Buenos Aires, Miercoles, 24 de Mayo
8 septiembre, 2014 2:00 Imprimir

Uruguay: Sector forestal-maderero supera 20 % del PIB del país vecino y emplea a 17.000 personas

 

 

El ministro Kreimerman expresó la satisfacción del Gobierno con la inauguración de Montes del Plata, otra muestra de la reconversión industrial que encara Uruguay, con un sector como el forestal-maderero que, en sus diversas ramas, supera 20 % del producto interno bruto. Agregó que la instalación de otra planta de celulosa, esta vez en el noreste del país, movería una zona de menor desarrollo y generaría miles de empleo.

 

En el marco de la inauguración de la fábrica de pasta de celulosa en Punta Pereira, contiguo a la localidad coloniense de Conchillas, el ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, dijo a la Secretaría de Comunicación que este nuevo emprendimiento es muy importante desde los distintos ángulos que puede ser visto.

En cuanto a la diversificación productiva del país, explicó que “al complejo alimenticio se le agrega el forestalmaderero con una producción y exportación muy fuerte, con los complejos que están creciendo, el de las energías renovables, tecnologías de la información, el de la biotecnología a partir de los laboratorios de salud humana, animal y vegetal, los de la metalmecánica con la automotriz y el naval con la metalúrgica”.

La cadena forestal y maderera agrupa una industria de dos tipos, la de transformación química como es la de Montes del Plata, “la segunda planta de gran porte del país como son las de este tipo por economía o costos de escala”, y la de transformación mecánica, como ese el caso de los aserraderos y para materiales de construcción ubicados en Tacuarembó y Rivera.

“Estamos hablando de un sector que implica trabajo para 17.000 uruguayos. Además, 4,5 % del valor agregado nacional está en estas dos grandes ramas”, indicó Kreimerman, para luego puntualizar que se trata un área en crecimiento en la que se prevén más inversiones.

El proyecto en Conchillas
En cuanto a la planta de Montes del Plata específicamente, Kreimerman dijo que esta utiliza lo último en tecnología, lo cual es normal en este tipo de rubros.

“Seguramente la próxima planta de celulosa que haya en el mundo será la más moderna, porque esta industria es muy competitiva e implica que los costos haya que mantenerlos bajos a través de la economía de escala y de la mejor inversión en tecnología”, advirtió.

“Estamos hablando de 1,3 millones de toneladas al año, de 600 puestos de trabajo directos, de 5.000 indirectos y de la generación de energía a partir de biomasa”, destacó.

El ministro de Industria recordó que Uruguay, tras un acuerdo multipartidario, ha sobrepasado las metas que se había impuesto en instalación de generadores de electricidad de fuente eólica, solar y de biomasa.

En el caso de Montes del Plata, la empresa generará 160 megavatios, 90 de los cuales los utilizará para su producción industrial y los 70 restantes los volcará a la red eléctrica nacional.

“Estamos hablando de energías renovables, cuyo balance, además de gases de efecto invernadero, es positivo si se contempla toda la cadena forestal”, dijo.

“Estamos muy satisfechos. Desde el punto de vista industrial significa que Uruguay sigue reconvirtiéndose, avanzando con una industria que ya supera en sus diversas ramas con su crecimiento, más de 20 % del producto interno bruto (PIB).

Nuevo proyecto

Respecto del viaje del Presidente José Mujica a Finlandia previsto para los próximos días, el ministro Kreimerman indicó que se podría hablar de la instalación de una tercer planta de celulosa en el país, de similar volumen a la de Montes del Plata o incluso un poco mayor. “Esto habrá que acordarlo”, explicó.

Se piensa en un proyecto que desarrollaría procesos similares de alta calidad y alta tecnología, también con capitales de origen del norte de Europa. La diferencia es que estaría ubicada en una zona donde hoy hay menor desarrollo relativo del país, en la zona centro-noreste, que permitiría más puestos de trabajo en el lugar.

“Seguramente las acciones en ese sentido serán trabajosas, como lo son siempre para las grandes plantas de producción, pero nos permitiría incrementar fuertemente la mano de obra en la construcción durante dos o tres años como ocurre y el trabajo de la zona”, detalló.

Kreimerman confirmó que existe al respecto un interés concreto, que el viaje del Presidente reforzará, pero aclaró que “no es definitivo sino que dependerá de los acuerdos”.

 

 

Reunión MERCOSUR-Japón 8 mayo, 2017 13:02

Reunión MERCOSUR-Japón

Other News