Buenos Aires, Jueves, 14 de Diciembre
31 agosto, 2016 20:05 Imprimir

Uruguay procura posicionarse en industria de alimentos kosher, que genera 20.000 millones de dólares anuales

 

Más de 30 empresarios del sector alimentos participaron del taller organizado por el Instituto Uruguay XXI y la Cámara de Comercio Uruguayo Israelí sobre certificación kosher. El director ejecutivo del instituto, Antonio Carámbula, destacó que Uruguay es reconocido en el mundo como productor de alimentos de alta calidad y tiene potencial para posicionarse en una industria que genera 20.000 millones de dólares al año.

Uruguay XXI y la Cámara de Comercio Uruguayo Israelí, con el apoyo de la Embajada de Israel, organizaron este miércoles 31 en Montevideo —el Espacio Serratosa, en Ciudad Vieja, fue la sede— un taller sobre certificación kosher, al que asistieron más de 30 representantes de empresas exportadoras o con perfil exportador del sector alimentos.

Los alimentos con certificación kosher son demandados por personas que practican la religión judía y también por consumidores que los estiman como más saludables.

La palabra hebrea “kosher” significa “apto o aceptable para el consumo”. Pese a ser una tradición religiosa, muchos de los consumidores kosher no son activamente religiosos, sino habitantes de grandes centros urbanos, con creencias diversas, que perciben estos productos como más saludables.

La industria de alimentos kosher genera más de 20.000 millones de dólares anuales y crece entre un 12 y un 15 % año tras año desde hace una década, según datos de la Cámara de Comercio Uruguayo Israelí. En el mundo más de 600.000 productos incluyen esa certificación y se agregan alrededor de 3.000 por año, según informa en un comunicado Uruguay XXI.

“Hoy la certificación kosher no es apreciada solamente en Israel sino en mercados mucho más amplios donde es reconocida como una garantía de calidad y seguridad alimentaria y, al mismo tiempo, abarca una gama muy amplia de productos”, expresó el director ejecutivo del instituto, Antonio Carámbula, en declaraciones a la Secretaría de Comunicación Institucional.

“Uruguay es reconocido en el mundo como productor de alimentos de alta calidad desde una perspectiva agrointeligente, lo que asegura la inocuidad y seguridad alimentaria, lo que es cada vez más apreciado por los mercados más exigentes”, señaló.

El taller incluyó las presentaciones de Seth Mandel, coordinador rabínico de la Unión Ortodoxa (Orthodox Union, de Estados Unidos), la agencia de certificación kosher más importante del mundo; y de Ben-tzion Spitz, gran rabino de Uruguay.

Mandel es originario de Washington, se graduó con una licenciatura con los máximos honores de la Universidad de Harvard, donde también obtuvo un doctorado. Más tarde recibió la ordenación rabínica. Asistió a la Escuela de Negocios de la Universidad de Nueva York, donde obtuvo una maestría en Administración de Negocios, y después, estudió Ciencias Veterinarias. Es profesor asistente en la Universidad Hebrea.

Sptitz es el gran rabino de Uruguay desde 2013. Aprobó una maestría en Ingeniería Mecánica de Columbia University, Nueva York. Durante décadas ha realizado consultorías, análisis y gestión de empresas industriales y tecnológicas. En el ámbito religioso, es un maestro, escritor y profesor que participa en varias organizaciones judías. Es el responsable de buena parte de los servicios religiosos judíos en Uruguay.

Fuente: Gobierno de Uruguay

Other News