Buenos Aires, Martes, 1 de Diciembre
16 noviembre, 2020 23:03 Imprimir

Uruguay vuelve a exportar cal a central termoeléctrica de Candiota, Brasil

 

 

La empresa subsidiaria de Ancap Cementos del Plata firmó un contrato por cuatro años para abastecer a la empresa brasileña que gestiona la central energética de Candiota, por 400 millones de dólares, informó el titular del ente, Alejandro Stipanicic, a Comunicación Presidencial. Con esta licitación ganada, la planta de cal de Treinta y Tres retuvo a su principal cliente y retomará la actividad.

Tras una década de relación comercial, en junio finalizó el contrato con la empresa brasileña CGT Electrosul, que, por este motivo, abrió una licitación para abastecer a la central de Candiota durante los próximos cuatro años, relató el presidente de Ancap. Este proceso ponía en riesgo la viabilidad de Cementos del Plata, porque podía perder a su principal cliente y, en consecuencia, cerrar la planta, añadió Stipanicic.

La central termoeléctrica brasileña se encuentra a 40 kilómetros de la frontera con Cerro Largo, Uruguay. La planta de cal de Cementos del Plata está ubicada en el kilómetro 23 de la ruta nacional 98, en el paraje Cerro Méndez, del departamento de Treinta y Tres.

El trabajo articulado entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y del Ministerio de Industria con los funcionarios de Ancap (técnicos, asesores jurídicos y la gerencia general) permitió un trámite licitatorio exitoso para el ente uruguayo y, actualmente, se aguarda el restablecimiento de las operaciones de la planta de cal, que estuvo cerrada por mantenimiento, precisó el jerarca.

Para retener al cliente internacional, Ancap compitió con firmas brasileñas prestigiosas, incluidas las empresas ubicadas en el estado de Minas Gerais, contextualizó. El tipo de cambio y la evolución de la moneda en Uruguay dejaron a la empresa estatal en posición de desventaja, por lo cual se ajustaron los costos, dijo Stipanicic.

Precisó que los ajustes incluyeron la licitación de los fletes a Candiota, lo que implicó un ahorro de 1,8 millones de dólares por año, así como un segundo proveedor de fletes para diversificar y transparentar al máximo la oferta en este rubro.

Para poder retener al cliente, en un contexto más desfavorable por la diferencia cambiaria, y así acceder al nuevo contrato, un 20% menor en ingresos que la licitación anterior, Ancap tuvo que buscar ahorros como el citado en los fletes, y deberá orientarse a la búsqueda permanente de la eficiencia, para hacer el negocio sustentable en un marco más desafiante.

En suma, las actuales gestiones han posibilitado que la empresa mantuviera las fuentes laborales para una zona del país que depende de la planta de cal ubicada en Treinta y Tres, concluyó Stipanicic.

Fuente: Gob Uruguay

 

Other News