Buenos Aires, Viernes, 17 de Noviembre
26 octubre, 2017 7:30 Imprimir

Doctrina

Paradigma microfinanzas (Por: Lic. Bruno Alejandro Gagliardo)

PARADIGMA MICROFINANZAS

 

por Lic. Bruno Alejandro Gagliardo (*)

 

 

Al habérsele concedido en 2006 el Premio Nóbel de La Paz a Muhammad Yunus, la industria de las microfinanzas en general, y el microcrédito en particular, recibieron a nivel mundial su justo reconocimiento.

 

Las microfinanzas, son uno de los instrumentos más importantes en la lucha contra la pobreza y la exclusión social, ayudando a los más humildes a reducir su vulnerabilidad frente a las contingencias, a aumentar la productividad, incrementar sus ingresos y mejorar la calidad de sus vidas y la de sus familias. Además, refuerzan el capital social (en la medida que se estimula la participación grupal y las relaciones de apoyo colectivo) y contribuyen al desarrollo de las capacidades y de la autoestima del prestatario (esto es muy importante; es la gran diferencia que presentan las microfinanzas con respecto de la alternativa asistencialista).

 

No existe todavía un consenso en torno a una única y universal definición conceptual del término microfinanzas, pero puede decirse que son la prestación de servicios financieros especialmente diseñados a personas o grupos cuyo acceso a los sistemas financieros tradicionales es limitado o inexistente en virtud de su condición socioeconómica. Dichos servicios financieros incluyen microcréditos, ahorros, microseguros, remesas, entre otros. Estos servicios financieros pueden complementarse también con servicios no financieros, los cuales se engloban básicamente en Servicios de Desarrollo Empresarial (capacitación, asistencia técnica, apoyo en área clave, etc.) y Servicios Sociales (salud, educación, etc.), estos últimos centrados en el bienestar de los clientes/prestatarios.

 

El microcrédito es el más conocido de los servicios microfinancieros, y si bien tampoco se ha arribado aún a una definición única de este concepto, podemos entender al microcrédito como un préstamo de bajo monto que está orientado a microempresarios de bajos recursos y, muy habitualmente, informales. El microcrédito se utiliza para el desarrollo de las actividades de producción y comercialización, por encima de actividades de consumo, aunque a veces se mezclan estas dos actividades. Es de uso intensivo de información, en vez de garantías reales. Esta es una gran diferencia respecto del sistema financiero formal, donde las garantías reales son realmente el núcleo de lo que respalda el préstamo. En las microfinanzas las garantías tienen más una naturaleza moral – es tanto más importante entonces el conocimiento de la persona, el entender su entorno, el saber qué es lo que necesita, qué es lo que puede dar. Y justamente como la garantía es más moral que real, están basados casi exclusivamente en la confianzas y en la reputación, lo que genera que esta industria de microcréditos sea muy distinta de la industria financiera tradicional, ya que es una en la que se dispersa el riesgo entre miles y miles de operaciones, que requieren personal muy entrenado y en contacto permanente con los clientes/prestatarios (modelo relacional).

 

Es muy importante entender que las microfinanzas no son lo mismo que finanzas pequeñas o muy pequeñas. Esto por un sin número de razones: en primer lugar porque los microemprendedores en Argentina, y en toda la región, con mucha frecuencia suelen ser individuos pobres, que por lo tanto no tienen garantías reales, y en la mayoría de los casos viven en la informalidad, lo cual se transforma en un problema muy frecuente en estos países y de solución muy poco satisfactoria. Los préstamos son de muy difícil estandarización por la heterogeneidad de los clientes y de los recipientes de los préstamos. Los proyectos son difíciles de evaluar: no hay balances en la mayoría de los casos, no hay libros, no hay maneras científicas de proyectar ingresos y de evaluar costos, y allí es donde el rol del evaluador (oficial de créditos) y el seguimiento, se hace tan importante. Son créditos como dijimos antes de bajo monto, y por lo tanto de altísimos costos unitarios. Esta es una industria muy particular y la tecnología que soporta la industria de microcréditos es muy distinta de la tecnología tradicional del sistema financiero.

 

El microcrédito trabaja fundamentalmente con 3 metodologías crediticias: crédito individual, grupo solidario, o bien banca comunal.

