Buenos Aires, Sabado, 25 de Septiembre
5 abril, 2021 20:04 Imprimir

¡Y el Mercosur cumplió 30 años! – Mgter. Gustavo Fadda

 

 

Situación actual

-       El 26 de marzo pasado, en conmemoración de los 30 años del bloque y con la presidencia Pro tempore de Argentina, se llevó a cabo la Cumbre del Mercosur, en dónde el presidente argentino, Alberto Fernández se convirtió en el blanco de duros reproches por parte de sus pares de Brasil, Uruguay y Paraguay, quienes le advirtieron que las “Reglas del consenso” no pueden ser transformadas en una herramienta de veto o freno permanente, “Reclamando flexibilidad” para ampliar los Acuerdos Regionales con otros países fuera del bloque, expresó Bolsonaro, presidente de Brasil.

-       Por su parte, el uruguayo Lacalle Pou se acopló tanto a los reclamos por la falta de definición dentro del bloque como a los reclamos para “flexibilizar” el Mercosur.” “El Mercosur no debe ser un lastre”. “No estamos dispuestos a que sea un corsé en el cual nuestro país no se pueda mover y por eso hemos hablado con todos los presidentes de la flexibilización”, subrayó.

Ahora bien, ¿por qué expresaron eso?

Porque el principio de Flexibilidad está escrito en el propio Tratado de Asunción de 1991, que da origen al bloque comercial.

-       El brasileño prosiguió diciendo que “Brasil desea contar con el apoyo de los demás miembros del bloque”, para seguir ampliando la red de Negociaciones Comerciales Extrarregionales para lograr la rápida retomada de crecimiento e impulsar un nuevo círculo virtuoso del Mercosur.

¿Cuál es el motivo que los lleva a expresar tal pedido?

En el mundo ya son 310 los acuerdos vigentes y acreditados ante la Organización Mundial de Comercio.

El 50 % del Comercio Global se da entre los países que forman parte de estos acuerdos.

El Mercosur está bastante aislado del mundo, ya que solo tiene Acuerdos de Libre Comercio y de Preferencia Arancelaria con el 10,3 % del PBI Mundial.

En efecto tiene libre comercio entre los países del Mercosur por un 3,2 %, con los países de ALADI 2,8 %, Israel 0,4 % y Egipto 0,4 %, y por el lado de los acuerdos preferenciales con India un 3 % y el bloque SACU por 0,4 %, que son los países de la Comunidad del Sur del Continente Africano.

Si comparamos dentro de la propia Latinoamérica, los países que integran el bloque denominado Alianza del Pacífico, veremos que Chile tiene celebrado 25 Acuerdos de Libre Comercio, Colombia 13, México 20 y Perú otros 20.

Mientras las empresas Chilenas, Colombianas, Mexicanas y Peruanas acceden a más de 64, 62, 53 y 52 mercados respectivamente, con aranceles reducidos por Acuerdos Comerciales Internacionales, las empresas de los países del MCS acceden solo a 11 Mercados con aranceles reducidos por Preferencias surgidas de negociaciones.

-       “Tenemos que avanzar en la negociación con otros bloques. Nosotros no estamos conformes, se quejó el presidente uruguayo. Se refirió también a los contactos que no prosperan y terminan en “frustraciones, manifestó Lacalle Pou.

-       El presidente uruguayo también se refirió especialmente a las conversaciones con la Unión Europea. “Allí tenemos una dificultad. Se ha trabajado durante muchísimos años y todavía falta camino por recorrer que hoy nos genera cierto escepticismo y tenemos que sincerar el proceso para ver si vamos a llegar a buen puerto”, demandó.

-       “Hay mercados con los cuales el Mercosur no ha hecho avances suficientes y estoy hablando de Asia, donde hay muchos productos nuestros que no compiten con igualdad de condiciones, agregó.

¿Cuál es la realidad del Mercosur en materia de negociaciones comerciales actuales?

