Buenos Aires, Sabado, 21 de Octubre
10 octubre, 2013 5:02 Imprimir

Crean el programa para mejorar los reproductores bovinos de leche

El Ministerio de Agricultura creó el programa argentino de prueba de reproductores bovinos de leche, con el propósito de lograr una mayor productividad de los rodeos lecheros en el país. Estima que se podrá alcanzar en un lapso mínimo de seis años, que llevaría al país en líder en producción.

El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, por Resolución Nº 948/2013 publicado hoy en el Boletín Oficial, creó el Programa argentino de prueba de reproductores bovinos de leche (Proar),  en el marco del Programa Nacional de Lechería,  con el objetivo principal de lograr mayor productividad de los rodeos lecheros en el país.

El Proar contará con una asignación total de $ 19.639.600, imputable a los créditos del Programa Nacional de Lechería, ejecutable durante 72 meses.

El Proar tiene como objetivos específicos detectar reproductores genéticamente superiores y probados en el régimen de Control Lechero, orientando la selección hacia los objetivos de la Argentina y proveer al sector lechero de los requisitos necesarios para competir en los mercados nacional e internacional.

También impulsar la genética nacional con agregado de valor, generar puestos de trabajo (genetistas, técnicos, calificadores, etcétera),  propender a la apertura de mercados de exportación, posicionar a la genética argentina en el contexto mundial de oferentes contemporáneos de este material en cualquiera de sus formas: semen, embriones y animales en pie.

Asimismo tiene por objetivo obtener desarrollos técnicos complementarios para mejorar la base de datos con la que cuenta la Asociación de Criadores de Holando Argentina (ACHA) y desarrollar nuevos rasgos para la Prueba de Progenie.

Además tiene el propósito consolidar el liderazgo de la Argentina a nivel regional al ser un programa único en el hemisferio sur.

La Secretaría de Agricultura  es la autoridad de aplicación y como tal deberá determinar entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre de cada año calendario anterior el presupuesto del Ejercicio Financiero siguiente del PROAR.

Los recursos del PROAR serán destinados a financiar y ejecutar las acciones específicas y las vinculadas a capacitar recursos humanos en aspectos técnicos para su implementación (personal técnico, productores primarios de leche, personal de los establecimientos lecheros directamente vinculados al PROAR y a las entidades de Control Lechero adheridas a la ACHA.

En los considerandos expresa que las evaluaciones genéticas son una herramienta fundamental para el mejoramiento de la producción primaria en tanto los productores lecheros puedan seleccionar y multiplicar aquellos ejemplares de comportamiento superior, capaces de producir más y en forma más eficiente, mejorando marcadamente la productividad de sus explotaciones.

Agrega que en la actualidad los países líderes en producción lechera son aquellos que han desarrollado los programas genéticos más avanzados, confirmando fehacientemente el impacto y la importancia que la selección genética tiene para alcanzar altos grados de eficiencia en la producción lechera.

Recuerda luego que en la Argentina se realizan evaluaciones genéticas de bovinos lecheros de raza Holando – Argentino, desde mediados de la década de 1980, gracias al aprovechamiento de una muy importante base de datos con la que cuenta ACHA, que es generada por la información de reproducción y producción recolectada por la misma, mediante el régimen de Control Lechero.

Dichas evaluaciones –dice- incluyen a la totalidad de reproductores, tanto nacionales como importados, que han sido utilizados en la población de vacas que están bajo el régimen de “Control Lechero”, asignándose un valor genético a cada uno de ellos de acuerdo al comportamiento de sus hijas en lactancia; haciéndose también una valoración de las hembras de acuerdo a su comportamiento, comparado al de otros ejemplares del rodeo, y sus antecedentes genealógicos.

Advierte que además del esfuerzo en recursos humanos y económicos que implica la edición de estas evaluaciones, se encuentran dificultades de orden técnico y económico para que los productores y la industria de inseminación artificial de la Argentina cuenten con pruebas de reproductores del nivel de los países más avanzados en esta materia, desaprovechando un enorme potencial con el que se contaría si se dispusiera de los elementos necesarios para poder desarrollarlas correctamente y permitir de esta forma acelerar el ritmo del mejoramiento genético.

Ello –agrega- redundaría en una mayor productividad de los rodeos lecheros en la Argentina  y a la vez en la expansión de los mercados de exportación de semen, embriones y animales en pie, generando un ingreso importante de divisas para el país en general y el lechero en particular.

Destaca que la Argentina posee uno de los rodeos Holando – Argentino (Holstein) más grande del mundo, mientras que la genética nacional no es competitiva a nivel mundial.

De acuerdo a las experiencias realizadas en los países desarrollados, la implementación de un Programa de prueba de reproductores bovinos de leche permitiría alcanzar en un lapso mínimo necesario de seis años, un nivel de desarrollo técnico que posicionaría al país en el nivel de los países líderes en producción de genética lechera en el mundo.

 

Encuentro de la Mesa de Exportación del Sector Porcino 20 octubre, 2017 8:21

Encuentro de la Mesa de Exportación del Sector Porcino

Other News