Buenos Aires, Sabado, 21 de Enero
26 septiembre, 2014 2:50 Imprimir

Decisiones Rusas que indirectamente producirán cambios de proveedores comerciales en el comex – Dra. Sabrina Aisburo

 

 

I. El Presidente de Rusia, Vladímir Putin ordenó prohibir o limitar por un año las importaciones de productos agrícolas, materias primas y artículos de consumo de los países que han secundado las sanciones contra Rusia por su papel en el conflicto ucraniano.

 

El decreto “Sobre la aplicación de medidas económicas específicas a fin de garantizar la seguridad de la Federación de Rusia”, que alude a la protección de los intereses nacionales, entró en vigor a partir del día de su firma.

 

Según el Decreto, las medidas afectarán a “clases específicas de productos agrícolas, materias primas y alimentos”. Los países implicados serán aquellos que “hubiesen tomado decisiones sobre sanciones económicas contra personas físicas o jurídicas rusas o se hayan sumado a tales decisiones”.

 

Al mismo tiempo, el documento abre la posibilidad de que el plazo de prohibición de las importaciones sea modificado.

 

En el decreto Vladimir Putin encarga al Gobierno encabezado por el Primer Ministro, Dmitri Medvédev, que determine qué producción debe ser prohibida su entrada en el mercado ruso. Además, encomendó al Ejecutivo que aumente la oferta de productos nacionales e impida un alza de los precios de estos ante la reducción de las importaciones.

 

Asimismo, se ordena elaborar conjuntamente con los órganos del poder ejecutivo de los entes de la Federación de Rusia el monitoreo operativo de los mercados y el control del estado de los mismos.

 

Por otro lado, el Gobierno ruso publicó en su sitio web la lista de países afectados por la prohibición, así como de la producción agrícola, materia prima y alimentos que no podrán ser importados a Rusia, procedentes de Estados Unidos, de los países de la Unión Europea, Canadá, Australia y el Reino de Noruega, cuya importación a la Federación de Rusia queda prohibida por el término de un año.

 

- Carne bovina fresca o enfriada.

- Carne bovina congelada

- Carne de cerdo enfriada o congelada

- Carne aviar y menudencias frescas, enfriadas o congeladas.

- Carne salada, en salmuera o ahumada.

- Pescado y crustáceos, moluscos y otros invertebrados marinos.

- Leche y sus derivados.

- Legumbres y tubérculos y raíces comestibles.

- Frutas y frutos secos.

- Embutidos y productos análogos de carne, de menudencias o de sangre;  productos cárnicos terminados o elaborados en base a los mismos.

- Productos terminados, incluyendo quesos y requesón obtenidos de aceites vegetales.

- Productos alimenticios (productos con contenido lácteo elaborados sobre la base de aceites vegetales).

 

Cabe recordar que el presidente Putin ya había encargado al Gobierno «preparar medidas de respuesta» a las sanciones contra Rusia aprobadas por algunos países, entre ellos EEUU y los de la UE.

 

En el mismo contexto, el Servicio Federal Ruso de Control Veterinario y Fitosanitario, Rosseljoznadzor, anunció los planes de realizar consultas con representantes diplomáticos de varios países latinoamericanos sobre las posibilidades de ampliar las importaciones alimentarias.

 

Un comunicado de la entidad dice que las reuniones con diplomáticos de Argentina, Brasil, Chile y Ecuador en Rusia “se centrarán en las perspectivas de ampliar las importaciones alimentarias de esos países al mercado ruso”.

 

La nota agrega que fueron “levantadas todas las restricciones a las empresas de Brasil,  que mostró su interés por ampliar los suministros de productos cárnicos y lácteos a Rusia”.

 

II. En otro orden, el Presidente V. Putin pidió preparar respuesta correcta a sanciones aplicadas a su país. Declaró haber encomendado al Gobierno preparar una respuesta a las sanciones que Occidente impuso a Rusia a raíz de la crisis en Ucrania.

 

Durante una visita a la región de Voronezh,  dijo: “Claro que debemos hacerlo de forma muy correcta, para apoyar a los productores nacionales sin que los consumidores se vean afectados”. Agregó, “Los instrumentos políticos de presión sobre la economía son inadmisibles, se contradicen con todas las normas y reglas”, así como recordó que el Gobierno ruso propuso una serie de contramedidas a las sanciones, y subrayó: “Pienso que en las condiciones actuales podríamos pensar en aplicarlas para asegurar los intereses de productores nacionales”.

