Buenos Aires, Domingo, 12 de Julio
26 mayo, 2020 0:52 Imprimir

La aviación comercial argentina pos pandemia – Por Dr. Manuel Alberto Gamboa

 

 

“…Para el turismo, en términos de demanda, ya veníamos de otra “pandemia” propia argentina, si observamos que entre enero y febrero de este año,  sea por el motivo que sea, como el dólar solidario y la situación económica Argentina,  estábamos %30 abajo con relación al enero y febrero del 2019. Luego con la cuarentena – para combatir la pandemia del COVID 19 – este mismo marzo y abril caímos otro %50 por cien más de pasajeros con relación al mismo mes del año anterior…” según los manifestado por el Profesor Dr. Juan Carlos Chervatín, economista en una charla virtual, posteado en Faceboook, el pasado jueves 21 de mayo en CHARCOMEX, patrocinado por la Cámara Argentina de Comercio Exterior”.

Estas categóricas palabras, expresado por un economista reconocido por su trayectoria profesional, que además es un empresario mayorista de turismo  nacional e  internacional, nos llama la reflexión donde estamos, del segundo subsuelo pasamos a cinco pisos más abajo. Es una situación por todos conocidas, para que la Administración pida a los empresarios un diagnóstico, pero antes que ellos se pronuncien, resuelve que nadie volará hasta septiembre en el cabotaje y más adelante en lo internacional.

Según pronóstico en meses más o menos estaríamos terminando las distintas fases. Por lo tanto es necesario que debamos pensar que aviación comercial quedará en el futuro inmediato argentino. Inserta en este concierto mundial, muy convulsionado y reducido. Consideramos que tendríamos que tener diseñado el rol que deberá asumir con la posición geográfica argentina en el mercado internacional de largo recorrido – hacia EEUU o Europa-, como destino regional y de los países limítrofes. Pero siempre haciendo base en  nuestro mercado interno, el cual no es nada despreciable, es muy demandante para la comunidad e intereses nacionales.

Debemos reinstalar un sistema autónomo aeronáutico de transporte.

Creo que en ese aspecto, como dijimos en el nuestras entregas anteriores, no será sencillo ni fácil. Toda la comunidad aeronáutica está preocupada por el día de la apertura.

Podemos criticar la medida de ANAC, desde varias perspectivas: por lo inédita ( nunca se llevó a cabo semejante cosa) arbitraria e inconsulta, resulta una decisión  impuesta, porque no fue debatida, ni consultada, ni preguntada a los protagonista de la industria es decir a las empresas aéreas, a los empresarios del turismo (quienes  tienen miles de fuentes de trabajo, la actividad turística aporta el %7 al PBI nacional) Ni a los talleres aeronáuticos, a las escuelas de vuelos, a los gremios de trabajadores del sector, a las gobernaciones provinciales donde sirve el transporte aéreo regular y no regular, a las ligas de consumidores o pasajeros, los usuarios en general.

Fue adoptada en total soledad, seguramente siguiendo instrucciones del superior. Tengamos en cuenta que un Decreto presidencial anterior ya había prohibido la actividad del transporte en general. Pero se seguían vendiendo pasajes, irresponsablemente sin ningún fundamento ni autorización, esto vino a poner un tope a posibles situaciones engorrosas de los pasajeros y usuarios en general.

Sin embargo, a pesar de esta crítica inicial, desde nuestra perspectiva la consideramos – humildemente – que fue necesaria y oportuna la definición y decisión. Los que estuvimos en la ejecución de la función pública conocemos,  que se produce situaciones violentas, cuando inescrupulosos empresarios salen al ruedo vendiendo o proyectando actividades o viajes sin ningún tipo de autorización, creando luego presión a las autoridades para su aprobación.

En otro aspecto muy importante, el Estado, es propietario de una empresa que detecta la mayor participación en el porcentaje de los vuelos de cabotaje, además que participa en el treinta por cien del mercado internacional, ese mismo Estado, por lo tanto, debe garantizar su supervivencia y sustentabilidad. Pero cuando reanude los vuelos se deben hacerlos con seguridad y rentabilidad.

La garantía se percibe, cada mes de salario cuando es pagando a los miles de trabajadores y los gastos con sus proveedores a la empresa estatal. También se ha instrumentado una colaboración a los salarios de las empresas de turismo, por el concepto de PYMES. Pero en algún momento todo el sistema debe salir a volar, reiteramos que lo debe hacer con eficiencia y rentabilidad en aras de la permanencia en el mercado, pero ir progresando  para no  depender  de las erogaciones púbicas.

Específicamente, en materia de aviación comercial, el Estado Nacional debe garantizar la operatividad de la totalidad del sistema. Porque deben subsistir las empresas oportunamente concesionadas que también tienen una importante participación en el mercado de cabotaje e internacional satisfaciendo una demanda,

Debe garantizar y controlar la oferta alternativa a los pasajeros, en rutas concurrentes, una suerte de competencia regulada, lo cual se produce un equilibrio en la oferta tarifaria. Evitar con ello, el monopolio pernicioso por AR o el abuso en la posición dominante como se da en forma manifiesta en aquellas escalas que la empresa estatal no tiene competencia (La Rioja, Catamarca, Formosa, Jujuy entre otras).