 

Con la metodología de grupos solidarios el préstamo es solicitado y tramitado por un grupo de personas (generalmente 4 a 6 personas), que responden solidariamente al crédito. Es decir, en caso que algún miembro del grupo no devuelva su parte, el resto tienen que hacerlo por él. Ello hace que los miembros del grupo ejerzan presión incentivando a que cada uno cumpla con su pago. En los grupos solidarios el plazo promedio del crédito es menor a 180 días y los cobros se realizan con una frecuencia mayor, siendo semanales o quincenales. Esta metodología grupal posee una disciplina muy estricta de cumplimiento, busca la eficiencia (economías de escalas) a través de la tecnología de centros (reunión de grupos), donde en un mismo lugar y al mismo tiempo se llega a atender a un mayor número de microemprendedores.

 

En el caso de los préstamos individuales el crédito es solicitado por una única persona, que responde ante la institución en la devolución del capital e intereses del préstamo. Generalmente es utilizada en determinadas zonas donde los emprendedores no se encuentran en los estratos de mayor pobreza y sus microemprendimientos tienen cierto nivel de maduración.

 

Los bancos comunales (BC) se llevan a cabo a través de una institución de microfinanzas (IMF), la que se responsabiliza de la organización del banco comunal y de sus órganos directivos, así como de la capacitación de sus miembros. El BC es una organización autogestionaria, integrada por entre 10 y 15 socias (mayoritariamente mujeres) que tienen a su cargo una actividad económica. Por intermedio del banco comunal y del aval solidario, las microemprendedoras solicitan créditos a la IMF, con el fin de invertirlos en sus respectivas actividades económicas. Por dicho préstamo se cobra una tasa de interés. Las cuotas se  abonan en cada reunión de educación y pago (generalmente quincenales), se componen de: devolución de capital, pago de intereses y ahorro programado.

 

Al igual que los grupos solidarios, el programa no sólo se propone brindar servicios crediticios a microemprendedoras, sino al mismo tiempo fortalecer la autoestima de las socias de los BC, promocionar la cultura del ahorro y dinamizar procesos de capacitación continua que favorezcan el desarrollo de habilidades y destrezas para la mejora de la organización de los BC, de las actividades económicas de las socias y la dinámica de trabajo en equipo. El monto del crédito es escalonado.

 

En el desarrollo de las microfinanzas han sido las ONGs las pioneras en identificar la amplia y no abastecida demanda de servicios microfinancieros originalmente en los países en vías de desarrollo, para lo cual luego se han ido sumando otros actores como los bancos comerciales o entidades financieras no bancarias (a traves del mecanismo denominado “downscaling”) y el Estado, entre otros.

 

En la actualidad, son aproximadamente 8 millones el total de clientes de las IMFs en América Latina y el Caribe. A su vez, encontramos alrededor de 50 IMFs con más de 20 mil clientes cada una de ellas, estando estas IMFs distribuidas en diferentes países y no concentradas sólo en un par de ellos. Perú, Bolivia y Ecuador son los países con mejores condiciones para el sector de las Microfinanzas de la región ([1]).

 

En cuanto a la situación de las Microfinanzas en Argentina, la realidad nos muestra que todavía estamos en una etapa incipiente de desarrollo, siendo al día de la fecha una industria en maduración y relativamente nuevo, en el cual la mayoría de las IMFs tienen una antigüedad no mayor a los 10 años.

 

Los datos que se presentan a continuación pueden servir para magnificar del peso de esta industria en el mercado local:

  • 50.000 microcréditos en todo el país, con una cartera estimada AR$ 100 millones y repartida entre 98 instituciones.
  • Diversidad de modelos institucionales: SA, ONGs, downscaling de bancos y  emprendimientos parroquiales. Existe mayor cantidad de ONGs con fines sociales pero con menor peso relativo: 36 % de la cuota del mercado, respecto a las SA.
  • 13 IMFs concentran el 65% de los microcréditos y las 89 restantes el 35%. Sólo 21 IMFs tienen más de 200 clientes y 15 tienen más de 1.000 clientes. El conjunto de las instituciones de microfinanzas (IMFs) tiene hoy una cartera equivalente al un poco mas de una sucursal bancaria.
  • Sector muy incipiente y heterogéneo, que cubre sus pérdidas con donaciones y/o subsidios públicos. Penetración de mercado: 3% ([2]).