El bloque mantiene negociaciones activas con siete contrapartes que comprenden 37 naciones, UE (27 países) que implica un 21,9 del PBI Global, EFTA (4 países) un 1,4 %, Canadá 2 %, Corea del Sur 1,9 %, Singapur 0,4 %, Nueva Zelanda 0,2 %, Marruecos y Túnez 0,1 % del PBI Mundial respectivamente.

Adicionalmente, se mantienen contactos comerciales con Japón, Rusia, India, Asociación de Naciones del Sudeste Asiático y Unión Económica Euro Asiática, y se registran unos primeros diálogos exploratorios con Líbano, Vietnam e Indonesia.

De firmarse con la UE y EFTA, Mercosur pasaría a estar integrado en el 30,1% del PBI mundial en Acuerdos de Libre Comercio, más un 3,4 % de los Acuerdos de Preferencia que ya tiene vigentes, estaríamos hablando de un 33,5 % de integración al PBI Mundial.

Ahora bien, si se concretaran las negociaciones en curso que se mantienen, se agregarían un 4,3 % más de integración comercial, con lo cual en una década a más tardar, Mercosur y por ende Argentina pasarían a estar integrados con la Economía mundial en un porcentaje equivalente al 38,3%.

-       Otro reclamo del presidente brasileño a Fernández, es que está a favor de la modificación de las tasas de aranceles como parte de las acciones tendientes a ampliar el comercio.

Desde el inicio del siglo XXI, el Regionalismo y la conformación de bloques comerciales, consolidaron la base del comercio internacional porque han reducido el arancel promedio mundial en frontera desde 15,5% a 5,5% actual, profundizando día a día el encadenamiento productivo transnacional entre socios.

75 % de lo que se comercializa mundialmente entre los países ocurre dentro de las cadenas globales de valor.

La economía del bloque y por lo tanto de Argentina, está amparada por un Mercosur con un elevado arancel externo, cuya alícuota se ubica entre un 11 y 12 %. que es más del doble del arancel promedio mundial.

El acceso a mercados externos de las empresas de los países que integran Mercosur, está gravado con altos costos en frontera (muy por encima que el promedio mundial) por la escasa cantidad de acuerdos de apertura reciproca vigentes con los que contamos.

Mercosur, es uno de los bloques que mayor arancel de ingreso paga en terceros mercados:

Si analizamos a Argentina veremos que exporta 3.400 productos a 182 países, pero solo 30% del total exportado ingresa en mercados con preferencias porque es uno de los países con menor cantidad de acuerdos de apertura reciproca vigentes en el planeta.

A su vez, grava a las importaciones (4.100 productos desde 185 países) con una alta tasa arancelaria (casi 12%) solo superada por 10 otros países en todo el mundo.

-       “Tenemos que ser parte de la Cuarta Revolución Industrial, para eso debemos redoblar esfuerzos en las negociaciones externas, queremos celeridad y resultados significativos”, exigió Bolsonaro.

-       “Concentramos nuestros trabajos en atraer inversiones extranjeras que puedan generar empleo y rentas. Deseamos que nuestras economías puedan participar aún mas de las cadenas regionales y mundiales de valor, en especial en este momento, cuando necesitamos superar con urgencia los grandes daños ocasionados por la pandemia”, insistió.

Una consecuencia es nuestra modesta participación en los flujos de inversión internacional directa.

Mercosur es el que menores exportaciones en relación con su producto bruto genera: menos de 15%, contra un promedio mundial de más de 30% y con casos sobresalientes como Asean (51,1%), Unión Europea (51%), Liga Árabe (45%) o Alianza del Pacifico (33%).

Conclusión.

Es imperioso para el bloque incentivar una mayor tasa de inversión y elevar la internacionalidad, para lo cual se debe reperfilar el mapa, aprovechando más algunos mercados emergentes que nos van siendo más relevantes (como India o Vietnam) e ingresar en mercados no aprovechados en los que buenos negocios son posibles.

Para esta inserción externa es requisito reducir obstáculos en frontera, es decir aranceles de ingreso en terceros mercados y aranceles propios para el acceso a bienes de capital, tecnología e insumos.

Mgter Gustavo Fadda

Docente Universitario de Grado y Posgrado.

Especialista en Comercio Exterior

Abril 2.021

 

 

Other News