Buenos Aires, Jueves, 23 de Marzo
18 junio, 2012 9:24 Imprimir

Defendió Moreno el sistema estadístico nacional

El secretario de Comercio Interior analizó el manejo oficial de la información sobre la divisa norteamericana para la toma de decisiones del Poder Ejecutivo. Durante una charla en Ciencias Sociales de la UBA, también habló sobre la crisis económica, la inflación y los precios.

“¿Saben quién es el primero que se entera en la República Argentina de cuántos dólares y cuándo van a faltar? No es ni el presidente, ni el titular del Banco Central, ni el ministro de Economía… El primero que se entera es el director del Indec”.

Este análisis fue desarrollado por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, durante un congreso organizado por la agrupación política económica José Ber Gelbard en la sede de Constitución de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, del que dio cuenta Infobae.com

Según Guillermo Moreno, esto ocurre porque el titular del Indec es quien “coordina el sistema estadístico nacional”. Agregó que, por ese motivo, el Indec “fue un centro de batalla” de la gestión kirchnerista.

Al respecto, Moreno consideró que el organismo de estadísticas debe estar en función “del interés nacional y el bien común”, ya que en épocas recientes “el que ponía el sobre se llevaba la información” sobre cómo sería la situación del dólar para realizar movimientos especulativos.

En ese sentido, el funcionario afirmó al colmado auditorio que “en los últimos 15 años hubo un director nacional, un hombre vinculado al mercado de capitales, un multimillonario” que especulaba con esa información de la que disponía por la posición que ocupaba en el Indec.

“¿Y si nos llegamos a enterar de que durante muchos años ese hombre era el primero que se enteraba cuánto y cuándo (faltarían dólares)? Y ahí encontramos la respuesta de por qué salía tanto (capital). Es simplemente una hipótesis de trabajo. Es muy fácil: se agarra la lista, que es pública y conocida, y se busca. Búsquenlos. No sea cosa que nos encontremos que ex jefes del Indec, que después se pusieron consultoras, que eran las que… Pero capaz es una hipótesis y no pasó; pero si pasó, empezamos a entender algunas cosas”, precisó Moreno.

Durante la exposición, de la que previamente participó el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, Moreno –que fue recibido en forma efusiva por la gran mayoría de los presentes– dejó otras deficiones.

La crisis económica mundial

“Nosotros empezamos a tomar las decisiones antes de que el mundo se nos cayera encima. Siempre hubo gobiernos y funcionarios que explicaban lo que pasó, pero nosotros empezamos a tomar decisiones con el tiempo de antelación necesario. Teníamos los instrumentos ordenados para que el impacto sea menor. Porque es obvio que va a haber un impacto de compra del mundo hacia Argentina, como lo que pasa ahora con la industria automotriz con Brasil”.

“Esto es como el cuento de los tres chanchitos. Uno construyó su casa de paja, otro la hizo de madera y nosotros la hicimos de cemento. Nuestra casa es segura y va a aguantar el viento que se viene, porque somos serios y responsables”.

Las misiones en el exterior

“Por ahí dicen ‘Moreno arma misiones de comercio exterior con viajantes’. Y sí, armo misiones de vendedores, porque para conquistar mercados no tengo que mandar muchachos con pañuelos que hagan juego con la corbata, tengo que mandar vendedores”.

“El presidente de AGCO, una fábrica de tractores que hasta hace un año y medio sólo importaba y ahora fabrica con insumos argentinos, me informó que vienen de Angola a comprarle 300 tractores argentinos”.

La inflación

“Cuando dicen ‘¿No están preocupados por la inflación?’, yo digo: la inflación, la nuestra, que es la oficial, es alta. Ya va a bajar, ordenadamente. Igual, el problema no es ese, el problema es si viene con deflación, como en el 2000″.

Precios y mercado interno

“Para que los alimentos estén baratos tenemos un problema con la oligarquía. El 2% de los productores de trigo hacen el 50% del trigo de la Argentina. Si hablamos de concentración, esta se expresa a través de la tenencia de la tierra, por la renta que se llevan. La mitad de la leche, cerca de 12 mil millones de litros por año, está hecha sobre campos alquilados. El precio de la leche tiene que expresar el costo total del producto más la renta de la tierra, que está al alza, porque un modelo exitoso lo que hace es que la hectárea valga más”.

“El único motor que está funcionando hoy es el mercado interno, porque los otros cuatros motores, Estados Unidos, Europa, Brasil y China… Yo sigo comprando igual, pero uno de estos motores me compró un 45% menos”.

Control de importaciones

“Yo entro a trabajar 6:30 de la mañana y todos los que están conmigo no tienen sexo ni nada, solo laburan, hasta las 11 de la noche. Desde temprano tienen mail, fax, para responder, no hay inconveniente, ustedes pidan y nosotros resolvemos los problemas. Ahora, si el reclamo es ‘quiero importar sin exportar’… Y, muchachos… Estamos complicados, entonces. El que tenía un negocio unidireccional, ahora tiene que tener un negocio bidireccional”.

El kirchnerismo y los gobiernos anteriores

“Si a la gente el salario le alcanza únicamente para comprar comida, está tranquila, pero triste. Eso fue Menem. Si a la gente no le alcanza ni siquiera para comprar comida, hace lo que tiene que hacer. Eso fue la Alianza. Y cuando a la gente le sobra del salario un mango, después de comprar la comida, va al cine, cambia los zapatos, se va de vacaciones, está feliz. Ese es nuestro gobierno”.

 

 

Fuente: Presidencia de la Nación

Other News