Buenos Aires, Jueves, 30 de Marzo
3 noviembre, 2014 1:00 Imprimir

Acuerdo entre Uruguay y Brasil para comerciar en monedas locales regirá desde diciembre

El sistema de pagos en monedas locales firmado entre Uruguay y Brasil se basa en un acuerdo bilateral mediante el cual las personas físicas y jurídicas residentes en uno de los dos países pueden realizar pagos y cobros en sus respectivas monedas en el otro. Este convenio estará operativo el 1º de diciembre y se exploran similares con el resto del Mercosur y de América del Sur, informó el Banco Central del Uruguay.
El acuerdo, que permitirá el comercio en monedas locales, fue rubricado entre el presidente del Banco Central del Uruguay, Alberto Graña, y su par de Brasil, Alexandre Antonio Tombini, en el marco de una reunión de entidades de todos los países de América del Sur realizada el viernes en Lima.

La integración del denominado Sistema de Pagos en Monedas Locales estará operativa a partir del 1º de diciembre, mientras que se exploran acuerdos similares con otros países de la región, informaron las autoridades firmantes, tras participar de la XXVIII “Reunión de Presidentes de Bancos Centrales de América del Sur”.

El Sistema de Pagos en Monedas Locales se basa en un acuerdo bilateral mediante el cual las personas físicas y jurídicas residentes en uno de ellos pueden realizar pagos y cobros en sus respectivas monedas en el otro estado.

El acuerdo se enmarca en convenios firmados entre los dos países, que permitieron la posterior coordinación del Banco Central del Uruguay con su similar de Brasil para la puesta en marcha operativa del sistema. El mismo será optativo y complementario del actual Convenio de Pagos y Créditos Recíprocos de la Asociación Latinoamericana de Integración (CPCR).

Tanto importador como exportador pagan y cobran en sus respectivas monedas. El Banco Central de cada país no asume riesgo de crédito significativo con su contraparte, excepto por el margen de contingencia y semanal, ni riesgo de préstamo con las entidades financieras.

Este sistema implicará cambio de estándares de comunicación, por lo que el BCU ya informa y trabaja junto a los agentes del mercado para la puesta en funcionamiento del software que se utilizará.

El sistema permitirá realizar pagos de operaciones de comercio de bienes, servicios y gastos relacionados con estas así como abonar servicios, transferencias unilaterales clasificadas como jubilaciones y pensiones y envío de remesas.

Tiene como finalidades reducir los costos transaccionales, minimizar plazos para el procesamiento de operaciones, facilitar el proceso de inclusión financiera a personas físicas, pequeñas y medianas empresas y mejorar la calidad de los procesos para las que ya participan en estas operativas.

Además de la reunión de titulares de bancos centrales, Graña participó en esa misma ciudad de la mesa de cierre del seminario “Estabilidad financiera y desarrollo: puntos clave del flujo de capitales”, junto al economista argentino Guillermo Calvo, director del Programa de Gestión de Política Económica de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos.

Other News