Buenos Aires, Viernes, 21 de Julio
12 noviembre, 2015 9:04 Imprimir

Empresas finlandesas quieren invertir en Brasil, dice cancillería

 

 

La voluntad de las inversiones se centran en áreas como el petróleo, maquinaria y equipo.

La misión diplomática encabezada por la presidenta Dilma Rousseff a Finlandia a finales de octubre debería dar lugar a nuevas inversiones en las empresas de los países europeos en Brasil, apunta mapeo realizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE).

Hay señales en esa dirección de empresas: ALMACO (soluciones de alojamiento en la plataforma petrolera), Cargotec (máquinas para la manipulación de la carga), Neste Oil (petróleo), Nokia (telecomunicaciones), Metso (equipos de minería) y Valmet (tractores).

“Estas son todas las empresas que ya cuentan con inversiones en Brasil, que, con la visita del Presidente [Dilma] Helsinki, expresó el deseo de aumentar las inversiones en el país”, dice el jefe de la División de Promoción Comercial de Operaciones (DOC) del Ministerio de Relaciones Exteriores, Andrea Watson.

Según Andrea, la visita de un jefe de Estado a otro país acelera la voluntad de los inversores extranjeros, que a menudo esperan una señal institucional para decidir sobre nuevas inversiones fuera de sus fronteras. Visita Dilma Finlandia y Suecia, los dos últimos meses, tenían este objetivo.

“Para Brasil hay interés vendedor para incrementar las exportaciones a Suecia o Finlandia, pero hay un interés mucho mayor para traer inversiones de Suecia y Finlandia a Brasil”, dice.

El jefe de la división de la cancillería que promueve las empresas brasileñas en el exterior dice que la acción de un presidente como “vendedor ambulante” es esencial para las relaciones comerciales. Se destaca el papel desempeñado, por ejemplo, el presidente de EE.UU., Barack Obama, que siempre viaja acompañado por empresarios.

“Los estadounidenses, al realizar una visita presidencial, a menudo conducen a una delegación empresarial de peso. Ellos saben que la venida de un presidente abre puertas “, dice.

Si el Dilma hacia el exterior para Colombia, que se produjo días antes del viaje a Europa, el enfoque ha dado lugar a las exportaciones de productos brasileños a los vecinos de América del Sur.

La visita del presidente a Bogotá como resultado la firma de un acuerdo de la automoción, lo que facilitará el envío de automóviles brasileños al mercado del país, que cuenta con el Producto Interno Bruto segundo más alto (PIB) de América del Sur. “La agenda comercial es tremendamente animó cuando el presidente viaja “, dice.

Valor agregado

Según Andrea, el Ministerio de Relaciones Exteriores ha estado operando por 50 años en la promoción del comercio exterior en Brasil. La iniciativa comenzó con el Departamento de Promoción de Comercio e Inversiones (DPR), que concentra 104 oficinas en 83 países con los cuales Brasil tiene embajada o consulado.

“Dijimos que no vendemos, compramos”, dice, haciendo hincapié en el papel del ex jefe de la DPR, Embajador Paulo Tarso. “El departamento tuvo un muy buen desempeño en el sentido de decir” dejar a nuestros compradores, vamos a ver dónde están y ofrecer nuestros productos “, recuerda.

El departamento ha estado trabajando ahora para agregar valor a la cartera de exportación, se concentró en la primaria como la soja, mineral de hierro y el petróleo. “La labor del Ministerio de Relaciones Exteriores está tratando de vender más y más productos con mayor contenido tecnológico, con mayor valor agregado y ayudar a las pequeñas y medianas empresas para descubrir los mercados extranjeros”, dice.

 

Fuente: Portal de Brasil, con la información de Itamaraty

Other News