada actividad es un proceso que debe agregar valor a las actividades precedentes, eliminando así el desperdicio y los costos innecesarios” (Krajewiski et al., 2008, p.9).

Esto contribuye a la creación de un producto sinérgico que es mucho más valioso que la suma de todos los elementos que lo componen, como lo es un teléfono celular, brillante invención del intelecto humano cuya elaboración implica mucho más que la mera unión de sus piezas.

Parafraseando a Ferrando, las CGV son una “manifestación del fenómeno de la globalización, ya que implican una nueva organización y articulación de redes trasnacionales, que contribuyen de forma significativa con el comercio mundial al interactuar en una dinámica continua” (Ferrando, 2013, p. 6). Estas se articulan con base en una necesidad: la que posee o pueda poseer un cliente, sin importar su origen o precedencia.

En tanto, el Comercio Internacional consiste en “el conjunto de transacciones comerciales realizadas entre privados, residentes en distintos países. A diferencia del comercio interior, las transacciones comerciales internacionales se realizan entre operadores comerciales privados situados en diferentes ordenamientos jurídicos y con acentuadas diferencias económicas y sociales” (Sampa, 2009, p. 24).

En sus aspectos teóricos, el Comercio Internacional se enfoca en la estructura, la articulación y las consecuencias que los intercambios comerciales pueden generar en un conjunto de países ubicados en una misma área geoeconómica. Para realizar esto, “se ve obligado a utilizar herramientas de otras disciplinas extraeconómicas, como lo pueden ser, por ejemplo, la teoría de la organización internacional, el derecho internacional público y la política internacional” (Calduch, 2000, p. 3).

Lo relevante del Comercio Internacional es que fortalece la integración entre diferentes naciones del mundo y permite incrementar el nivel de beneficios económicos que estas obtienen, y que puede ser cuantificable mediante indicadores de producción (que pueden ser de bienes o de servicios) que un país puede generar en un periodo de tiempo determinado.

Un aspecto sumamente necesario, es el establecimiento de la diferencia entre el Comercio Exterior y el Comercio Internacional. “Mientras que el Comercio Exterior básicamente se enfoca en la relación que existe entre dos países, bloques o regiones económicas; el Comercio Internacional enfoca un panorama más amplio, donde se visualizan todas las entidades comerciales que participan de manera general” (Huesca, 2012, p. 17).

Es también importante destacar el impacto que ha tenido el Comercio Internacional en el fenómeno de la globalización, una constante retroalimentación que se produce de manera cíclica. La globalización se produce “por el incremento universal del comercio entre empresas situadas en diferentes países, pero a su vez este factor fomenta un ambiente cada vez más propicio para el aumento de las actividades comerciales “(De Sebastián, 2000, p.1).

2. ¿Cuál es la relación entre las Cadenas Globales de Valor y el Comercio Internacional?

Las CGV tienen su origen en el Comercio Internacional. Cumplen con el objetivo de integrar a los países en el plano comercial, porque es una actividad benéfica para la diversificación y la distribución, tanto de trabajos como de beneficios financieros. Sin embargo, inicialmente fue un proceso difícil de implementar, debido a ciertas deficiencias en los planos de comunicación y transporte, aspectos que la tecnología ha mejorado de manera progresiva.

Citando a Roldán, “las cadenas globales de valor representan actualmente la mayor parte del comercio internacional. En el año 2015, el 66% del comercio mundial consistió en bienes intermedios, servicios, tecnologías y capitales utilizados para la producción de bienes finales en otro país” (Roldán, 2017).

3. Ventajas de las Cadenas Globales de Valor en relación al Comercio Internacional

· Aprovechamiento de las ventajas comparativas entre distintos países del mundo: al existir una mayor diversidad en los procesos de creación de valor, también se generan oportunidades de especialización para las distintas naciones que participan en el Comercio Internacional. Esto ha permitido que Estados como la Federación Rusa se especialicen en hidrocarburos, la República Popular China en piezas de computadoras, y los Estados Unidos Mexicanos lo hagan en el sector automotriz, por mencionar algunos ejemplos notables.

