Buenos Aires, Miercoles, 22 de Marzo
4 octubre, 2014 0:15 Imprimir

UE: Las pymes siguieron teniendo dificultades en 2013, a pesar de los signos de recuperación económica

 

 

La Comisión Europea, con fecha 3 de octubre del corriente detallo que durante 2013, la situación económica siguió representando un desafío para las PYME en la mayor parte de los Estados miembros. Los resultados económicos apuntan a una recuperación, pero esta es desigual y todavía no tiene una trayectoria sólida. Estas son las conclusiones de la evaluación anual del rendimiento de las pymes y las fichas informativas de la SBA por países que ha publicado hoy la Comisión Europea. En 2013, el número de pymes y su valor añadido se situaron por encima de los niveles anteriores a la crisis de 2008, pero el empleo de las pymes todavía se encuentra algo por debajo del que tenían en ese momento, puesto que se redujo en 1,9 millones de empleados, un 2,16 % por debajo del nivel de 2008. Además, la evolución interanual nos exige cautela. En 2013, el valor añadido siguió creciendo un 1,1 %, pero esto representa una desaceleración continua en comparación con las tasas de crecimiento de años anteriores: el 1,5 % en 2012 y el 4,2 % en 2011. Además, el número de pymes y el tamaño de su mano de obra disminuyeron un 0,9 % y un 0,5 %, respectivamente, como consecuencia de un débil crecimiento económico global y una reducción de la inflación en la economía de la UE (MEMO/14/549).

Ferdinando Nelli Feroci, Comisario de Industria y Emprendimiento, ha declarado: «Las continuas dificultades a que se enfrentan las pymes subrayan la necesidad de que la UE y los Estados miembros sigan esforzándose a fin de mejorar el entorno empresarial. Es preciso que las pymes creen puestos de trabajo, y los indicadores publicados hoy ponen de manifiesto que, si queremos alcanzar un crecimiento sostenido de las pymes de toda la UE, hay que esforzarse más con el fin de eliminar obstáculos tales como las dificultades para acceder a la financiación.»

El rendimiento de las pymes varía considerablemente en función del tamaño, el sector y el país

La recuperación del valor añadido se ve principalmente impulsada por las medianas empresas y las microempresas, mientras que las pequeñas empresas todavía se encuentran por debajo de los niveles anteriores a la crisis. En términos de empleo, todas las categorías de tamaño emplean a menos trabajadores que en 2008, pero el grupo de las microempresas presenta la mayor reducción relativa (-4,2 %).

Las pymes del sector de la construcción y el sector manufacturero fueron las que más sufrieron por la crisis, con una persistente disminución del valor añadido acumulativo de 2008 a 2013 del -22 % y el -2,9 %, respectivamente, mientras que los servicios a las empresas, así como los sectores de la información y la comunicación y el inmobiliario, fueron más dinámicos a la hora de superar los niveles que cada uno tenía antes de la crisis, con los porcentajes más elevados, en concreto, del 7 %, el 9 % y el 15 %, respectivamente.

Han aparecido claras diferencias entre los Estados miembros de la UE:

El grupo del «pelotón de cabeza» incluye Alemania, Austria, Suecia, Bélgica, Malta, Luxemburgo, Reino Unido y Francia. En este grupo, se han recuperado plenamente el empleo y valor añadido de las pymes, y se han incluso superado los niveles de 2008, a pesar de que la solidez de esta situación varíe en función del país. El crecimiento del valor añadido generalmente fuerte experimentado por los países de este grupo no se corresponde con un crecimiento del empleo de la misma magnitud. Únicamente las pymes alemanas presentaron un nivel de empleo más elevado en 2013 que en 2008, en concreto, de un 10 % o superior.

En el otro extremo de la escala se encuentra un grupo que incluye diez países: Grecia, España, Portugal, Croacia, Chipre, Irlanda, Rumanía, Eslovenia, Letonia y Hungría. El nivel del valor añadido generado en 2013 por las pymes se encontraba un 10 % (o más) por debajo del de 2008.

Mejora del entorno empresarial de las pymes — progresos de la aplicación de la SBA

Los Estados miembros de la EU-28 siguieron aplicando sin interrupción en 2013/2014 las medidas recomendadas en la Iniciativa en favor de las pequeñas empresas (Small Business Act – SBA), la agenda política emblemática de la UE para las pymes. Los capítulos del acceso a la financiación, el espíritu empresarial, las aptitudes y la innovación, la capacidad de respuesta de la administración y la internacionalización tuvieron el mayor porcentaje de ejecución tanto en 2013/2014 como durante los dos años anteriores, con la única excepción de la internacionalización, que sustituyó al capítulo «pensar primero a pequeña escala» en este período de referencia de 2013/2014. Durante el período 2013/2014 se prestó especial atención a la mejora del acceso de las pymes a la financiación, que representa más de una cuarta parte (26 %) de las nuevas medidas políticas aplicadas en 2013/2014. A continuación se situaron el espíritu empresarial, las aptitudes y la innovación, la capacidad de respuesta de la administración y la internacionalización.

Perspectivas para 2014 y 2015: Un prudente optimismo, pero con muchos riesgos

Se espera que se incremente el valor añadido generado por las pymes en la UE, a un ritmo del 2,8 % en 2014 y el 3,4 % en 2015. También se espera que crezca el empleo de las pymes un 0,1 % en 2014 y un 0,7 % en 2015. Esto equivale a un incremento neto de aproximadamente 740 000 puestos de trabajo en las pymes, lo cual sigue siendo insuficiente para compensar plenamente las pérdidas sufridas desde 2008.

El pasado año, cerca de 21,6 millones de pymes en el sector de las empresas no financieras en la EU-28 empleaba a 88,8 millones de personas y generaba 3,666 billones de euros de valor añadido.

¿Qué es la evaluación del rendimiento de las pymes?

La Comisión Europea realiza cada año una evaluación del rendimiento de las pymes en la que se analizan los progresos alcanzados por los países europeos a la hora de aplicar la Small Business Act (SBA). La SBA, que fue adoptada en 2008 y revisada en 2011, tiene como objetivo establecer unas condiciones equitativas para las pymes en toda la UE y mejorar el entorno administrativo y jurídico para que las empresas puedan liberar todo su potencial de crecimiento y creación de empleo. La SBA tiene una sólida estructura de gobernanza, en la que las organizaciones empresariales y los Gobiernos de los Estados miembros se encuentran en primera línea. Paralelamente, la Comisión también pública anualmente las fichas informativas de la SBA por países, que se elaboran a partir de una amplia gama de indicadores de éxito (véase el MEMO para estas fichas informativas por países).

 

Other News