Buenos Aires, Sabado, 19 de Junio
7 junio, 2021 21:10 Imprimir

Riesgo de desastres – ARISE – Un nuevo mecanismo global para el sector privado Argentino – Lic. Marcelo Rozas Garay

 

Hace un año, a través de @Mercojuris, planteábamos una iniciativa para que desde la sociedad civil y el sector empresarial contribuyéramos a la tarea de crear comunidades más resilientes a desastres, remarcando en ese entonces que no solo se gestiona el riesgo y se construyen comunidades resilientes desde el sector público, sino también desde el sector privado (“Las empresas y el riesgo de desastres, iniciativas desde la sociedad civil”, https://www.mercojuris.com/33982)

 

El proyecto denominado Alianza del Sector Privado para las Sociedades Resilientes a Desastres (ARISE por sus siglas en ingles) que lleva adelante la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR), destaca, entre otros aspectos, la importancia de movilizar al sector privado y convoca a compartir conocimientos y buenas prácticas que permitan implementar y ejecutar proyectos para alcanzar los objetivos del Marco de Sendai.

En 2020, un grupo de empresas, cámaras e instituciones privadas, tomando este desafío, crearon un mecanismo de diálogo con la intención de promover la inscripción a la iniciativa ARISE en Argentina, en apoyo al proceso que lleva adelante la Oficina Regional de UNDRR para las Américas y el Caribe. Hoy, luego de meses de dialogo y consensos, dimos un paso importante para convertir ese desafío en una incipiente realidad en desarrollo.

Integrarse a esta red internacional permite dar y recibir servicios, interactuar con pares empresariales, compartir conocimiento, obtener mayor visibilidad, integrarse a proyectos de un mercado regional y global, acceder a información sobre nuevas tendencias, cooperar con el sector público y los responsables de gestionar políticas públicas y, fundamentalmente, trabajar en estrecha colaboración con la ONU y su plataforma para el diálogo y nuevas oportunidades.

Ser miembro también implica comprometerse voluntariamente a apoyar la implementación del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015 – 2030, estar alineado con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el Acuerdo Climático de París, la Nueva Agenda Urbana y la Agenda para la Humanidad.

ARISE moviliza al sector privado a “crear sociedades resilientes al riesgo mediante la dinamización del sector privado en colaboración con el sector público y otras partes interesadas para lograr las metas del Marco de Sendai de una manera transparente e inclusiva y que genere un impacto local y medible” . Facilita al sector privado llevar a cabo inversiones informadas sobre el riesgo y participar en prácticas comerciales que desarrollen la capacidad de recuperación y eviten pérdidas económicas durante desastres.

El sector privado es un socio fundamental por sus inversiones comerciales sensibles al riesgo y por su condición de gran empleador con presencia en cada comunidad, lo que lo convierte en un actor trascendente para colaborar a cambiar el comportamiento de la sociedad en esta temática, fundamentalmente en el ámbito municipal y local.

Según la ONU, en 10 años, los desastres han impactado dramáticamente en las comunidades, el desarrollo global y la prosperidad: más de 1.5 mil millones de personas se vieron afectadas por pérdidas económicas totales de más de $ 1.3 billones.

Distintos informes aseguran que entre el 40-60% de las PYMES no se recupera o se recupera muy lentamente de un desastre, lo que representa un alto impacto negativo ya que representan más del 80% de cualquier economía nacional y están estrechamente vinculadas a las estructuras comunitarias. Esto nos indica porque las PYMES son fundamentales para construir resiliencia en sus comunidades.

CAME en Argentina, destaca que las pymes movilizan el 70% del empleo privado y que la pandemia generó cierres de establecimientos cercanos al 16%. También, que pese a que la producción rebotó 76,9% anual en abril 2020 contra abril 2021, si comparamos la producción de abril 2021 con la del mismo mes de 2019, resulta 17,1% inferior.

Nos enfrentamos a un panorama de riesgos simultáneos, interconectados y en cascada, donde el COVID 19 es solo una muestra, y en el que tanto los peligros naturales como los provocados por el hombre repercuten en todos los países, sistemas y sectores. El riesgo climático y de desastres se está convirtiendo rápidamente en riesgo financiero, lo que socava el desarrollo, la prosperidad económica y el crecimiento.

El “informe de riesgos globales 2021” publicado por el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en ingles), sostiene que “el coste humano y económico inmediato de la COVID-19 es severo y amenaza con dar marcha atrás a años de progreso en cuanto a la reducción de la pobreza y la desigualdad, debilitando aún más la cohesión social y la cooperación global”.

El mismo informe señala entre los riesgos de mayor PROBABILIDAD para los próximos 10 años al clima extremo, el fracaso de la acción climática y el daño ambiental provocado por el hombre.

Señala como los riesgos de mayor IMPACTO, a las enfermedades infecciosas en el primer lugar, seguidas por el fracaso de la acción climática y otros riesgos ambientales, así como la crisis de los medios de vida y la avería de la infraestructura de tecnologías de la Información.

Finalmente, entre las amenazas MÁS INMINENTES, aquellas de ocurrencia más probable en los próximos 2 años, incluye la crisis de empleo y de medios de vida, la desilusión generalizada de la juventud, la desigualdad digital, el estancamiento económico, los daños ambientales provocados por el hombre, la erosión de la cohesión social y los ataques terroristas.

Este panorama poco alentador, en lugar de paralizarnos, es el que debe movilizarnos para prevenir, promover acciones y políticas que tiendan a anular y a disminuir o al menos adaptarnos a los eventuales impactos negativos sobre nuestras comunidades.

UNDRR busca promover a través de ARISE una agenda post COVID-19, una discusión nueva sobre el rol de las empresas a la hora de contribuir a los resultados a nivel planetario y para 2021 / 2022, nos propone una agenda enfocada en 1) Apoyar la resiliencia de las pymes, 2) Promover las inversiones resilientes a través de la colaboración público/privada, 3) Integrar el sector del seguro en las políticas públicas, programas y proyectos de RRD y 4) Promover el desarrollo de infraestructura resiliente.

Invitamos a asesorarse y sumarse al proyecto ARISE Argentina a través de UNDRR.

 

Lic. Marcelo Rozas Garay

Ex Subsecretario de Reducción del Riesgo de Desastre.

Coordinador de Gestión del Riesgo Global en ILAPyC (Miembro ARISE)

mrozasgaray.grg@ilapyc.org

 

 

Exportaciones de vino, mayo 2021 14 junio, 2021 20:27

Exportaciones de vino, mayo 2021

Other News