· Aumento de la renta de los países menos desarrollados: la práctica de contratar a personas de países menos desarrollados con la finalidad de realizar bienes y servicios (practica también conocida como outsourcing) permite el aumento de índices como la Renta Nacional Bruta en estos lugares.

· Reducción de movimientos migratorios: los trabajadores especializados pueden permanecer en su país de origen mientras contribuyen con proyectos de trabajo que poseen un alcance global, evitando la necesidad de tener que trasladarse a otro lugar.

· Reducción de precios: al fomentar la competencia y aumentar la oferta de bienes y servicios, las CGV permiten a los consumidores de múltiples economías el acceso a precios más bajos.

4. Desventajas de las Cadenas Globales de Valor en relación al Comercio Internacional

· Necesidad de mecanismos adecuados de gestión de tiempo y de supervisión: como las CGV son procesos de descentralización, requieren de mecanismos de gestión y supervisión que sean mucho más eficientes que los puestos en práctica para la producción de bienes y servicios en una economía interna. Para esto se requiere de personal calificado y dispuesto a invertir recursos tan importantes como el tiempo y el esfuerzo necesario para verificar que los procesos de producción se ejecuten de manera óptima.

· Reubicación de centros de producción a lugares con manos de obra barata: Es sumamente necesario analizar que las CGV tienen la posibilidad de desviar numerosos puestos de trabajo hacia países extranjeros en relación a las empresas que las emplean. Esto les permite a estas organizaciones emplear mano de obra mucho más barata con respecto a su lugar de origen, lo cual puede causar la disminución de la estabilidad económica y el poder adquisitivo de las personas que allí residen.

5. Conclusión

Las CGV, como proceso vinculado al Comercio Internacional, son un fenómeno que tienen la capacidad de causar un alto nivel de impacto en las personas de todo el mundo. Es realmente interesante reflexionar sobre como un individuo en la actualidad, puede participar de manera activa en un proceso tan multifacético, y en muchos casos, ni siquiera darse cuenta.

Muchos de los objetos que este utiliza de manera cotidiana, son el resultado final de una CGV. Resulta intrigante la reflexión de que estas conforman un proceso integrador, que unifica a distintas personas del mundo en una especie de “aldea global” donde la distancia ya no representa un obstáculo inquebrantable para el establecimiento de relaciones comerciales.

Las CGV, siendo a la vez causa y efecto del fenómeno de la globalización, es un proceso que ha llegado para quedarse, con sus ventajas y desventajas. Sin embargo, estas últimas podrían verse disminuidas con la progresión del tiempo, con el refinamiento de nuevas tecnologías y, sobre todo, con esfuerzo humano aplicado de manera conjunta.

Referencias:

Calduch, R. (2000). Curso de Comercio Internacional. Madrid: Universidad Complutense de Madrid.

De Sebastián, L. (2000). La globalización y el comercio internacional. Madrid: Instituto de Altos Estudios Universitarios.

Ferrando, A. (2013). Las Cadenas Globales de Valor y la medición del comercio internacional en valor agregado. Buenos Aires: Instituto de Estrategia Internacional de la Cámara de Exportadores de la República Argentina.

Huesca, C. (2012). Comercio Internacional. México DF: Red Tercer Milenio.

Krajewiski, L. Ritzman, L. Malhotra & Manoj K. (2008). Administración de Operaciones, Procesos y Cadenas de Valor. México D.F.: Editorial Pearson Educación.

Roldán, P. (2017). Cadena global de valor. Consultado el 1 de mayo de 2021, de Economipedia.com. Sitio web: https://economipedia.com/definiciones/cadena-global-valor.html

Sampa, G. (2009). El Arbitraje Internacional. Cuestiones de actualidad. Barcelona: JM Bosch Editor.

Lic. Edgar Pereira Marín

Octubre 2.021

 

Other News