Buenos Aires, Miercoles, 23 de Septiembre
18 marzo, 2020 1:38 Imprimir

China aumenta la confianza en la lucha mundial contra el coronavirus

 

 

China es aclamada por la comunidad internacional por sus esfuerzos para contener la epidemia del coronavirus (COVID-19), y por su gran contribución a la humanidad.

 

Los logros en el control vírico de China en el epicentro son evidentes para todos, lo que refleja su determinación y confianza en la defensa de la provincia de Hubei y su capital, Wuhan.

 

La situación en la región ha mostrado resultados positivos de manera gradual, en un inicio de estabilización y giro en el curso de los acontecimientos, indicó el presidente chino, Xi Jinping, durante una inspección de la tarea realizada.

 

Con acciones concretas, el Gobierno y el pueblo chino han demostrado la fuerza y el espíritu del país, así como el amor de la población por su familia y su nación, lo que les permite mantenerse unidos en las buenas y en las malas.

 

Wuhan es una ciudad heroica, y las personas de Hubei y Wuhan son héroes resistentes ante la adversidad. El personal médico local trabajó día y noche, arriesgó su vida para lleva a cabo su misión y estar a la altura de la confianza popular; los miembros del Partido no tuvieron tampoco temor al sacrificio y asumieron su responsabilidad, teniendo en cuenta siempre los intereses generales de la nación y su disposición a contribuir.

 

Tal compromiso ha sido ampliamente elogiado por la comunidad internacional. Tanto las Naciones Unidas (ONU) como la Organización Mundial de la Salud (OMS) han reiterado que el mundo debe agradecer a China.

 

A partir de una última evaluación, la OMS declaró al COVID-19 una pandemia. A medida que el virus traspasa las fronteras de más y más países, la experiencia y los logros de China son especialmente llamativos.

 

Desde el brote, el país ejecutó medidas de prevención y control integrales, rigurosas y precisas, y con ello, pudo frenar efectivamente la propagación del virus.

 

“Ante un patógeno previamente desconocido, China desplegó quizás el esfuerzo de contención de enfermedades más ambicioso, ágil y agresivo de la historia”, exclamó la OMS.

 

Gran parte de los gobernantes extranjeros creen que esta labor refleja la responsabilidad de China con su gente, el mundo y la historia.

 

“La experiencia que tenemos hasta ahora de China es que la contención es posible”, dijo Tedros, y agregó que es así gracias al fuerte compromiso del Gobierno chino y la cooperación de su pueblo.

 

No hay duda de que los logros escalonados de China en la batalla contra la epidemia han inyectado confianza en los esfuerzos mundiales.

 

China ha creado una valiosa oportunidad para el mundo, permitiendo a otros prepararse de manera adecuada.

 

La OMS enfatizó en muchas ocasiones que las medidas masivas de prevención y control de epidemias en Hubei y Wuhan dieron tiempo no solo para que otras provincias chinas, sino también otras naciones, preparen su respuesta.

 

La ventana de oportunidad fue posible gracias a la amplia respuesta contra el COVID-19 de China, manifestó Tedros, quien estima que dicho margen todavía está presenteen muchos países y regiones, aunque la epidemia ya ha llegado a 118 de ellos.

 

La ardua labor de China permitió obtener tiempo y esperanza para el mundo, y el país ha brindado una referencia vital al planeta, desde las pruebas gratuitas y su eficiencia en aumento, hasta la separación de casos leves y graves, y la consulta médica en línea; y desde la designación de hospitales e instalaciones improvisadas, hasta la movilización de comunidades para la entrega suministros esenciales.

 

El coraje para asumir su responsabilidad, la sabiduría en la aplicación de enfoques científicos, las estrategias para abordar la prevención y la producción, así como la capacidad de ejecución, han creado ejemplo valiosos.

 

“Solicitaremos asesoramiento adicional de China. Son los más competentes para enseñarnos e informarnos sobre su experiencia para hacer frente a la enfermedad”, indicó el presidente serbio, Aleksandar Vucic, en una reciente conferencia de prensa.

 

En la actualidad, se han enviado expertos chinos a Irán, Irak e Italia para asistirlos en su lucha contra el virus, y el Gobierno y los especialistas chinos también comparten sus conocimientos a través de múltiples canales. La experiencia de China no solo alienta al mundo, sino también aumenta su confianza.

 

Al enfrentar la urgente tarea de controlar la epidemia, los países deben mantenerse seguros y luchar juntos para lograr la victoria final en beneficio de la humanidad.

 

 

Other News