Buenos Aires, Domingo, 25 de Julio
29 marzo, 2021 20:34 Imprimir

La CAC manifestó su preocupación por las demoras en la aprobación de licencias de importación

 

 

A través de una carta dirigida a autoridades nacionales, la Entidad expresó que esos retrasos perjudican a la actividad económica y pidió una pronta solución.

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) manifestó su preocupación por las demoras en la aprobación de licencias de importación, que retrasan y perjudican la operatoria de las empresas. Lo hizo a través de una carta dirigida al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; al secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale; y al subsecretario de Política y Gestión Comercial, Alejandro Barrios.

En la nota, la CAC señala que la limitación en las compras externas es un problema reportado por asociados de todo el país, incluso por quienes realizaron operaciones de importación por debajo de las proyecciones oportunamente presentadas. Asimismo, la misiva sostiene que “en nuestro país –como ocurre en buena parte del mundo– prácticamente la totalidad de las actividades económicas (agropecuarias, industriales, comerciales y de servicios) dependen en algún grado de las compras externas (de bienes finales, insumos, bienes de capital, etc.) para operar con normalidad. Es por ello que las marcadas restricciones a las importaciones generan notorios perjuicios, tanto a las empresas directamente afectadas como a otras firmas vinculadas a aquellas por ser proveedores o clientes”.

“La falta de aprobación de las licencias de importación se traduce en escasez de insumos para la producción nacional, desabastecimiento e incumplimiento de contratos, dado que muchos de los bienes que se ven afectados por las trabas carecen de sustitutos nacionales de iguales características (o bien los productores locales no están en condiciones de generar un volumen de abastecimiento suficiente). Asimismo, cabe recordar que esto se da en un contexto económico con múltiples dificultades adicionales, como ser las derivadas de la pandemia de coronavirus y de una recesión de casi tres años, lo que potencia los efectos adversos sobre las firmas”, agrega.

“Desde la CAC comprendemos las motivaciones que han llevado al Gobierno Nacional a implementar un esquema de administración del comercio exterior, en un contexto de faltantes de divisas y marcada presión sobre las reservas del Banco Central. Pero debemos advertir que, de no mediar prontas correcciones en materia de restricciones a las importaciones, corre serio riesgo la continuidad de numerosas empresas, o, cuanto menos, existe una importante probabilidad de que parte de ellas se vean forzadas a reducir su nivel de operaciones, con los consiguientes perjuicios sobre la mano de obra empleada y la recaudación tributaria, entre otras variables”, concluye la carta, antes de abogar por una pronta solución que revierta el escenario descripto.

 

Other News