Buenos Aires, Domingo, 29 de Noviembre
28 septiembre, 2020 23:15 Imprimir

Situación del Sector Exportador – Mg. Gustavo Fadda

 

 

Argentina de los 136 sectores económicos que posee, 132 exportan, y existe en el mundo una excelente imagen de la Agroindustria Argentina.

Sin embargo, producimos solamente el 0,8 % del PBI mundial y exportamos en el año 2019 por 65.515 millones de dólares, participando con el 0,34 % de las exportaciones mundiales de Bienes y ocupando el puesto N°47 en el ranking mundial de países exportadores.

Por otro lado, exportamos por 14.100 millones de dólares de Servicios y Propiedad Intelectual, participando con el 0,28 % en las exportaciones globales de Intangibles y ubicado en el puesto 54 del ranking mundial de países exportadores.

Podemos afirmar y sin lugar a equivocarnos, que nuestro país es una potencia Agroalimentaria, mal que les pese a muchos países, produciendo alimentos para 400 millones de personas pero que potencialmente puede hacerlo para 1.000 millones de personas, motivo más que suficiente para que Argentina siga perteneciendo a la mesa chica de gobernabilidad mundial conocida con el nombre de G20.

En este sentido, el país tiene claramente identificado un gran perfil internacional, y es la de ser un gran exportador de Bienes de Origen Agropecuario y de productos Alimenticios, con una participación mundial del 2,6 % en dicho sector y ubicándose en el puesto N°8 del ranking mundial de países exportadores, y por ende la estrategia comercial debería fortalecerse por ese lado.

Por otro lado, el 3° rubro Exportador en el año 2019 y por valores de 6.257 Millones de dólares, fueron los Intangibles, identificados con el nombre de Servicios Basados en el Conocimiento, ubicando dentro de esta categoría a servicios que utilizan tecnología y/o capital humano calificado para aplicarla.

Así tenemos Servicios empresariales, profesionales y técnicos, también Software y servicios de informática, Servicios personales, Audiovisuales y otros SPCR como Salud, Educación. Por último citamos los Cargos por uso de Derechos de propiedad intelectual, Patentes, marcas registradas, derechos de autor, procesos y diseños industriales y los que provienen de I+D o marketing.

Argentina ocupa el puesto 24 en el Ranking Mundial de países exportadores, constituyendo EE.UU. y Europa, sus principales destinos.

Según el INDEC, este sector emplea 437.000 empleados, con 120.000 Profesionales trabajando en Exportaciones, es decir 1 de cada 4 profesionales trabajando en el desarrollo de exportaciones.

La gran oportunidad que se presenta para nuestro país es la de expandir la cuota de participación a nivel mundial, potenciando las ventajas competitivas con las que se cuenta, de aumentar significativamente la inversión directa, las exportaciones, los recursos económicos fiscales, impulsar el desarrollo y la transferencia de tecnología y conocimiento, crear puestos laborales de calidad y penetrar nuevos mercados altamente demandantes, ya que ha demostrado de sobra que cuenta con la calidad de los talentos y la infraestructura tecnológica para hacerlo.

¿Qué se hace desde el Gobierno para aumentar las Exportaciones?

El gobierno de Mauricio Macri buscó incrementar las exportaciones incorporando nuevas empresas, para lo cual se buscó recuperar a más de 5.000 empresas que alguna vez en el pasado exportaron.

También impulsó nuevas herramientas como ser el Régimen de Exporta Simple, y que luego de 3 años de existencia, necesita de manera urgente una modificación, perfeccionándolo, para que sea auténticamente federal e incluyente, y de esa manera se obtendrán seguramente nuevos exportadores y por ende mayores exportaciones.

