Buenos Aires, Jueves, 4 de Junio
15 mayo, 2020 21:17 Imprimir

Medicamentos falsificados y tratamientos COVID-19 – Dr. Roberto Porcel

 


 

El COVID-19 ha hecho que la falsificación de medicamentos cobre nuevamente notoriedad. La pandemia que azota al mundo se ha convertido en un escenario más que ideal para que las organizaciones criminales que se dedican a este tipo de delito salgan nuevamente a la luz, movilizándose con mayor intensidad en estos días en desmedro de la salud de la población mundial.

 

Si bien es cierto que no existe medicamento ni vacuna alguna aún para enfrentar el nuevo virus, esto no es obstáculo para que estas organizaciones criminales se aprovechen de la situación y de la urgencia de la gente.

 

Si bien es cierto que la mayor cantidad de falsificaciones en esta materia se dan en antibióticos, medicamentos relacionados con el estilo de vida y analgésicos, -recientemente se conoció un informe de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que cifran en 4.030 millones de euros el importe total de los productos farmacéuticos falsificados comercializados a escala mundial-, frente a la alta demanda que presentan en la actualidad en el mercado los productos de protección e higiene personal como consecuencia de la pandemia decretada por la Organización Mundial de la Salud, los medicamentos habitualmente mas falsificados han dado paso a los suministros médicos falsos relacionados con COVID-19, tales como pruebas falsas de Covid-19, máscaras faciales y desinfectantes para manos. Incluso se están ofreciendo en la “dark web” vacunas falsas a un costo de u$s 700 por vacuna.

 

Recientemente, entre el 3 y el 10 de marzo, ya en plena pandemia Interpol llevó a cabo una operación denominada Pangea XIII en la que procedió a la detención de 121 personas en todo el mundo; policía, servicios de aduanas y autoridades reguladoras en materia de salud pública de 90 países llevaron a cabo esta acción colectiva contra la venta ilícita en línea de medicamentos y productos médicos, en la que decomisaron 34.000 mascarillas falsas, geles hidroalcohólicos de calidad insuficiente, medicamentos antivirales no autorizados y 4,4 millones de unidades de fármacos por un valor de 14 millones de dólares estadounidenses.

 

Entre los productos espurios ofrecidos en la web, – se hallaron mas de 2.000 enlaces en línea en los que se hacía publicidad de los productos en infracción, los mas vendidos eran las mascarillas quirúrgicas falsificadas, “esprais corona”, “kits contra el coronavirus” o “medicamentos contra el coronavirus”.

 

Como siempre, la metodología más utilizada por las organizaciones criminales para desarrollar el fraude son los envíos del producto a través de paquetes postales porque son los más difíciles de rastrear y detectar por las aduanas.

 

Adviértase como reseña el documento dado a conocer el 23.03.2020 por la oficina de la Unión Europea ubicada en Alicante, que entre 2014 y 2016 el 96% de todas las incautaciones aduaneras de productos farmacéuticos correspondieron a entregas por correo postal o mensajería urgente.

 

Por ello INTERPOL emitió un alerta advirtiendo sobre el expendio de medicamentos falsificados, contaminados o etiquetados incorrectamente, exhortando a evitar la compra de medicamentos a través de sitios de Internet desconocidos o en mercados.

 

De igual suerte y por el mismo motivo, la OMS ha pedido “mayor vigilancia” a las autoridades de cada país para evitar la distribución de productos médicos falsificados, tanto en las calles como en internet.

 

Las autoridades sanitarias de nuestro país habrían manifestado al ser consultadas por la BBC Mundo -https://www.bbc.com/mundo/noticias-52238655 -, en una investigación que está llevando a cabo por el mundo al respecto, que no han detectado en nuestro territorio la aparición o circulación de medicamentos para tratar el Covid-19.

 

Sin embargo, parecería que esa afirmación no ha sido del todo exacta con tan solo ver lo que aconteció con ofrecimientos en línea de alcoholes o barbijos.

 

Como expresa en la misma nota de la BBC Mundo el profesor Paul Newton, experto en medicamentos falsos de la Universidad de Oxford, la circulación de fármacos falsos aumentará, a menos que los gobiernos de todo el mundo hagan un frente unido. Al respecto señaló “Nos arriesgamos a una pandemia paralela, de productos de bajo estándar y falsificados, a menos que todos nos aseguremos de que haya un plan coordinado global… de lo contrario, los beneficios de la medicina moderna se perderán”.

 

Dr. Roberto J. Porcel

Especialista en Propiedad Intelectual y marcas ROBERTO PORCEL rjp@estudiodoctoresporcel.com

Mayo 2.020

 

 

 

La certeza de la incertidumbre – Por Lic. Karina Villagra 2 junio, 2020 0:13

La certeza de la incertidumbre – Por Lic. Karina Villagra

Other News