Buenos Aires, Lunes, 1 de Marzo
8 febrero, 2021 19:49 Imprimir

OCDE – Las restricciones al comercio de servicios aumentaron en 2020, lo que agravó el impacto económico de COVID-19

 

El entorno regulatorio mundial para el comercio de servicios se volvió más restrictivo en 2020, con nuevas barreras que agravaron el impacto de la pandemia de COVID-19 en los exportadores, según un nuevo informe de la OCDE.

Índice de restricción del comercio de servicios de la OCDE (STRI): las tendencias de las políticas hasta 2021 muestran un ritmo creciente en la construcción de nuevas barreras al comercio de servicios en todos los sectores principales. Nuevas restricciones están afectando a los servicios comercializados a través de una serie de establecimientos comerciales, en sectores que incluyen servicios informáticos, banca comercial y radiodifusión. El comercio mundial de servicios cayó un 24% en el tercer trimestre de 2020 en comparación con el año anterior, un pequeño repunte desde la caída interanual del 30% registrada en el segundo trimestre.

Si bien la tendencia general fue hacia una mayor restricción, los gobiernos de todo el mundo redujeron las barreras al comercio digital transfronterizo en 2020, como parte de la respuesta política general a la pandemia de COVID-19. Se emitieron más medidas de facilitación para el comercio digital que en años anteriores, ayudando al trabajo remoto y las operaciones comerciales en línea.

“Hemos experimentado un cambio importante en el comercio durante la pandemia”, dijo el secretario general de la OCDE, Angel Gurría. “El transporte y los viajes se han derrumbado, pero el comercio entregado digitalmente y los servicios habilitantes como las telecomunicaciones han contribuido a la resiliencia de nuestras economías. El levantamiento de las restricciones al comercio de servicios será fundamental a medida que los gobiernos busquen poner a la economía mundial en el camino hacia una recuperación sólida, inclusiva y sostenible ”.

El informe, que cubre las regulaciones del comercio de servicios en 48 países, que representan más del 80% de las exportaciones mundiales de servicios, identifica a los mejores en términos de mejores prácticas regulatorias, incluidos la República Checa, Letonia, los Países Bajos, Japón, Lituania y el Reino Unido. También destaca los recientes esfuerzos de reforma en Brasil, China, Islandia, Indonesia y Kazajstán.

La acción nacional y colectiva para aliviar las barreras al comercio de servicios puede reducir los costos comerciales para las empresas que brindan servicios a través de las fronteras. En promedio, en todos los sectores y países, los costos del comercio de servicios podrían disminuir en más del 15% después de 3-5 años si los países pudieran cerrar la mitad de las brechas regulatorias con los mejores resultados. Una agenda de comercio de servicios ambiciosa, que incluya nuevos compromisos de acceso al mercado de servicios en acuerdos integrales de comercio e inversión, puede impulsar tales ganancias, según el informe.

 

 

 

Other News