Por último y para dotar de competitividad a las Exportaciones de Servicios Basados en el Conocimiento, en el 2019 se impulsó y aprobó la Ley N°27.506, conocida como la Ley de Economía del Conocimiento, reglamentada por Decreto N°708/2109 y entró en funcionamiento en enero de este año 2020, con mayores beneficios fiscales a las exportadoras como ser estabilidad fiscal, alícuota reducida del impuesto a las ganancias del 15 %, y la posibilidad de tomar como pago a cuenta lo retenido por impuesto a las rentas, ganancias o impuesto equivalente en el país de destino. También un menor costo laboral con una reducción del 70 % de aportes patronales, y con perfeccionamiento de beneficios, que se mantienen hasta el año 2029.

Los resultados esperados serán la duplicación de empleos ya que se generarían 230.000 nuevos empleos directos y 200.000 bajo la modalidad free lance, tratándose de empleos basados en la innovación y calidad, logrando un desarrollo sostenible de la economía, y llegando a tener una mayor participación en el comercio mundial que sería del orden del 1 %.

Sin embargo, por medio de la Resolución 30/20202, fundamentada en incompatibilidades burocráticas, el gobierno de Alberto Fernández suspende la vigencia de dicha ley a los 20 días de estar vigente, y manda un nuevo proyecto de ley al Congreso de la Nación, para introducir mejoras y modificar dicha ley, con efectos retroactivos al 1° de Enero.

Han pasado 9 meses y todavía sigue en tratamiento parlamentario en el Senado, con lo cual hemos perdido 1 año, y todo potenciado en este contexto de Pandemia por el COVID – 19 en donde a nivel global y también en Argentina, el Sector Servicios y por ende su comercio internacional, es el más afectado en esta crisis mundial.

Ahora y de manera reciente, el gobierno crea el Consejo Federal de Relaciones Exteriores y Comercio Internacional, donde las provincias tengan protagonismo y sean parte de las estrategias de promoción del comercio exterior que lleva adelante la Cancillería, y cuyo objetivo es llevar las exportaciones a 100.000 millones de dólares, objetivo muy ambicioso en la actual situación mundial y en particular la de Argentina.

Competitividad.

Yendo más a fondo, el problema que más aqueja a las Pymes exportadoras es la pérdida de competitividad, resaltando que las causas más importantes son la mayor Presión Fiscal y el Costo del Financiamiento, según un estudio de la Cámara de Comercio Exterior de Córdoba (Cacec 2018).

Como observamos el problema es la falta de competitividad sistémica que arrastra nuestro país, incluyendo dentro de la misma, a la cuestión cambiaria como ser el cepo y desdoblamiento cambiario, la inestabilidad política, inseguridad jurídica, debilidad del sistema financiero, falta de inversiones, excesivo gasto público y los problemas de infraestructura.

Exportaciones a futuro.

El desarrollo exportador sólo puede darse en el marco de un horizonte temporal de mediano y largo plazo. No puede exportarse de la noche a la mañana, como tampoco es de esperar que las empresas realicen una fuerte apuesta a la exportación en el muy corto plazo. La evidencia es irrefutable, marchas y contramarchas de la política económica, fuerte volatilidad, inseguridad jurídica, forman parte de la tradición de los últimos años.

Por lo tanto, debido al marco incierto que la política económica tiene para ofrecer en el mediano y largo plazo, requisito indispensable para emprender acciones vinculadas al comercio internacional, el aumento de las exportaciones no será muy significativo.

No obstante, el mundo nos sigue dando oportunidades, ya que la tendencia a la intangibilización y tecnologización de la producción de la economía mundial nos espera con los brazos abiertos. Solo depende de la propia Argentina.

 

Mg. Gustavo Fadda

turcofadda@gmail.com

Septiembre 2.020

 

Lic. en Administración y Magister en Relaciones Internacionales – UNCBA.  Ex – Becario de la OEA y del Gobierno de España. Ex Sub Director General de Operaciones Aduaneras Metropolitanas – DGA – AFIP. Docente Universitario de Grado y Posgrado. Especialista en Comercio Exterior

 

 

UIA realiza evento 23 noviembre, 2020 23:10

UIA realiza evento

Other News