Con este objetivo, en busca de la eficiencia y la economicidad de costos, proyecta la fusión de Aerolíneas Argentinas con Austral, que son cuestiones de fondo pendientes  heredadas y soportadas,  que produce deformación en el desarrollo eficiente.

Además anunciaron, la autoridad empresaria y los gremios trabajarán en unidades de producción independiente en el rubro de la carga aérea y en el mantenimiento de las aeronaves, comunidades de negocio independientes.

Estos proyectos son de la protohistoria institucional que están proyectados de años en Aerolíneas Argentinas, cada vez que pasan por una crisis de cierre, pero lamentablemente nunca fueron llevados a cabo por distintos intereses interno o externo.

Por ejemplo, en el mercado de CARGA AÉREA, debemos reconocer la  especificidad y el profesionalismo que necesita la actividad. Hoy en plaza, existen empresas especializadas y eficientes, objetivos logrados luego de mejorar a través del tiempo con aciertos y errores. Algunas de estas empresas nacieron en la región, como LAN CARGO otras en el mercado europeo: KLM Cargo o Lufthansa Cargo, o de los EEUU. Hoy el sector está pasando por una primavera de producción y facturación, porque son las únicas aeronaves que vuelan con cierta regularidad en la región.

Tengamos presente que la denominación “cargo” no es solo una estampa o un logo en los fuselajes de los aviones, es realmente una actividad muy distinta al transporte de pasajeros en todos sus aspectos… lo único en común que tiene es el medio donde se desarrolla la actividad: el ESPACIO AEREO. Le deseamos a la empresa estatal  todos los éxitos ya que es un verdadero desafío.

De igual modo los talleres de mantenimiento, hoy las instalaciones son muy apropiadas, en este sector del mundo solo Brasil cuenta con talleres que fueron de la ex VARIG en Rio de Janeiro y Porto Alegre, instalaciones que fueron compradas por un consorcio internacional en mantenimiento. Se deberán adecuar la plantilla de trabajadores a esa competencia, vender fiabilidad y confianza es la clave.

Como dijimos en otra oportunidad, esto de iniciar con los vuelos, no será fácil. Aerolíneas paró el 90 por ciento de su flota como las demás empresas. No hay peor situación que la no operación o estacionarlos a la intemperie a estos tipos de aparatos, por más que mayormente se les hace un tratamiento de preservación. Pero es muy costoso.

Mencionamos a los efectos ilustrativos la paralización caprichosa,  desacertada, inconsulta del Tango 01 Boeing 757 de presidencia de la nación cuesta 280 mil dólares anuales solo mantenerlo estacionado. Este gobierno desea ponerlo en operación, están peleando un presupuesto entre ocho a diez millones de dólares.

Los BOEING MAX de Aerolíneas, están supervisados por el fabricante y mantenido en tierra ya hace un año. Cuestión de estos costos, serán materia de duras negociaciones.

Lamentablemente, el viernes 22/05 pasado, amanecimos con la noticia de un grave accidente en Karachi, de un Air Bus 320, matrícula AP-BLD, cumpliendo el vuelo PK8303- de Pakistán Internacional Airlines. Luego de un aterrizaje frustrado hizo un escape para intentar aterrizar en la pista 25 Izquierda, cuando se detuvieron ambos motores. No podemos adelantar ninguna causa probable, solo describimos que hubo una aparente primera aproximación, toco las coberturas de los motores en la pista con el tren de aterrizaje adentro, realizo un escape, e intento volver estrellándose en final corta.

Todo muy raro e inexplicable. Pero justamente esa empresa había reiniciado sus vuelos, luego de haberse levantado la cuarentena 48 horas antes. En honor a la seriedad, en meses tendremos el informe oficial y el verdadero conocimiento de la causa probable, si tuvo que ver el mantenimiento o la falta de entrenamiento de la tripulación o ambas cosas. Podemos adelantar que no es una empresa de las consideradas de lowcost sino de las denominadas legacy, como AR, LAN etc.

De esta crisis nadie se salva la misma, ni sale indemne. Así vemos a Lufthansa  recibiendo miles de millones de euros para no quebrar, al igual que Air France, BA/Iberia, etc.

Lo único que podemos llevar es esperanza; proyectar buenas expectativas, una vez iniciado las operaciones, escuchemos a  los mayoristas turísticos, según las tendencia de las reservas. Nos cuenta el mismo Dr. Chervatín que en su sistema observa primeramente se da por perdida la temporada de invierno sin los “brasiloches”, existirá inicialmente turismo nacional pero posteriormente, si se mantiene estas estadísticas de relativo éxito en nuestra cuarentena, el turismo se inclinará por lugares seguros desde lo sanitario. Comparativamente con el norte brasileño o el Cuzco de Perú, además favorecida por nuestra paridad cambiara -según ellos- haría más atractiva ARGENTINA.

En definitiva, solo deseamos mucha seriedad y conciencia aeronáutica, que este sacrificio, realizado por toda la comunidad, hasta este momento no caiga en vano. Que no  produzcamos daños irreparables por apresurados.

Dr. Manuel Alberto Gamboa

Wilde, 26 de mayo 2020

 

Other News