Buenos Aires, Martes, 12 de Diciembre
13 febrero, 2013 10:29 Imprimir

Sitúan la importación de gas en el contexto energético

El subsecretario de Coordinación y Control del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, instó a tomar en cuenta cuando se analizan las importaciones de gas el ahorro que implica el menor uso de combustibles líquidos alternativos y la volatilidad de los precios internacionales en ese período.

A través de un comunicado de prensa, el funcionario salió de esta forma al cruce de un artículo publicado en el diario La Nación, por realizar “un análisis sesgado y poco objetivo de las importaciones de gas, al afirmar que `El país importa cada vez más gas, y más caro`.

“Para hacer un correcto análisis del sector energético hay que considerar la evolución de los otros combustibles y comparar el gasto total, porque de otra forma caeríamos en conclusiones erradas como las que saca el diario, al tomar en cuenta una sola variable, el gas, cuando en realidad el total erogado en importaciones de energía en 2012 fue similar al 2011″, dijo Baratta.

“Ello se debe a que omiten en su diagnóstico que en el mismo período se redujeron las importaciones de fueloil y gasoil, que además de ser más caros generan menos electricidad y son menos amigables con el medio ambiente”, agregó el subsecretario.

Además, el funcionario señaló que “en el 2011 hubo mayor disponibilidad de energía hidroeléctrica producto de mayores lluvias, mientras que en el 2012 esos volúmenes debieron cubrirse con generación térmica”.

Por otra parte, Baratta explicó que “no pueden compararse los precios entre ambos años sin tener en cuenta factores extraordinarios, como el tsunami de Japón en marzo de 2011, que llevó a ese país a reemplazar energía nuclear por térmica, aumentando fuertemente sus compras de Gas Natural Licuado (GNL)”.

“Esto tuvo un impacto considerable en los precios internacionales, aunque afortunadamente producto de una adecuada planificación nuestro país para esa fecha ya había cerrado todas sus adquisiciones de GNL, logrando un precio menor al promedio de ese año, mientras que las compras de 2012 se realizaron con este nuevo escenario mundial”, sostuvo Baratta.

En base a esto, Baratta consideró que el diario vuelve “a repetir la misma noticia con el mismo enfoque equivocado, seguramente en forma intencional, porque su verdadero objetivo es cuestionar de manera permanente todas las decisiones que toma el Gobierno Nacional, en el caso de las relacionadas con el sector energético porque no accedimos a dolarizar las tarifas como reclaman de manera permanente desde sus editoriales”.

 

Other News