Buenos Aires, Lunes, 19 de Octubre
6 abril, 2020 9:48 Imprimir

El coronavirus, el día después y sus efectos sobre las políticas comerciales de los países – Lic. Guillermo Feldman

 

La pandemia que está asolando al mundo ha generado importante consecuencias económicas en los países afectados, en donde los gobiernos más allá de sus políticas sociales, sanitarias ( cuarentena obligatoria para una gran parte de las actividades productivas y del movimiento de las personas)  han instrumentado medidas coyunturales destinadas a solventar desde el lado de la demanda ( ayudas, sostenimiento de ingresos, etc.) y desde el lado de la oferta ( financiamiento y pago de parte de los salarios) de modo de minimizar el importante shock sobre la economía.

 

También la cuarentena permite analizar con mayor perspectiva la salida de la crisis argentina teniendo en cuenta no sólo el impacto de la pandemia sino también los problemas estructurales de la economía argentina.

 

Desde el punto de vista de la política comercial externa no cabe duda alguna que se requiere un nuevo abordaje de la problemática del comercio exterior argentino que tenga en cuenta la difícil situación de la economía argentina y las consecuencias del COVIN19  que inevitablemente plantearán un escenario de menor crecimiento del comercio internacional, aumento de las barreras arancelarias y no arancelarias, mayores regulaciones técnicas y sanitarias que configuran un cuadro de situación difícil para abordar los mercados internacionales.

 

Por otro lado, Argentina necesita en forma prioritaria generar divisas, por lo que resulta esencial aumentar fuertemente las exportaciones que permita recuperar en un plazo razonable como sería en tres años, el nivel alcanzado en el año 2011 que fue el monto mayor de exportaciones de esta década que permitiría obtener más de 20.000 millones de dólares adicionales e incorporar nuevamente a más de 2000 empresas que exportaban con continuidad.

 

Además, reincorporar nuevamente a más de 2000 empresas que exportaban, significará la generación de empleos y la recuperación de mercados ya conquistados y abandonados.

 

La reversión en la pendiente de las exportaciones se produce en el año 2011 fruto, principalmente, del deterioro en los precios internacionales de nuestros principales productos de exportación, asociados a una desarticulación en la promoción del comercio exterior y los efectos negativos de la política cambiaria.

 

Debemos señalar que en los últimos 108 años la balanza comercial, arrojó solo 31 saldos negativos. Desde el año 2000 la balanza sólo registra tres saldos negativos en los años 2015, 2017 y 2018, y el déficit del 2018 es el más alto de la historia.

 

Queda claro que no solo es necesario recuperar el terreno perdido. Es imprescindible ir más lejos que ello. Para una mejor comprensión es útil la siguiente comparación de la performance argentina frente a otros países de similar estructura productiva, pero con un mayor nivel de exportaciones per cápita.

 

Pais Habitantes Exportaciones Per Capita
Canada 36.000.000 390,000 10.800
Nueva Zel. 4.500.000 30.000 7.400
Australia 24.000.000 180.000 8.000
Chile 18.000.000 62.000 3.400
Argentina 46.000.000 61.600 1.440

 

NOTA: Las exportaciones están en miles de millones de dólares.

 

Para igualar a Chile será necesario alcanzar los 140 mil millones para nuestras exportaciones.

En el mediano y largo plazo se requieren políticas estables de promoción de exportaciones con una clara elaboración de objetivos teniendo en cuenta el rol esencial del MERCOSUR como articulador de nuestra política comercial externa junto con la aplicación de un set de medidas de promoción del comercio exterior de modo tal que tengamos una política exportadora estable y capaz de articular cadenas globales de valor en el plano regional que permita la incorporación de trabajo calificado en bienes y servicios

 

Este abordaje parte de la base que el comercio internacional actual se caracteriza por un nivel mayor de complejidad y de actores por lo que una estrategia eficaz de acceso a los mercados internacionales requiere de un análisis lo más preciso posible a nivel de productos y servicios transables.

También se requiere de nuevos profesionales del comercio exterior que deberán estar capacitados para prever y analizar los cambios en las condiciones de acceso de los productores argentinos respecto de sus principales competidores. Un ejemplo de dicho comportamiento tiene que ver, por ejemplo, en analizar y resaltar las posibilidades de expandir las exportaciones de productos comprendidos en las listas de las retaliaciones mutuas que se han aplicado recíprocamente China y Estados Unidos, así como las eventuales medidas restrictivas que pueda aplicar Estados Unidos a la Unión Europea como consecuencia de las controversias planteadas en la OMC.

Todo ello requiere las siguientes acciones coordinadas y simultáneas:

  1. Revisión de las trabas existentes dentro del MERCOSUR
  2. Inserción Internacional mas profunda desde el MERCOSUR hacia  el MERCADO  ASIATICO, hacia los mercados tradicionales,como el restos de los PAISES AMERICANOS,  la UNION EUROPEA
  3. Mejoramiento y gestión eficaz de los incentivos a las exportaciones en su concepción integral que incluya los incentivos de carácter aduaneros, fiscales y financieros con un enfoque que trate la situación y las necesidades de cada uno de los productos y servicios con posibilidades ciertas de ser exportados.
  4. Promoción comercial. Nuestro país debe retomar las tareas de promoción en el exterior, volver a gestionar los Informes de Mercado elaborados por las Embajadas argentinas en el exterior que lamentablemente han dejado de realizarse o se hacen en menor medida que las necesidades de las empresas exportadoras.

Lic. Guillermo Feldman

Ex Secretario Estado de la Nación

 

Other News