Buenos Aires, Sabado, 26 de Mayo
27 abril, 2018 8:31 Imprimir

Los presidentes Macri y Piñera avanzaron en acuerdos comerciales

 

Los mandatarios de la Argentina y Chile acordaron poner en marcha mecanismos que fomenten el intercambio comercial y potencien el desarrollo.

Los presidentes Mauricio Macri y Sebastián Piñera reforzaron hoy los vínculos de la Argentina y Chile, acordaron poner en marcha mecanismos en materia comercial, que fomenten las inversiones y el intercambio de bienes y servicios para potenciar el desarrollo y la creación del empleo, y avanzaron en proyectos de integración bilateral y de convergencia de los bloques regionales.

“Espero que esto que comenzamos sea el principio de algo verdaderamente histórico en la integración de Argentina-Chile y Chile-Argentina”, remarcó Macri.

Destacó “el claro gesto de afecto” que Piñera haya elegido a la Argentina para realizar su primera visita oficial desde que asumió la presidencia de Chile el 11 de marzo pasado.

“Me alegra que compartamos la visión e ideales, además de una historia, sabiendo que estamos siendo socios del siglo 21”, subrayó el Jefe de Estado Argentino en una declaración conjunta que ambos mandatarios dieron en el Salón Blanco de la Casa Rosada, luego de la reunión bilateral de la que participaron funcionarios de ambas naciones.

Dijo que “frente a los desafíos que nos plantea el mundo, integrarnos como nunca antes nos va a facilitar acelerar el desarrollo, que tiene que ser una meta para ambos y, claramente, reducir la pobreza, algo que yo he asumido”.

Macri señaló que la Argentina y Chile requieren “herramientas concretas” para “poner en marcha este acuerdo comercial nuevo y moderno que tiene que terminar de aprobar el Congreso”.

Dijo que ese instrumento debe servir para facilitar y acelerar el intercambio del comercio bilateral y, al mismo tiempo, potenciar el desarrollo productivo para la generación de empleos”.

También puso de relieve la visita de los empresarios que acompañan a Piñera, algunos de los cuales ya están invirtiendo en el país, y otros que “vienen a ser parte de este momento de crecimiento y de vinculación con el mundo que ha emprendido la Argentina”.

Puntualizó que los acuerdos bilaterales entre ambos gobiernos incluyen la interacción energética flexible, la integración física, el combate contra el narcotráfico y el crimen organizado, la ciberseguridad, el cuidado del medio ambiente y la creación de parques binacionales, entre otros asuntos de interés mutuo.

En ese sentido, mencionó la “gran oportunidad” que ofrece la explotación del yacimiento de Vaca Muerta “para complementar el avance impresionante que están teniendo las energías renovables en ambos países”.

En cuanto a la integración física, el presidente Macri indicó que existen “varios proyectos en marcha” para mejorar la infraestructura vial, como también el funcionamiento que atañe, especialmente, a las aduanas y la complementación sanitaria.

En otro tramo de su alocución, dijo que espera optimizar las acciones que permitan combatir juntos “las agresiones que recibimos del crimen organizado y el narcotráfico”, y reforzar la cyberseguridad.

Respecto de los espacios verdes, subrayó la importancia de que la Argentina y Chile establezcan la creación de parques binacionales, en cumplimiento del “compromiso de crecer en una perfecta armonía con el medio ambiente”.

Señaló que esa iniciativa incluye “compartir infraestructura, poder mitigar y responder ante las dificultades que trae el cambio climático, empezando por los incendios que ambos países sufrimos muy seguido”.

Macri hizo especial mención que existe “claramente una oportunidad” para la región “si logramos estrechar esfuerzos entre Mercosur y la Alianza del Pacífico” en cuya convergencia están trabajando los países interesados.

Ratificó el compromiso de la Argentina y de Chile “en ayudar a que la democracia reine en toda la región y que lo que está pasando en Venezuela llegue a su fin para restablecer un gobierno democrático, con elecciones transparentes”.

