Buenos Aires, Sabado, 21 de Enero
28 septiembre, 2012 9:13 Imprimir

BRASIL: Reglas para el capital extranjero

 

Brasil es uno de los países que más ha atraído inversiones extranjeras en todo el mundo. Sólo en 2010, según el Censo de Capitales Extranjeros en el País, realizado por el Banco Central de Brasil cada cinco años, las existencias de Inversión Extranjero Directa (IED) sumaba US$ 660, 5 mil millones, el equivalente al 30,8% del PIB. El total invertido por los países extranjeros en Brasil en 2011 fue récord, sumando US$ 101,7 mil millones.

En aquel mismo año, el País fue considerado el 5º mejor para invertir, de acuerdo con el Informe de Inversión Mundial de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y Desarrollo (Unctad).

Otra reciente investigación apunta a Brasil como el tercer País del mundo en cantidad de inversiones extranjeras, sólo atrás de los Estados Unidos y de China.

La entrada de inversión extranjera ocurre con el ingreso de moneda extranjera o nacional al País. De acuerdo con la Ley 4.131/62 (contenido en portugués), también son considerados capitales extranjeros las máquinas y equipos destinados a la producción de bienes o servicios y los recursos financieros o monetarios para la aplicación en las actividades económicas.

El capital debe provenir de personas físicas o jurídicas residentes en el exterior. El extranjero también puede invertir en los mismos productos disponibles al inversor brasileño, siendo el tratamiento jurídico el mismo, garantizado por ley. El capital extranjero que entra a Brasil como inversión directa externa no sufre tributación.

Para invertir en Brasil, de acuerdo con la Resolución 2.689/2000 (contenido en portugués) del Consejo Monetario Nacional, el inversor extranjero necesita un representante responsable del registro de la operación en el Banco Central, junto con el representante de la empresa que recibe la inversión.

El representante debe mantener actualizada la documentación que comprueba toda la información declarada e informar la realización de pagos en el exterior.

La legislación y reglamentación brasileñas exigen que todas las inversiones extranjeras, independiente de su modalidad, tengan registro en el BC. Ese registro es de carácter declaratorio e individualizado, no funciona como autorización y debe ser hecho en la moneda del país de origen.

El registro es online, realizado en el Sistema de Información del Banco Central (contenido en portugués) por medio del sistema de Registro Declaratorio Electrónico (RDE). Para más información, se puede acceder al Manual del RDE (contenido en portugués).

Las inversiones extranjeras son registradas en modalidades específicas, de acuerdo con su clasificación, como inversión directa, créditos externos, contratos de asistencia técnica, royalties y aplicaciones en el mercado financiero y de capitales.

Todos los registros reciben un número de RDE, que es utilizado en las operaciones de cambio relativas a remesas al exterior en retorno de capital, intereses, y dividendos. Todavía no existe la necesidad de examen o autorización previa del BC para la comercialización de las remesas.

El objetivo del registro es hacer un seguimiento de los flujos de ingresos y salidas de capital de Brasil y evaluar las existencias.

Las reinversiones de lucros de los capitales y las alteraciones de valor monetario de las remesas también necesitan ser registrados, siguiendo la legislación vigente. Actualmente, el registro de inversión extranjera es solicitado 30 días después de su ingreso a Brasil, independiente del pago de tasas.

Fuente: Portal Brasil

 

La Argentina exportará carne vacuna a Filipinas 17 enero, 2017 9:32

La Argentina exportará carne vacuna a Filipinas

Other News