Buenos Aires, Sabado, 26 de Septiembre
5 abril, 2020 2:00 Imprimir

Argentina como protagonista del negocio de las carnes bovinas en el mundo “ser o no ser” – Todo para exportar – Por Vet. Lucas Bustingorri

 

 

 

Resulta difícil analizar en este contexto dominado por una Pandemia que va a pasar con el negocio ganadero. En los últimos dos años del gobierno anterior se trabajó muy bien en la llegada al mundo de nuestras carnes más conocidas, abriendo aproximadamente ciento ochenta mercados, creciendo hasta llegar a 800 mil toneladas de carne bovina exportadas a fines del 2019, dominadas por China con una demanda exponencial de nuestra vaca (que llego a ser el 80%).

 

Hoy parece muy lejos ese escenario, con Europa practicamente afuera como consumidor de nuestras carnes de más valor, China intentando recuperar su demanda.

 

Nuestros frigoríficos de exportación intentando reconvertirse sin un  panorama claro y la carne de exportación volcándose al mercado interno.

 

Nuestro consumo interno aparece nuevamente como un salvador, increíblemente Argentina consume entre 55 y 60 kg de carne bovina por año, con una estabilidad que resulta a veces inexplicable. Casi todos los asesores extranjeros y productores de alimentos del exterior se maravillan con nuestro mercado interno y lo ven como un tesoro que hay que cuidar.

 

Y estamos los productores de carne bovina nacionales que somos muy amigos del corto plazo, quizas por todos los vaivenes de la historia productiva.

 

 

Empero, la hora exige tener una visión realista y producir un tipo de animal realmente elástico que nos ayude a cubrir la exportación y el mercado interno, esto lo venimos trabajando los criadores con un novillo entre 370 y 420 kg  y fundamentalmente con una vaca, que es la fábrica, que se adapte a las peores situaciones pero igualmente se preñe y nos ayude en este proceso.

 

La gran apuesta de esto es invertir en genética, en conocimiento, que cada vez más son protagonistas del negocio que nos van a permitir gerenciar los cambios. Sin prisa, pero sin pausa.

 

La exportación volverá más sólida que antes, porque la demanda esta intacta.

Vet. Lucas Bustingorri

Saladillo – Abril 2020

 

Other News