Buenos Aires, Viernes, 20 de Octubre
20 marzo, 2015 0:02 Imprimir

DINARA asegura que no existe nueva oleada de mortandad de peces en costas uruguayas

“Lo que apareció el día lunes son las colas o los restos del fenómeno anterior”, aseveró el director nacional de Recursos Acuáticos (DINARA), Daniel Gilardoni, ante versiones periodísticas de una nueva mortandad de peces en la costa del Río de la Plata. “Nosotros seguimos diciendo que es algo específico —300 toneladas de lachas—y que la causa fue la falta de oxígeno en el agua”.

El titular de la DINARA dialogó con la Secretaría de Comunicación al finalizar el Gabinete Productivo, el miércoles 18 en la 20.ª Expoactiva Nacinoal de Soriano, para desmentir versiones de prensa que difundían una nueva mortandad de peces muertos en Uruguay.

 

“Técnicos de DINARA recorrieron las playas de Montevideo y Canelones sin poder comprobar que existiera una nueva oleada como se decía”, notificó enfáticamente Gilardoni.


“Sí se comprobó que había peces en estado de putrefacción, que seguían llegando, que eran pocos y escasos o que estaban sobre la arena desde la mortandad anterior”, explicó. Además acotó: “Eso nos remite a que son las colas o los restos del fenómeno anterior”.


En la recorrida efectuada también se encontraron algunos peces moribundos a los cuales se les tomaron muestras para analizarlos y verificar qué sucedió.


Sobre las especies de los vertebrados acuáticos que murieron, Gilardoni recordó que son lachas y en un punto específico —La Floresta— se encontraron chuchos muertos “y era una cantidad menor”.


“Por lo tanto, nosotros seguimos diciendo que es algo específico y que nada nos hace modificar el comunicado del viernes anterior, señalando que la causa más probable de la mortandad haya sido la falta de oxígeno”, certificó.


Según opinó el entrevistado, es importante considerar que la extensión de la mortandad de lacha ocupó más de 60 kilómetros de costa en Uruguay y Argentina y 300 toneladas, lo que significa 1,2 millones peces.


“No se recuerda un hecho de magnitud similar, por lo tanto continuamos profundizando los estudios sobre el hecho, pero entendemos que nos debemos preparar ante una eventual repetición como pasa en otros países, como Estados Unidos”, declaró.


En relación al descarte pesquero, que fue una de las causas analizadas como posible origen del hecho, el director recordó que no está prohibido, pero existe consenso entre los empresarios, trabajadores de la pesca y la DINARA en que es un tema por solucionar.


Finalmente aseguró que los peces muertos o moribundos no son alimentos consumibles, aunque las causas fueran determinadas por un contaminante puntual.


“A la población le aconsejó que en caso de repetir el evento estén alerta a la información que brinda DINARA”, concluyó Gilardoni.

 

Other News