 

Y para terminar, quiero dejarles la inquietud de lo que a mi parecer son los principales obstáculos para el desarrollo de las microfinanzas en nuestro país, por lo que es en estos puntos donde se debería focalizar el trabajo:

  1. Falta de fondeo.
  2. Alto costo impositivo.
  3. Obstáculos legales / Marco regulatorio adverso.
  4. Falta de profesionalización, capacitación y educación de los agentes de cambio.

 

Lic. Bruno Alejandro Gagliardo

bruno_g@fibertel.com.ar

Octubre 2009

 

 

(*) Bruno es Licenciado en Administración de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, donde en la actualidad se desempeña como Ayudante de Trabajos Prácticas en las temáticas relacionadas a la Ética para el Desarrollo, gracias a su participación en el Programa “Amartya Sen” organizado por la misma casa de estudio.

Además, es parte del staff de la Fundación ANDARES (que trabaja para el desarrollo de las microfinanzas en la Argentina), desempeñándose en el equipo de Fortalecimiento a Instituciones.

 

Doctrinas
# Título de artículo Autor
1 El Protocolo de Cooperación y Facilitación de Inversiones en el MERCOSUR – Dra. Carolina Rodríguez. Dra. María Carolina Rodríguez
2 Régimen de equipaje – Mismas normas, doble estándar. Por Dr. Daniel Zarucki
3 Derogación tácita del Dec. 142/2010 por el Acuerdo de Facilitación del Comercio. Plenitud de los beneficios de la Autodenuncia, Art 917 del C.A. – Dra. María Gottifredi
4 La falsificación marcaria, el delito “invisible” de la Argentina. Olvido del Trip´s y Mercosur – Dra. Cecilia Porcel Dra. Cecilia Porcel
5 Plazos prescriptivos para infracciones aduaneras – Modificación – Proyecto de Ley – Dra. Ana Julia Gottifredi Dra. Ana Julia Gottifredi
6 Decreto 1205/2016 – Importación de bienes usados – Lic. Ruben Marrero Lic. Ruben Marrero
7 Sobre el derecho civil y el tributario. Pautas para su armonización a partir de la nueva codificación. Dr. José Maria Sferco. Artículo premiado por la A.A.E.F. Dr. José María Sferco
8 Sinceramiento Fiscal y fin del paraíso – Dr. Oscar Palomba Dr. Oscar Palomba
9 La diferencia entre la Audiencia Publica Aeronáutica y las A. P. de los Servicio Públicos – Dr Manuel Alberto Gamboa Dr. Manuel Alberto Gamboa
10 Aproximación a una delimitación del delito de lavado de activos contemplado en nuestro Código Penal –art. 303-. Dr. Jaime J. Seoane, Dr. Armando F. Murature
11 Infracciones Aduaneras y otras – Amnistía – Condonación – Ley 27.260, Art. 56 – Dra. María Gottifredi Dra. María Gottifredi
12 Los distintos Corsets de la Aviación Comercial– Enunciado de paradigmas – Dr. Manuel Alberto Gamboa Dr. Manuel Alberto Gamboa
13 Seguridad Eléctrica – Nuevo régimen – Lic. Rubén Marrero Lic. Rubén Marrero
14 LNA – Eliminación e Incorporación posiciones arancelarias / Res. N° 172/2016 – Lic. Rubén Marrero Lic. Rubén Marrero
15 Comentarios del Decreto 228/2016 – Declarase la Emergencia de Seguridad Pública – Protección del espacio aéreo – Levantamiento del Secreto Militar
16 El impuesto a las ganancias ante ciertos precios de transferencia – Dr. Adolfo Atchabahian Dr. Adolfo Atchabaian
17 Impuesto a las Ganancias – Transferencia de Tecnología – Convenio para evitar la doble imposición con Italia – Dictamen Procuración Gral. Nación 13.11.2015 – Dr. Julián Martin Dr. Julián Martin
18 SIMI – Pautas de aplicación – Lic. Rubén Marrero Lic. Rubén Marrero
19 Un fallo judicial que atrasa – Dr. Manuel Alberto Gamboa Dr. Manuel Alberto Gamboa
20 Nuevo Régimen de Facilidades de Pago de Obligaciones Vencidas al 30/09/2015
21 La limitación del art. 1024 del Código Aduanero y sus efectos – Dra. Ana Julia Gottifredi Dra. Ana Julia Gottifredi
