Buenos Aires, Lunes, 25 de Octubre
12 julio, 2021 20:20 Imprimir

Después del COVID-19, construir resiliencia a las crisis y recuperar la confianza de los ciudadanos debería ser una prioridad para los gobiernos, dice la OCDE

 

 

La crisis del COVID-19 ha demostrado la capacidad de los gobiernos para responder a una gran crisis mundial con extraordinaria flexibilidad, innovación y determinación. Sin embargo, la evidencia emergente sugiere que se podría haber hecho mucho más por adelantado para reforzar la resiliencia y muchas acciones pueden haber socavado la confianza y la transparencia entre los gobiernos y sus ciudadanos, según un nuevo informe de la OCDE.

Government at a Glance 2021 dice que una de las mayores lecciones de la pandemia es que los gobiernos deberán responder a crisis futuras con rapidez y escala, al tiempo que salvaguardan la confianza y la transparencia. “De cara al futuro, debemos centrarnos simultáneamente en promover la recuperación económica y evitar el declive democrático”, dijo la Directora de Gobernanza Pública de la OCDE, Elsa Pilichowski. “Reforzar la democracia debería ser una de nuestras más altas prioridades”.

Los países han introducido miles de normativas de emergencia, a menudo de forma acelerada. Es inevitable cierto alivio de los estándares en una emergencia, pero debe tener un alcance y un tiempo limitados para evitar dañar las percepciones de los ciudadanos sobre la competencia, la apertura, la transparencia y la equidad del gobierno.

Los gobiernos deben redoblar sus esfuerzos en tres áreas para impulsar la confianza y la transparencia y reforzar la democracia:

Abordar la desinformación es clave. Incluso con un aumento en la confianza en el gobierno provocado por la pandemia en 2020, en promedio solo el 51% de las personas en los países de la OCDE para los que hay datos disponibles confiaban en su gobierno. Existe el riesgo de que algunas personas y grupos se estén disociando de los procesos democráticos tradicionales.

Es fundamental mejorar la representación y la participación de manera justa y transparente. Los gobiernos deben buscar promover la inclusión y la diversidad, apoyar la representación de los jóvenes, las mujeres y otros grupos subrepresentados en la vida pública y la consulta de políticas. El ajuste de las prácticas de consulta y participación podría mejorar la transparencia y la confianza en las instituciones públicas, dice el informe. Los gobiernos también deben nivelar el campo de juego en el cabildeo. Menos de la mitad de los países tienen requisitos de transparencia que cubren a la mayoría de los actores que participan regularmente en el cabildeo.

Se debe priorizar el fortalecimiento de la gobernanza para abordar los desafíos globales mientras se aprovecha el potencial de las nuevas tecnologías. En 2018, solo la mitad de los países de la OCDE tenían una institución gubernamental específica encargada de identificar crisis nuevas, imprevistas o complejas. Para estar en forma para el futuro y asegurar las bases de la democracia, los gobiernos deben estar preparados para actuar con rapidez y escala, al tiempo que salvaguardan la confianza y la transparencia.

Los gobiernos también deben aprender a gastar mejor, según Government at a Glance 2021 . Los países de la OCDE están brindando una gran cantidad de apoyo a los ciudadanos y las empresas durante esta crisis: las medidas en curso o anunciadas a marzo de 2021 representaron, aproximadamente, el 16,4% del PIB en gastos adicionales o ingresos no percibidos, y hasta el 10,5% del PIB por otros medios. Los gobiernos deberán revisar el gasto público para aumentar la eficiencia, garantizar que las prioridades de gasto coincidan con las necesidades de las personas y mejorar la calidad de los servicios públicos.

El informe, la séptima edición de la revisión bianual de la gobernanza pública de la OCDE, compara la OCDE y los países socios en áreas como las finanzas públicas, el empleo, el presupuesto, la digitalización y la prestación de servicios públicos. Los datos se pueden utilizar para comparar el desempeño de los gobiernos, rastrear los desarrollos nacionales e internacionales a lo largo del tiempo y monitorear el progreso de los gobiernos en la reforma del sector público. Lea el informe completo y las notas de los países .

Fuente: OCDE

 

Other News