Buenos Aires, Domingo, 23 de Julio
23 agosto, 2012 11:37 Imprimir

Opiniones favorables en Alianza del Pacífico para ingreso de Uruguay como observador

 

 

 

Uruguay aguarda que en la próxima cumbre de la Alianza del Pacífico se apruebe su ingreso en calidad de observador. El bloque, que integran Perú, México, Colombia y Chile, procura generar un espacio económico y social que privilegie la integración y facilite, a mediano plazo, la circulación de bienes, servicios y capitales. En su afán de diversificar los mercados, Uruguay procura así acercarse a los países del Pacífico.

“Uruguay ya planteó su deseo de ser miembro observador de la Alianza del Pacífico y la propuesta está en trámite. Cuenta con la voluntad favorable de los países que lo integran, por lo que aguardamos ser aceptados en una próxima cumbre del bloque”, adelantó a la Secretaría de Comunicación el embajador uruguayo en Perú, Juan Arteaga.

El 8 de agosto, el canciller Luis Almagro anunció que el día anterior había formalizado la solicitud para que nuestro país participe como observador en la Alianza del Pacífico, un bloque comercial que integran, además de Perú, México —con quien Uruguay ya tiene firmado un tratado de libre comercio— Colombia y Chile.

“Hubo una invitación a Uruguay por parte del gobierno del Perú”, recordó Arteaga. “El canciller Rafael Roncagliolo me lo transmitió como jefe de misión en este país e, inmediatamente, se lo retransmití a Relaciones Exteriores“. El canciller Almagro, a su vez, encontró buen ambiente en las consultas que realizó a sus homólogos de los países miembros.

El diplomático explicó que la Alianza del Pacífico es un reciente sistema de integración económica y comercial originado a partir de la propuesta del gobierno peruano, en octubre de 2010, a sus pares de México, Colombia y Chile.

Mercado del Pacífico:


El bloque se constituyó como un compromiso de generar un espacio económico y social que privilegie la integración y que promueva las capacidades de emprendimiento, pero también, que facilite el tránsito de personas, la libertad de circulación de bienes, servicios y capitales a mediano plazo, lo que podría significar, a su vez, un vínculo con Asia Pacífico.

“Mientras el gran comercio se concentró en el área del Atlántico, Uruguay estuvo en una situación privilegiada y hoy está centrado en el área del Pacífico”, afirmó Arteaga.

Añadió que en caso de una eventual participación en calidad de miembro observador, junto a Costa Rica y Panamá, Uruguay vislumbra la oportunidad de alcanzar el gran mercado del Pacífico, que “no es el mercado del futuro sino del presente”, apuntó.

El representante diplomático consignó que ese grupo de cuatro países, según datos de la CEPAL, representa 211 millones de personas y un producto bruto interno (PBI) de 1.685 millones de dólares que desde el 2009 al 2010 creció 5.9%.

Señaló, también, que en su objetivo de diversificar sus mercados, Uruguay procura una apertura comercial con los cuatro estados miembros de la Alianza del Pacífico. Al mismo tiempo pretende establecer una plataforma que le permita acceder a los grandes mercados de Asia Pacífico que incluye, entre otros países, a Australia, Nueva Zelanda, China, Japón, Corea, Indonesia y Malasia.

Grandes oportunidades:


La Alianza del Pacífico tiene cuatro grupos técnicos que se reunieron en cuatro ocasiones. Uno, coordinado por México, sobre el movimiento de personas de negocios y la facilitación para el trámite migratorio que comprende la cooperación entre las autoridades migratorias y consulares. Chile coordinó el segundo grupo y actúa sobre el comercio y la integración, incluyendo la facilitación del comercio y la cooperación aduanera.

Mientras tanto, Colombia organiza el tercer grupo sobre servicios y capitales, donde existe la posibilidad de integrar las bolsas de valores de los países miembros. Perú reglamenta el cuarto grupo técnico e impulsa la cooperación y los mecanismos de solución de diferencias.

Arteaga destacó “la amable, generosa, solidaria e integradora gestión de Perú y su canciller Roncagliolo de invitar formalmente a Uruguay a ser miembro observador de la Alianza del Pacífico y que esa idea fuera apoyada por los otros tres países socios”.

“Este proceso abre un camino de grandes oportunidades que hay que recorrer con trabajo. Surgirán dificultades, pero se irá creciendo. Porque, además, todos sabemos que el eje económico del mundo se está trasladando al área del Pacífico”, concluyó el representante diplomático.

 

Fuente: Alianza del Pacífico

 

Other News