22 El cumplimiento contractual del transporte aéreo de pasajeros – Dr. Alberto Gamboa Dr. Alberto Gamboa
23 La Prescripción en el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación – Temas aduaneros y de compraventa internacional de mercadería – Dr. Roberto Porcel Dr. Roberto Porcel
24 Los drones, aeronaves sin pilotos o vehículos aéreos no tripulados. Por Dr. Manuel Alberto Gamboa Dr. Manuel Alberto Gamboa
25 La exportación de productos agrícolas, las exigencias y limitaciones de los ROE, el precio justo exigido a los exportadores.. Lic. Rubén Marrero Lic. Rubén Marrero
26 Medidas que afectan el Comercio Exterior – Los ROE Y LAS DJAI – Medidas discrecionales del Poder Ejecutivo impedidas por la ley – Dr. Guido Rafael Gottifredi Guido Rafael Gottifredi
27 La corrupción en su aspecto nacional e internacional. Por Dr. Jorge Luis Tosi Dr. Jorge Luis Tosi
28 Reincidencia – Una consideración sobre su constitucionalidad. Por Dr. Guillermo Sueldo
29 La Resolución Gral. 3710/15 ¿Una limitación encubierta a derechos constitucionales? – Dr. Daniel Zarucki Dr. Daniel Zarucki
30 El Alto Tribunal y la inquebrantable legalidad tributaria que le está confiada al “órgano mas íntimo del país” – Fallo “Camaronera” – Dres. Abel A. Atchabahian y Sebastián H. Gorla Dres. Abel A. Atchabahian y Sebastián H. Gorla
31 La aventura hermenéutica: sobre sentencias y jurisprudencia – Por Dra. Paula Winkler Dra. Paula Winkler
32 La propiedad intelectual en el Mercosur. Por Dr. Jorge Luis Tosi Dr. Jorge Luis Tosi
33 La ética de la ley – Por Dra. Paula Winkler Dra. Paula Winkler
34 ¿Los Despachantes de Aduana, somos o no, “aliados estratégicos” del comercio exterior? Por Daniel Zarucki Daniel Zarucki
35 ”Las fuentes jurídicas de la integración” Por Dr. Jorge Luis Tosi Dr. Jorge Luis Tosi
36 La economía en la época de la ocupación de España hasta la Ley de Aduanas del Gobernador Rosas Dr. Jorge Luis Tosi
37 A propósito de la abogacía, un poco de Gracián – Por Dra. Paula Winkler Dra. Paula Winkler
38 Derecho Financiero y la Constitución – Por Axel Cacheiro Devoto Axel Cacheiro Devoto
39 ”Compras a proveedores del exterior mediante Correo Oficial y Courier” Por Lic. Rubén Marrero Lic. Rubén Marrero
40 ”Percepción de ganancias en operaciones trianguladas” Por Lic. Rubén Marrero Lic. Rubén Marrero
41 Cargas de exportación originadas en Puertos Argentinos – Transbordos – Lic. Rubén Marrero Lic. Rubén Marrero
42 Hacia un ordenamiento fiscal mundial. Colombia y Panamá – Por Dr. Oscar Palomba Dr. Oscar Palomba
43 Ciencia y pensamiento jurídico – por Paula Winkler Paula Winkler
44 Prescripción de las acciones aduaneras para imponer sanciones por infracciones – Las causales de interrupción y algunas interpretaciones en torno a la aplicación de las mismas – Por Dr. Jorge Argentino Patricios Dr. Jorge Argentino Patricios
45 El nuevo desafío del Mercado de Capitales – Por Dr. Federico Rodríguez Olivera Dr. Federico Rodriguez Olivera
46 Los derechos adicionales de importación (Res. 72/92) y un fallo de la Corte Suprema acerca de los alcances de su no aplicación. Por Dr. Jorge Argentino Patricios Dr. Jorge Argentino Patricios
47 Del norte y del sur – Argentina y Escandinavia, dos opuestos y una esperanza – por Paula Winkler Dra. Paula Winkler
48 A propósito y sobre el SML – Sistema de moneda local – por Lic. Guillermo Feldman por Lic. Guillermo Feldman
49 SML / Sistema Moneda Local (Pagos entre Argentina – Brasil / Brasil – Argentina) – Lic. Rubén Marrero
50 Será justicia – Por Paula Winkler Dra. Paula Winkler

Other News