 

Por otra parte, en los medios locales trascendió que, en respuesta a las sanciones contra la aerolínea rusa de bajo costo Dobroliot, “Moscú podría prohibir que las compañías aéreas de Europa utilicen rutas transiberianas al realizar vuelos a Asia”.

 

Según los medios, dos Ministerios rusos, de Transporte y de Relaciones Exteriores, son los encargados de estudiar la medida, pero la decisión última corresponde al Gobierno.

 

Una fuente cercana al debate sobre el posible cierre del espacio aéreo de Siberia para las compañías europeas dijo a los medios que, “La medida se planteó poco después de que la Unión Europea anunciara sus primeras sanciones contra Moscú”.

 

Asimismo, una fuente próxima a la Cancillería rusa comentó que, “Cualquier medida inamistosa de la UE, en particular en el ámbito del transporte aéreo, se estudiará y no quedará sin respuesta”.

 

Para volar de Europa a Asia las líneas aéreas utilizan la ruta más corta, a través de Siberia. Entre los mayores contribuyentes se encuentran Lufthansa, British Airways y Air France.

 

De acuerdo con el portavoz de la presidencia, Dmitri Peskov, los ingresos que eso supone “son considerables”, y en referencia al impacto de las sanciones contra Rusia en las economías occidentales, agregó por lo que “hay que analizar los pros y los contras, a fin de no actuar como los estadounidenses y los europeos, que se golpean la propia cabeza con un martillo”.

 

Los medios locales indican que Lufthansa es consciente de la situación y está preocupada por las posibles pérdidas que conllevarían las hipotéticas sanciones, que se estiman en más de 1.000 millones de euros en solo tres meses.

 

“Dobroliot” es una filial de la aerolínea Aeroflot, fundada en octubre de 2013 y que realizaba vuelos a bajo costo a Crimea, y a otros puntos de Rusia, con precios sensiblemente menores a otras compañias locales (Aeroflot, Transaero, S7, principalmente). A partir del 4 de agosto Dobroliot suspendió todos los vuelos debido a la cancelación de los contratos de arrendamiento de aviones Boeing-737-800 después de que la aerolínea rusa fuera incluida en la lista de sanciones de la UE.

 

III. También,  en una comunicación publicada en su página Web, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, advirtió a la Unión Europea (UE) de que en caso de que adopte nuevas sanciones antirrusas, Moscú “se reserva el derecho de adoptar medidas de respuesta para defender sus legítimos intereses”.

 

Esta advertencia se refiere a los resultados de la cumbre de la UE, celebrada  en Bruselas.

 

El documento de la Cancillería rusa dice “El análisis de las ‘conclusiones’ de la reunión del Consejo europeo del 30 de agosto ha demostrado nuevamente la incapacidad de los miembros de la Unión Europea de superar la inercia de apoyo absoluto a las autoridades de Kiev”, y agrega más adelante que, “la histeria desatada en vísperas de la cumbre del Consejo europeo sobre el mito de la ‘agresión rusa’ a Ucrania dio sus frutos”.

 

La cancillería rusa sostiene que Bruselas, basándose en “afirmaciones sin pruebas” sobre la presencia de tropas rusas en Ucrania, achaca a Moscú la responsabilidad por lo que ocurre en ese país y, “en lugar de propiciar un alto el fuego inmediato, continúa sin reconocer las verdaderas causas del conflicto”.

 

Moscú asegura que la crisis obedece a la postura del Gobierno de Kiev, que se niega a “reconocer los intereses legítimos” de la población del este de Ucrania, de mayoría ruso hablante.

 

“Es de lamentar que el Consejo de la UE, en desmedro de los intereses de sus países miembros, siga el juego a países interesados en plasmar esquemas geopolíticos que contemplan el incremento de la confrontación con Rusia”, añade el comentario.

 

Por otra parte, El documento dice que, “Salta a la vista la falta de valoración de la situación humanitaria en esa región de Ucrania en donde, como resultado de de las acciones de las autoridades de Kiev se está desarrollando una catástrofe humanitaria a gran escala, así como aumenta el número de víctimas entre la población pacífica, mientras el número de refugiados que han llegado a Rusia se acerca a un millón de personas”.

 

Al mismo tiempo, la cancillería rusa señaló que mantiene su esperanza de que la UE “logrará ver la situación con un enfoque despojado de los estereotipos del siglo pasado y emprender una labor constructiva para propiciar el arreglo del conflicto interno ucraniano”.

