Buenos Aires, Jueves, 23 de Septiembre
7 junio, 2021 21:09 Imprimir

La logística y los desafíos de las empresas chilenas – Mg. Angélica María Barría Díaz (desde Chile)

 

 

La Logística es reconocida como uno de los principales motores de desarrollo económico. Un mejor desempeño de ésta “beneficia la facilitación del comercio doméstico e internacional”, razón por la cual tiene una “enorme influencia en la eficiencia económica y competitiva de los sistemas productivos” de un país o región. La importancia de la actividad logística reside en que ésta es el enlace entre las materias primas, la producción y los mercados.

En un mercado global, el desafío es mover los bienes rápidamente, en forma confiable y barata. Los países que consigan hacer esto pueden lograr ventajas y posibilitar que sus empresas sean más competitivas. En este sentido, este Índice reconoce la importancia de una Logística eficiente para el comercio internacional. En efecto, se relaciona el desempeño logístico con la expansión de los negocios, la diversificación de las exportaciones, la capacidad para atraer inversiones extranjeras y el crecimiento de la economía.

No existen cambios en la regulación del intercambio comercial entre Chile y el resto de los países afectados, pero sí existen mayores precauciones en algunas fronteras, especialmente, en relación con certificados sanitarios. La promoción de exportaciones, permite la estabilidad de los mercados chilenos, generar oportunidades y alternativas sostenibles para las exportaciones, hasta lograr la regularización de la economía y los mercados.

De acuerdo con un informe entregado por el Banco Mundial, Chile está situado dentro de los 50 primeros países con Índice de desempeño Logístico, el cual ha sido evaluado calidad de infraestructura relacionada con el comercio y transporte, eficiencia en los procesos aduaneros, competitividad en los embarques internacionales, fiabilidad en las entregas, trazabilidad de la carga, competencia y calidad de los servicios logísticos.

El sector privado ha sido clave en el desarrollo de la logística en Chile, ya que han sido impulsores de nuevas tecnologías y sistemas de integración, permitiendo un buen funcionamiento en la cadena de suministro.Sin embargo, hay algunos puntos que nuestro país debe desarrollar como, por ejemplo: Mejorar la infraestructura física de puertos y aeropuertos, aumentar la fiabilidad de las entregas, incorporar la trazabilidad a los procesos logísticos, gestionar mejor los inventarios y sincronizar la logística de entrada con la salida, aumentando la velocidad en la cadena.

Este desarrollo requiere de esfuerzo compartido y la decisión del país por desarrollar estos puntos a largo plazo, en el cual tanto las políticas económicas como de transporte deben ser sustentables.

Es importante destacar que la pandemia aceleró un par de años varios de los procesos logísticos, debido a la gran demanda que existió a través del e-commerce, la capacidad de

las empresas en generar los flujos y stock y la necesidad de cumplir en tiempos con la última milla. Aún considerando el impacto que ha provocado la reducción del tráfico de contenedores, el sector logístico logró más notoriedad en los tiempos de pandemia; puesto que este sector que antes pasada desapercibido para el consumidor final, hoy ha logrado protagonismo y ha demostrado su capacidad de adaptación para cumplir con sus funciones.

Uno de los grandes desafíos post pandemia es la digitalización, seguir desarrollando avances tecnológicos para el transporte y una alta conciencia ambiental.

La logística enfrenta un gran reto, así como la industria están atravesando su cuarta revolución que consiste en la digitalización, creación de sistemas ciberfísicos y la omnicanal que consiste en la integración de los canales por donde se comunica el consumidor con la empresa ha representado todo un reto en el campo logístico debido a las exigencias que presenta como la personalización, entrega inmediata, uso de múltiples canales, etc. En este contexto “Los grandes desafíos son la automatización de almacenes y adopción de nuevas tecnologías,Rapidez en el envío y niveles de servicio más estrictos, Adaptarse a la geopolítica comercial internacional, Logística verde sostenibilidad y talento digital.”

Las empresas necesitan expertos que sepan operar bajo las nuevas tendencias del sector en aspectos como el diseño y gestión de cadenas de suministro complejas, el establecimiento de relaciones de comakership (asociaciones para la ampliación de las relaciones entre proveedor-comprador), la sostenibilidad medioambiental, la gestión de la logística inversa, la incorporación de nuevas tecnologías a los procesos logísticos, el desarrollo de servicios y soluciones integrales para el comercio.

El crecimiento exponencial del comercio online a nivel mundial promueve la aceleración de una de las tendencias que está cambiando el mundo empresarial en todos los sectores: la digitalización a través de la cadena de valor. Tecnologías como sensores, IoT, análisis de datos y robótica en aplicaciones especializadas, ya se aplican en el sector logístico. Por ejemplo, los vehículos autónomos y las tecnologías para el seguimiento telemático

La digitalización puede proporcionar datos en tiempo real en todos los aspectos necesarios para el desarrollo de las tareas (contenedores disponibles, tarifas, etc.), lo que permite agilizar y dar seguimiento a los procesos.

La automatización de la gestión de almacenes: Exceso de existencias, grandes volúmenes de diferentes tipos de mercancías y difícil acceso a información relevante y actualizada son las razones más comunes para buscar vías de modernización y automatización de la gestión de almacenes.

Ejemplo: El objetivo es transformar el almacén de no controlado a controlado, utilizando las tecnologías móviles para una comunicación holística, el IIoT (Internet de las Cosas Industrial), los gemelos digitales, AI, entre otras. Son tecnologías que permiten la gestión dinámica de procesos en el almacén, con la posibilidad de adaptarse inteligentemente a la demanda actual en función de una serie de criterios, como la ocupación de las posiciones de almacenamiento, la tasa de rotación de bienes o materiales, la estacionalidad, etc.

Basado en el análisis del Big Data, es posible producir patrones predictivos de los clientes, para configurar el inventario de productos, la maquinaria y los recursos humanos. La Inteligencia Artificial puede facilitar la gestión dinámica y operativa de los procesos de entrega de forma totalmente automatizada. Las redes neuronales creadas por la AI, permitirá la gestión predictiva, donde se podrán distinguir patrones relevantes para la anticipación en la preparación de la entrega. Una alternativa muy atractiva para la solución y aceleración ante los retos del Last Mile Delivery.

Podemos concluir que la digitalización ha generado grandes cambios en la logística del mundo, las nuevas tecnologías se están convirtiendo rápidamente en herramientas insustituibles para la necesaria transformación de la cadena de suministro. Las nuevas tecnologías son fundamentales para optimizar las capacidades, reforzar el rendimiento y mejorar la calidad al tiempo que garantizan la eficiencia de la cadena de suministro lo que impulsará a una competitividad empresarial y por ende la reactivación económica de nuestro país.

Mg. Angélica María Barría Díaz

Junio 2.021

Directora de la Asociación de Profesionales en Logística A.G – directora del Foro Iberoamericano de Logística – Académica Universidad San Sebastián, Facultad de Ingeniería y Tecnología. – Máster en Dirección y Administración de Empresas, EEN, España – Diplomado of Training and Assesment, Box Hill, Australia – Diplomado Gestión Operativa del Comercio Exterior mención Tramitación Aduanera, Universidad Mayor.

 

Other News