Buenos Aires, Viernes, 20 de Octubre
3 noviembre, 2014 0:05 Imprimir

“El dragado del río Uruguay planificado con Argentina es un hecho histórico”

IMG_0029.JPG

El presidente de la delegación nacional ante la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), Gastón Silbermann, calificó de “hecho histórico” el dragado de ese curso fluvial, que se realizará por primera vez a 25 pies de profundidad y de común acuerdo entre Montevideo y Buenos Aires. Anticipó además que la iniciativa abaratará el costo de los fletes y beneficiará a toda la cadena productiva del litoral oeste.
En el marco del inicio del dragado del río Uruguay, Silbermann hizo una reseña de lo que consideró tres instancias claves en el proceso de ejecución. En el acto del jueves en el puerto de Fray Bentos asistieron el Presidente José Mujica, el canciller Luis Almagro, el ministro de Transporte y Obras Públicas, Enrique Pintado, el presidente de la Administración de Puertos (ANP), Alberto Díaz, y el intendente de Río Negro, Jorge Gallo.

Silbermann recordó en su alocución que la declaración conjunta divulgada tras la reunión en junio de 2010 en la Estancia Anchorena entre Mujica y la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, estuvo planteado el tema del dragado del río Uruguay y del Plata.

“Si bien el requerimiento había comenzado mucho antes (unos 20 años atrás), el punto inicial de la historia reciente fue ese”, precisó Silbermann.

“En marzo de 2011, en acuerdo de ministros en el Palacio San Martín, la sede de la cancillería argentina en Buenos Aires, Almagro y su par y anfitrión, Héctor Timerman, encomendaron a la CARU elaborar un proyecto de dragado y balizamiento del río Uruguay”, precisó.

“Ahí comenzó un largo proceso que tuvo altibajos, pero que siempre se fueron superando. Comenzó una etapa de recolección de información, de estudios, de llamado a licitación para consultoría”, agregó Silbermann.

“La consultora hizo trabajos muy pormenorizados y profundos, aunque también fue necesario contratar a otra empresa para que hiciera estudios respecto de la calidad del material que se iba a extraer del fondo en el dragado y eso demandó varios meses”.

Añadió que “se llegó a la comprobación que no había ningún material en el fondo contaminado y no se iba a extraer ningún material que pudiera estarlo”.

Silbermann mencionó que en marzo pasado los cancilleres de ambos estados encomendaron a la CARU iniciar el dragado y balizamiento con los organismos competentes de ambos estados –Administración Nacional de Puertos y Dirección Nacional de Vías Navegables– y aportando los fondos requeridos para pagar los trabajos de dragado. Para esto Uruguay ya hizo efectiva una parte de esa transferencia de recursos.

Buques handy podrán salir cargados a pleno
El presidente de la delegación uruguaya ante la CARU describió que el dragado consiste en profundizar el río Uruguay a 25 pies de profundidad más, dos pies adicionales de dragado técnico desde Nueva Palmira (kilómetro 0) hasta Fray Bentos (kilómetro 99).

El tramo comprendido entre Fray Bentos hasta Concepción del Uruguay (kilómetro 187,1) se dragará a similar profundidad que el segmento anterior. En tanto entre Concepción del Uruguay y Paysandú (kilómetro 206.8) se trabajará a 19 pies más dos de dragado técnico.

“Eso significa que un buque granelero que ahora carga solo entre 8.000 y 9.000 toneladas, con la profundidad de 20 pies de profundidad va a poder hacerlo a pleno, es decir hasta 30.000 toneladas”, explicó.

“Es decir que buques de tipo handy van a poder salir (a destino) cargados a pleno”, destacó el disertante.

Sostuvo también que “esto provocará un abaratamiento en el costo de los fletes lo cual, a su vez, se reflejará en toda la cadena productiva, desde los productores y exportadores hasta en los operadores marítimos y fluviales”.

El inicio del dragado “debemos considerarlo como un hecho histórico”, apuntó.

“En los registros no hay antecedentes de un dragado como el que se inicia hoy”, subrayó.

“Nunca se había hecho un dragado de común acuerdo entre ambos países como lo establece el estatuto del río Uruguay planificado por ambos estados. Es la primera vez que se llega a 25 pies de profundidad y es el primer dragado que se hace de común acuerdo”, dijo.

Silbermann manifestó el martes, durante una presentación en la Liga Marítima Uruguaya, que el dragado del río “incrementará el transporte fluvial para convertir este curso en una verdadera hidrovía que recibirá buques de ultramar, disminuirá el costo de los fletes y beneficiará a la producción, el transporte, el comercio y la cadena logística regional”.

Other News