 

“En caso de que se implanten nuevas sanciones antirrusas, Rusia se reserva el derecho de adoptar medidas de respuesta para defender sus legítimos intereses”, concluye el documento.

 

 

IV. Por último el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia declaró en un comunicado que Moscú  está en el derecho de adoptar medidas en respuesta a las sanciones introducidas por EEUU y no tolerará el chantaje por parte de la Casa Blanca.

 

El comunicado señala que, “Igual que antes estamos abiertos a una cooperación constructiva con todas las naciones, incluido EEUU,  sobre la base de los principios de igualdad, no injerencia en los asuntos internos y respeto de los intereses de cada parte”.

 

No obstante, según indica la nota de la Cancillería, Rusia “no tolerará el chantaje y se reserva el derecho de responder” a las sanciones de Washington.

 

Asimismo, en un comentario del Departamento de Información y Prensa de la Cancillería rusa, referente a las  nuevas sanciones adoptadas por la Unión Europea, se dice que Moscú está “decepcionada porque la UE cedió ante el chantaje de EEUU e impuso sanciones contra Rusia”.

 

De esta forma, según el ministerio ruso, Bruselas siguió el ejemplo de Washington, que “responsabiliza de todos los males a quienes se esfuerzan realmente para lograr la distensión en Ucrania” y al mismo tiempo “calla hechos clamorosos, como el incesante flujo de refugiados desde Ucrania a Rusia, los disparos al territorio ruso u otras provocaciones”.

 

El  viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, tildó las nuevas sanciones adoptadas por Estados Unidos de “escandalosas” y “totalmente inaceptables2, y prometió responder con medidas “dolorosas”.

 

En una declaración a los medios Riabkov dijo que: “La nueva decisión de la administración estadounidense de adoptar sanciones, bajo un pretexto falso y falaz, contra cierto número de entidades y de individuos rusos sólo se puede calificar de escandalosa y totalmente inaceptable”, así como añadió que, “Confirmamos nuestra intención de tomar medidas que serán recibidas en Washington de forma grave y dolorosa”.

 

El vicecanciller ruso agregó que, “Nosotros no buscamos un efecto temporal y no queremos copiar los métodos de la administración estadounidense. No responderemos a la provocación y actuaremos con calma”.

 

Riabkov indicó asimismo que, “La lógica de imponer su voluntad política sobre otros Estados domina en Washington. Esta lógica es defectuosa y está condenada al fracaso Esta decisión no llevará a otra cosa que a complicar las relaciones ruso-estadounidenses”.

 

Por su parte, el  presidente de Rusia, Vladimir Putin, señaló que las sanciones que impone el gobierno de Estados Unidos a su país “contradicen a los intereses de la nación estadounidense, pues perjudican a sus propias empresas de energía”.

 

En declaraciones ofrecidas en Brasilia, Vladimir Putin dijo que, “Hay que empezar a cambiar la forma de resolver los problemas internacionales, pero por ahora ellos mismos (EEUU) están dañándose. Las empresas estadounidenses quieren trabajar en Rusia, pero enfrentan limitaciones y como resultado van a perder sus ventajas en comparación con otras empresas mundiales”.

 

En relación a las acusaciones de EEUU que involucran a Rusia en el conflicto de Ucrania, el presidente Putin declaró que,  “EEUU viene ejerciendo una política exterior agresiva y poco profesional en los últimos 10 y 15 años”, que responden a “algunos resentimientos” y están basadas en “señalamientos sin fundamentos”.

 

Vadimir Putin destacó asimismo que,  “No podemos hacer declaraciones sin fundamentos, debe existir un trabajo profesional”, y subrayó que la imposición de sanciones “colocan las relaciones ruso-estadounidenses en un callejón sin salida”.

 

Rusia respondió así al anuncio por el gobierno estadounidense de las nuevas sanciones en busca de afectar la economía de Moscú, por considerar que el gobierno ruso contribuye a la intensificación de la crisis en Ucrania.

 

La Casa Blanca impuso  sanciones sectoriales contra las petroleras rusas Novatek y Rosneft y las entidades de crédito Vneshekonombank y Gazprombank que en particular no podrán acceder al mercado financiero de EEUU.

 

Las medidas restrictivas aplicadas a Rusia por la crisis de Ucrania afectan además a las principales compañías de la industria militar.

 

Los líderes europeos reunidos en Bruselas también aprobaron una ampliación de las sanciones contra Moscú.

 

Dra. Sabrina Aisburo

Savic.aisburo@gmail.com

 

Other News