Al respecto dijo que esa postura va en sintonía con las conversaciones que ambos países mantuvieron en Perú, en ocasión de la VIII Cumbre de las Américas, y que concluyeron con la Declaración de Lima “para ver cómo podemos ayudar a los hermanos venezolanos”.

Macri le expresó a Piñera su alegría porque como país invitado participará la Cumbre del G20 que se realizará en Buenos Aires a fin de año “para que compartamos juntos la visión de la región”.

“Que nos sentemos a reflexionar sobre esta revolución tecnológica, e incorporar a la gente en los trabajos del futuro”, añadió.

“Tenemos mucho para complementarnos a la hora de ver de qué manera mejoramos la educación desde la calidad y la vinculamos con la capacitación permanente que tiene que establecerse en el este siglo”, remarcó el presidente argentino.

En ese aspecto, dijo que “ahora todos vamos a tener que capacitarnos permanentemente porque avanza la robótica, la inteligencia artificial” y es imprescindible “estudiar para entender cómo continúa el empleo en el siglo 21”.

Señaló que ello “es la base para que tengamos desarrollo, oportunidades, progreso, y que la pobreza vaya reduciéndose sistemáticamente”.

A su vez, Piñera puso de relieve la “amistad de Chile y de Argentina”, y resaltó que esa relación “tiene vínculos históricos, presentes y futuros”, al recordar la gesta del Libertador General José de San Martín.

“Pero además del pasado, el presente también nos une porque compartimos con Argentina valores y visiones”, dijo Piñera en cuanto a la “democracia, la libertad, el respeto a los derechos humanos, el estado de derecho y cómo enfrentamos los problemas, las oportunidades y los desafíos del futuro”.

Mencionó entre los convenios bilaterales que “vamos a enviar al Congreso de ambos países, dentro de los próximos 15 días, para su aprobación, el acuerdo de liberalización comercial”.

Dijo que ese acuerdo va a permitir “abrir más las puertas para fomentar el comercio de bienes, servicios y el intercambio de inversiones”.

Señaló que buscarán “unificar y hacer eficientes” las aduanas de ambos países y, del mismo modo, “fortalecer nuestra infraestructura con los pasos fronterizos y los corredores bioceánicos, que nos va a permitir integrarnos más y mejor”.

También mencionó la implementación del corredor bioceánico que inclusive será de gran utilidad para el transporte proveniente de Brasil y Paraguay y la cooperación en materia de intereses en el Continente Antártico.

“Nosotros, la generación del Bicentenario, tenemos la responsabilidad de hacer la segunda transición, que consiste en conquistar el desarrollo y en derrotar la pobreza”, puntualizó Piñera y dijo que “la meta que nos hemos fijado es lograrlo antes de que termine la próxima década”.

“Por tanto, poder enfrentar con la mayor colaboración y ayuda posibles los desafíos y las oportunidades de las sociedades del conocimiento y la información, y de la revolución tecnológica que ya, con o sin nuestro consentimiento, está tocando nuestras puertas”.

“La pregunta no es si va a haber o no revolución tecnológica, la pregunta es si nos va a pasar por encima o nos vamos a subir y ser ciudadanos de primera clase en la sociedad moderna del conocimiento y la información”, advirtió.

Piñera recalcó la importancia de “trabajar juntos en modernizar nuestros estados, que tienen que estar al servicio de los ciudadanos y no, como muchas veces ocurre, que asfixia o dificulta la vida con excesiva burocracia”.

Previamente a la declaración conjunta, los mandatarios mantuvieron una reunión en el Despacho Presidencial de la que participaron el canciller, Jorge Faurie; el secretario de asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el embajador argentino ante la República de Chile, José Bordón.

Por parte de Chile lo hicieron los ministros de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, y de la Secretaría General de la Presidencia, Gonzalo Blumel; el director general de Relaciones Económicas Internacionales, Rodrigo Yáñez; el asesor de Modernización del Estado, Rafael Ariztía, y el asesor del Canciller, Ricardo Hernández.

Anoche, el Presidente Macri y la primera dama, Juliana Awada, agasajaron a Piñera y su esposa, Cecilia Morel con una cena servida en la Residencia de Olivos.

Fuente: Casa Rosada

 

Other News