Buenos Aires, Martes, 26 de Mayo
1 abril, 2020 3:00 Imprimir

Incitar la separación estrangula la cooperación China-EEUU en medio de la pandemia

 

 

Un avión con 80 toneladas de guantes, máscaras y otros suministros médicos de Shanghai aterrizó en la ciudad de Nueva York el domingo, según informó The New York Times. Sin embargo, algunos políticos estadounidenses continúan su ofensiva de tornar a la opinión pública contra China. Estas personas se arriesgan a arrastrar las relaciones chino-estadounidenses a un estado de guerra.

 

La regresión en la confianza mutua ha sido el problema más grave desde el conflicto comercial iniciado por Washington contra Beijing. Lo más importante para ambos países es restaurar la cadena de producción y mejorar su frágil confianza mutua. Ante la pandemia de COVID-19, China y Estados Unidos deben cooperar.

 

La nación norteamericana cuenta hoy por hoy con el mayor número de casos confirmados de COVID-19 en el mundo, y necesita urgentemente suministros médicos. Se estima que si la pandemia dura un año, Estados Unidos requerirá 3500 millones de máscaras, pero su capacidad de producción no es suficiente para satisfacer la demanda y, por lo tanto, necesitará asistencia de otros. Así, China también requiere importar componentes clave para ventiladores. No es fácil para un país autosatisfacerse.

Pero este es el caso, algunos estadounidenses siguen promoviendo la separación entre China y Estados Unidos. En particular, algunas personas del Congreso incentivan un sentimiento anti-China y socavan las relaciones bilaterales. Buscan eliminar la confianza mutua. Para aquellos que abogan por el desacoplamiento y usan máscaras hechas en China, ¿no les da vergüenza?

 

El envío desde Shanghai hacia Nueva York es el producto de una asociación público-privada, dirigida por el asesor y yerno del presidente, Donald Trump, Jared Kushner. En un momento en que el pueblo estadounidense se ve amenazado por la pandemia y necesita más máscaras y equipo médico, algunos políticos claman por un aislamiento. Deben cesar con estas tácticas trilladas. Imagínense, ¿en qué situación se encontraría Estados Unidos si China realmente impone controles a las exportaciones de suministros médicos hacia dicho país?

 

Actualmente, el mayor peligro radica en que estas personas consumen lo último que resta de confianza mutua. Por ejemplo, el senador Josh Hawley y la representante Elise Stefanik presentaron una resolución pidiendo a China que brinde “una compensación por el daño” que provocó al mundo. Sus artimañas son ridículas y delirantes. Esto solo agotará la confianza y no traerá beneficio alguno a Estados Unidos.

 

Ellos afirman ser la única superpotencia del mundo. Esperamos que la pandemia de COVID-19 le permita comprender qué situaciones perjudicarían su posición sin el respaldo extranjero. Washington debe actuar para mantener y mejorar la frágil confianza con China.

 

Los vínculos bilaterales están en una encrucijada ahora. La pandemia es un gran problema internacional de salud pública. Si ambas naciones no pueden tener una confianza mutua básica y fortalecer su cooperación, entonces su situación es realmente preocupante y tendrá un grave impacto en el desarrollo pacífico global.

 

Fuente: spanish.china.org.cn

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Other News