Buenos Aires, Viernes, 30 de Septiembre
27 agosto, 2014 3:20 Imprimir

La evolución de las reservas del Banco Central

IMG_0030.JPG

La evolución de reservas del Banco Central “sufre fluctuaciones por diversos motivos”, dijo el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y mencionó que hay pérdidas derivadas de la cotización del oro, de la composición de las monedas extranjeras, entre otros motivos. Habló también de las tasas de interés.
Se informó sobre la evolución de las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) señalando que “sufre fluctuaciones por diversos motivos” y explicó que “en los últimos meses ha experimentado una pérdida de 219 millones de dólares derivados de la cotización del oro y también de la composición de las monedas extranjeras dentro de su activo”.
Explicó que, en consecuencia, estas fluctuaciones, acompañan también las reducciones desde el punto de vista del flujo de liquidación de determinado tipo de bienes y como ejemplo mencionó “la reducción del precio internacional de soja implica una menor cuantía en los procesos de liquidación; esto implica que en valor monetario la liquidación de dólares es inferior, la evolución del precio del oro tiende a reducir, lo mismo con respecto a la cotización de otras monedas”.
A su vez también, la Argentina “utiliza el Fondo de Desendeudamiento en el volumen de reservas para afrontar pago de servicios de deuda. Ejemplo, Club de París que son entre 642 y 649 millones de dólares al tipo de cambio que se hizo el pago el 30 de julio”.
También, -agregó- “todos los niveles de demanda en materia de moneda extranjera derivados del costo de energía para amortizar compromisos en este sentido”.
Puso de relieve que algunos diarios “lo exponen en términos de tapa, pero nada indican respecto a la evolución progresiva desde el 31 de marzo a la fecha, y lo que significa desde el punto de vista de la variación o la volatilidad en el volumen de reservas asociado precisamente a esta cotización”.
“Y, a su vez –agregó-, es importante remarcar, que cualquier decisión que adopta el Banco Central respecto al tema de aumento de tasa de interés como en este caso, se hace sobre la base siguiente: se observa claramente que la Argentina adopta un sistema de fomento al financiamiento desde el punto de las pequeñas y medianas empresas principalmente, y también al financiamiento de proyectos de inversión”.
Puso como ejemplo que “están en procesos de evaluación múltiples procesos de inversión del Fondear, por casi 10.000 millones de pesos. Pero a su vez también, la línea de crédito productiva por parte del Banco Central, tuvo un modelo de financiamiento que si uno toma las líneas de subsidios de tasas, más Fondear, más las líneas de crédito reguladas por parte del Banco Central, esto implicará cerca de 100.000 millones de pesos en el transcurso de este año 2014”.
Ello significa –explicó- que “el esfuerzo que hace el Estado es para asignar recursos para el financiamiento de capital de trabajo a tasas más convenientes, a los efectos de favorecer a las pequeñas y medianas empresas, financiar distintas líneas con subsidios de tasas de interés y, a su vez también, el Banco Central con el 5,5 por ciento de la capacidad prestable que regula a todas las entidades del sistema financiero, para que las mismas puedan prestar”.
Respecto al tema de tasa de interés, Capitanich destacó que “lo que es importante es marcar la coherencia desde el punto de vista de objetivos. Lo que ha hecho el Gobierno ha sido impulsar en forma sistemática estrategias de financiamiento a pequeñas y medianas empresas para incrementar la tasa de inversión”.
“Se ha hecho –agregó- a través de distintas modalidades, desde una estrategia regulatoria por parte del Banco Central, esto es 5 por ciento de la capacidad prestable y después 5,5 por ciento, después regular para propender a que más de la mitad de los recursos vayan a las pequeñas y medianas empresas, que son cerca de 700.000 en la República Argentina”.
“La coherencia-agregó-, ha sido precisamente generar las condiciones para subsidiar la tasa de interés, para utilizar fondos aseguradores inciso k), o también recursos desde el punto de vista de garantía de sustentabilidad del Sistema de Seguridad Social inciso q) o estrategias que permitan, vuelvo a insistir, desde subsidios de tasas de interés hasta el uso de múltiples instrumentos para fomentar colocaciones de instrumentos financieros en el mercado de capitales, hasta la actividad regulatoria por parte del Banco Central para garantizar la accesibilidad de fondos a más baja tasa por parte de pequeñas y medianas empresas y el financiamiento de líneas para proyectos de inversión!.
“También el préstamo del Bicentenario, fueron aproximadamente 52.000 millones de pesos canalizados con ese objetivo, a una tasa que era extremadamente competitiva, el 9,9 por ciento, o sea, tasas sustancialmente negativas”.
Capitanich subrayó que “la dinámica de esfuerzo realizado por el Estado, fue precisamente profundizar las estrategias tendientes a que el empresariado pequeño y mediano principalmente, y proyectos de inversión estratégicos para la Argentina que tiendan a, primero, a sustituir importaciones, porque el gran tema de Argentina es que la matriz productiva es compleja, la matriz de insumo producto, eso requiere fuertes inversiones para sustituir importaciones. Hay que hacerlo de una manera acelerada con el objetivo de que el componente nacional, respecto al bien final, sea lo mayor posible, precisamente para reducir la demanda de divisas vía importaciones. Y a su vez, porque eso le da autonomía y competitividad a la economía”.
“Lo que se ha hecho es priorizar estrategias que tengan que ver con sustitución de importaciones, de fortalecimiento de pequeñas y medianas empresas, de aumento y diversificación de exportaciones, de aquellos sectores que forman parte de cadenas de valor que están integradas a procesos productivos. Obviamente eso es un tema que implica esfuerzo y una política muy activa por parte del Estado y eso es lo que estamos haciendo”, afirmó Capitanich.

Other News