Buenos Aires, Sabado, 27 de Noviembre
2 octubre, 2021 11:06 Imprimir

UNCTAD – Las desigualdades amenazan una brecha más amplia a medida que aumentan los flujos de datos de la economía digital

 

Los grandes desequilibrios de poder acechan a la creciente economía digital a medida que las principales plataformas refuerzan sus posiciones en la cadena de valor global de datos.

La economía digital impulsada por los datos está en auge. Estimaciones recientes muestran que el tráfico global del protocolo de internet (IP), un proxy de los flujos de datos, se triplicará con creces entre 2017 y 2022, según el Informe de Economía Digital 2021 de la UNCTAD publicado el 29 de septiembre.

La pandemia de COVID-19 ha aumentado notablemente el tráfico de internet, ya que muchas actividades se han movido en línea. El ancho de banda global de internet aumentó un 35% en 2020, en comparación con el 26% del año anterior, según el informe.

Una parte creciente de los flujos de datos está relacionada con las redes móviles. Con el creciente número de dispositivos móviles y dispositivos conectados a internet, se espera que el tráfico de datos por banda ancha móvil represente casi un tercio del volumen total de datos en 2026, indica el informe.

“Pero la economía digital impulsada por los datos se caracteriza por grandes desequilibrios y divisiones”, dijo la directora de tecnología y logística de la UNCTAD, Shamika N. Sirimanne. “A medida que crece la economía digital, una brecha relacionada con los datos agrava la brecha digital”.

Países en desarrollo en posiciones subordinadas

En esta nueva configuración, los países en desarrollo corren el riesgo de convertirse en meros proveedores de datos brutos para plataformas digitales globales, mientras tienen que pagar por la inteligencia digital obtenida a partir de sus datos, advierte el informe.

Solo el 20% de las personas en los países menos adelantados (PMA) utilizan internet, y cuando lo hacen, normalmente lo hacen a velocidades de descarga relativamente bajas y con un precio relativamente alto, según el informe.

Además, la velocidad media de la banda ancha móvil es aproximadamente tres veces mayor en los países desarrollados que en los PMA. Y mientras que hasta ocho de cada 10 usuarios de internet compran en línea en varios países desarrollados, solo menos de uno de cada 10 lo hace en muchos PMA.

El uso del ancho de banda internacional se concentra geográficamente a lo largo de dos rutas principales: América del Norte – Europa y América del Norte – China.

Los gigantes digitales refuerzan su dominio

Las plataformas digitales más grandes – Apple, Microsoft, Amazon, Alphabet (Google), Facebook, Tencent y Alibaba – están invirtiendo cada vez más en todas las partes de la cadena de valor global de datos, dice el informe.

Están invirtiendo en la recopilación de datos a través de servicios de plataforma orientados al usuario; transmisiones de datos a través de cables submarinos y satélites; almacenamiento de datos (centros de datos); y análisis, procesamiento y uso de datos, por ejemplo, mediante inteligencia artificial (IA).

Los tamaños, las ganancias, los valores de mercado y las posiciones dominantes de las plataformas se han fortalecido aún más durante la pandemia a medida que se acelera la digitalización.

Gracias al acceso privilegiado a los datos, los efectos de la red y las economías de escala y alcance, estas plataformas se han convertido en corporaciones digitales globales con alcance planetario; enorme poder financiero, de mercado y tecnológico; y control de grandes cantidades de datos sobre sus usuarios.

Según el informe, Amazon ha invertido unos $ 10 mil millones en banda ancha satelital.

Amazon, Apple, Facebook, Google y Microsoft fueron los principales compradores de nuevas empresas de inteligencia artificial entre 2016 y 2020.

Cuatro plataformas principales (Alibaba, Amazon, Google y Microsoft) representaron el 67% de los ingresos globales por servicios de infraestructura en la nube en el último trimestre de 2020.

Para 2022, se espera que la participación del gasto global en publicidad digital de las cinco principales plataformas digitales – Alibaba, Amazon, Facebook, Google y Tencent – supere el 73%, frente al 50% en 2015.

Se necesita un nuevo enfoque global de gobernanza de datos

A medida que los flujos de datos transfronterizos se vuelven cada vez más importantes en la economía digital, la UNCTAD ha pedido un nuevo enfoque para regularlos adecuadamente a nivel internacional.

Actualmente, las entidades que pueden extraer o recopilar datos están en una posición privilegiada para apropiarse de la mayor parte del valor.

“Se necesita un nuevo sistema internacional para regular los flujos de datos para que los beneficios asociados puedan distribuirse de manera más equitativa”, según Sirimanne.

Dijo que el mundo debería prestar la debida atención a las actuales brechas que caracterizan a la economía digital global no solo entre países, sino también entre gobiernos y empresas.

Torbjörn Fredriksson, quién dirige la rama de comercio electrónico y economía digital de la UNCTAD, dijo que “la escasez de habilidades apropiadas en los gobiernos puede resultar en una representación insuficiente de la experiencia técnica y analítica en los procesos de desarrollo de marcos legislativos y regulatorios.”

Dijo que esto, a su vez, obstaculiza la capacidad de los gobiernos para identificar las oportunidades que podrían brindar las tecnologías digitales y los riesgos y amenazas potenciales que podrían surgir, así como las formas de regularlos.

Según el informe, los países menos desarrollados también sufren la pérdida de sus mejores talentos frente a los países desarrollados y tienen una menor representación en el establecimiento de la discusión de políticas globales, lo que contribuye aún más a la creciente desigualdad global.

Si bien todos los países deberán asignar más recursos internos al desarrollo de sus capacidades para crear y capturar el valor de los datos a nivel nacional, dice el informe, muchos países en desarrollo pueden necesitar apoyo internacional debido a sus limitados recursos financieros, técnicos y de otro tipo.

Fuente: UNCTAD

 

Other News