Buenos Aires, Jueves, 1 de Diciembre
30 julio, 2014 1:00 Imprimir

UE: La Comisión Europea propone un objetivo de ahorro de energía más elevado y viable para 2030

 

 

Nuevas oportunidades para las empresas europeas, precios asequibles de energía para los clientes, una mayor seguridad energética a través de una reducción significativa de las importaciones de gas natural y de un impacto positivo en el medio ambiente: estos son algunos de los beneficios previstos del objetivo de eficiencia energética para 2030 presentado hoy por la Comisión Europea en una comunicación. El objetivo propuesto del 30 % se basa en los logros ya alcanzados: los nuevos edificios consumen la mitad de energía que en los años ochenta del siglo XX y la industria requiere un 19 % menos de energía que en 2001.

El objetivo propuesto va más allá del objetivo de ahorro de energía del 25 % necesario para alcanzar una reducción del 40 % de las emisiones de CO2 para 2030. Al mismo tiempo, el marco en materia de eficiencia energética presentado hoy pretende lograr un equilibrio entre los beneficios y los costes.

Günther H. Oettinger, vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Energía, declaró: «Nuestra propuesta constituye la base para hacer que la UE avance hacia un aumento de la seguridad del suministro, la innovación y la sostenibilidad de un modo asequible. Esta propuesta es ambiciosa y al mismo tiempo, realista. La estrategia de eficiencia energética completará el marco de 2030 relativo a la energía y al clima que ha sido presentado en enero de 2014. Nuestro objetivo es dar la señal correcta al mercado y fomentar nuevas inversiones en tecnologías de ahorro energético para beneficiar a las empresas, a los consumidores y al medio ambiente».

La comunicación sobre el ahorro energético y su contribución a la seguridad energética y al marco de 2030 presentada hoy también revisa los avances hacia el objetivo del ahorro energético del 20 % de la Unión Europea para 2020. Actualmente se prevé que la UE conseguirá un ahorro energético de entre el 18 % y el 19 % en 2020. No obstante, el objetivo acordado del 20 % se puede alcanzar si todos los países de la UE aplican plenamente la legislación ya acordada. La Comisión no tiene intención de proponer nuevas medidas, pero pide a los Estados miembros que redoblen sus esfuerzos para conseguir colectivamente el objetivo fijado para 2020.

Beneficios de las políticas actuales de eficiencia energética

Entre las ventajas probadas para las empresas y los consumidores se encuentran las siguientes:

  • la intensidad energética en la industria de la UE ha disminuido cerca de un 19 % entre 2001 y 2011;
  • los electrodomésticos más eficientes, como frigoríficos y lavadoras, permitirán a los consumidores ahorrar 100 000 millones EUR al año (alrededor de 465 EUR por hogar) en sus facturas energéticas para 2020;
  • los nuevos edificios consumen la mitad de energía que en los años ochenta del siglo XX.

Beneficios a largo plazo

La comunicación también analiza las repercusiones positivas de la eficiencia energética en las vidas de los europeos para los próximos dieciséis años:

  • por cada punto porcentual adicional en el ahorro de energía, se espera que las importaciones de gasde la UE disminuyan un 2,6 %, reduciendo así nuestra dependencia de los proveedores externos;
  • los edificios más eficientes en su consumo de energía ofrecerán «beneficios suplementarios» a la gente que vive y trabaja en ellos además de reducir sus facturas energéticas. Por ejemplo, unas ventanas mejores pueden ofrecer una mejor calidad del aire y proteger del ruido exterior;
  • las políticas de eficiencia energética crearán nuevas oportunidades para las empresas europeas, por ejemplo para las empresas de construcción y de fabricación de equipos. De acuerdo con esto, se crearán nuevos puestos de trabajo locales.

Próximas etapas

Tal como anuncia la comunicación, la Comisión Europea revisará los avances en materia de eficiencia energética en 2017. Se planteará la cuestión de si se deberían utilizar indicadores adicionales para expresar y controlar el progreso hacia el objetivo de eficiencia energética. Podría tratarse de indicadores, tales como la intensidad energética, que tengan mejor en cuenta la evolución subyacente y las perspectivas del PIB y del aumento de la población.

Antecedentes

La Directiva sobre eficiencia energética (2012/27/UE) introduce medidas vinculantes para garantizar que se alcance el objetivo de aumentar la eficiencia energética en un 20 % para 2020. Este objetivo forma parte de los objetivos más amplios de la UE en materia de energía y clima, incluidos la reducción del 20 % de las emisiones de gases de efecto invernadero y una cuota del 20 % de las energías renovables en la combinación energética de la UE.

Actualmente, Italia, Chipre, Dinamarca, Malta y Suecia han declarado la plena transposición de la Directiva sobre eficiencia energética en su legislación nacional. El plazo para llevar a cabo esta transposición finalizó el 5 de junio.

 

OMA / ASEM 13 noviembre, 2022 18:12

OMA / ASEM

Other News