Buenos Aires, Sabado, 25 de Septiembre
22 febrero, 2021 16:50 Imprimir

OCDE – El transporte marítimo es la ruta principal para los falsificadores

 

Más de la mitad del valor total de las mercancías falsificadas incautadas en todo el mundo se envían por mar, según un nuevo informe de la OCDE-EUIPO.

El uso indebido del transporte marítimo en contenedores en el comercio mundial de falsificaciones dice que el transporte marítimo representa más del 80% del volumen de mercancías comercializadas entre países y más del 70% del valor total del comercio.

Los buques portacontenedores transportaron el 56% del valor total de las falsificaciones incautadas en 2016. La República Popular de China fue la mayor economía de procedencia para los envíos de contenedores, representando el 79% del valor total de los contenedores marítimos que contenían falsificaciones e incautados en todo el mundo. La India, Malasia, México, Singapur, Tailandia, Turquía y los Emiratos Árabes Unidos también se encuentran entre las principales economías de procedencia de productos falsificados y pirateados comercializados en todo el mundo.

Entre 2014 y 2016, el 82% del valor incautado de perfumes y cosméticos falsificados por las autoridades aduaneras de todo el mundo, el 81% del valor del calzado falso y el 73% del valor de las incautaciones aduaneras de productos alimenticios y juguetes y juegos falsificados correspondió a envíos marítimos. Un análisis adicional mostró que más de la mitad de los contenedores transportados en 2016 por barcos de economías conocidas por ser las principales fuentes de falsificaciones ingresaron a la Unión Europea a través de Alemania, los Países Bajos y el Reino Unido. También hay algunos países de la UE, como Bulgaria, Croacia, Grecia y Rumanía, con volúmenes relativamente bajos de comercio de contenedores en general, pero con un alto nivel de importaciones de economías intensivas en falsificaciones.

Para combatir el comercio ilícito, se han adaptado varios métodos de evaluación de riesgos y selección de objetivos para el transporte marítimo en contenedores, en particular para hacer cumplir el comercio ilícito de estupefacientes y mercancías peligrosas y prohibidas. Pero el análisis revela que el comercio ilícito de falsificaciones no ha sido una alta prioridad para la aplicación de la ley, ya que los envíos de falsificaciones se perciben comúnmente como “infracciones comerciales” más que como actividades delictivas. En consecuencia, es posible que los esfuerzos de cumplimiento existentes no se adapten adecuadamente para responder a este riesgo, según el informe. Se requieren soluciones de gobernanza adaptadas y flexibles para fortalecer la evaluación de riesgos y los métodos de selección contra las falsificaciones.

Además de infringir las marcas comerciales y los derechos de autor, los productos falsificados y pirateados conllevan riesgos para la salud y la seguridad, el mal funcionamiento de los productos y la pérdida de ingresos para las empresas y los gobiernos. El trabajo anterior de la OCDE y la EUIPO ha demostrado que las importaciones de productos falsificados y pirateados ascendieron a 509.000 millones de dólares en 2016, o alrededor del 3,3% del comercio mundial.

OCDE

 

Other News