Buenos Aires, Domingo, 22 de Enero
23 agosto, 2013 10:39 Imprimir

Uruguay: Almagro: “El MERCOSUR, en definitiva, es el que marca nuestra agenda exterior”


 

El ministro Luis Almagro disertó en el tradicional almuerzo convocado por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) y abordó los principales conceptos de inserción internacional y política exterior del Uruguay. Resaltó el papel del MERCOSUR, el favorable relacionamiento con Brasil y abogó por replicar experiencias integradoras con Argentina. Por otro lado dijo que “tener a Paraguay en el bloque es fundamental”.

Almagro expuso en un almuerzo de ADM, este 21 de agosto en Punta Cala. Explicó que el país tiene “dos patas” de inserción, en la región y en el mundo, que tienen la misma importancia. Repasó la coyuntura internacional, sobre la que valoró que desde el 2008 dejó de ser favorable y volvió más difícil “nuestra vinculación con el mundo que es esencial, porque es un país que necesita de la apertura como ningún otro”.

 

En este sentido, resaltó la necesidad de promocionar al Uruguay a través de misiones comerciales, que ya han estado por todo el mundo estableciendo y fortaleciendo vínculos.

 

“El crecimiento sostenido que experimenta el país desde hace algunos años en términos económicos no es casual, ni el resultado de una coyuntura favorable”. “Se debe a la aplicación de políticas activas externas e internas que favorecieron la colocación de la producción nacional en el exterior y a la diversificación y apertura de mercados externos y al permanente diálogo entre el Gobierno, el sector exportador y la gremial de trabajadores”, expresó.

 

Agregó que la incertidumbre internacional se reproduce, en menor grado, en el contexto regional, lo que, según consideró, ha obligado al país a salir a resolver temas comerciales para mantener los flujos económicos. “Es necesario fortalecer y proteger el crecimiento obtenido y para ello, el comercio exterior es un elemento fundamental para fortalecer la diversificación de la economía, porque hace crecer al país”, sostuvo.

 

Almagro destacó que el Ministerio de Relaciones Exteriores trabaja en cinco pilares fundamentales que abarcan todas las variables que hacen a la inserción del país en el mundo: política exterior y relaciones internacionales de derecho internacional público; comercio exterior y atracción de inversiones; reforma del Estado; integración, para seguir exportando; y relación con los uruguayos en el exterior, procurando otorgarles los mejores servicios posibles.

 

Líneas de trabajo operativas

Almagro mencionó las líneas de trabajo operativas que se desarrollan a partir de los cinco pilares del Ministerio. El MERCOSUR y sus dinámicas es lo que se lleva la mayor parte del tiempo político del ministerio, dijo. “Se trabaja intentando responder a la situación actual del bloque, enfocados a lograr el mejor proyecto para el desarrollo del Uruguay”.

 

Destacó como un punto importante en estos momentos el reingreso de Paraguay al bloque y agregó que se está a la espera de que el nuevo gobierno ratifique el protocolo de admisión de Venezuela como miembro pleno del MERCOSUR. “Tener a Paraguay en el bloque es fundamental, es un socio clave para impulsar la agenda exterior”, subrayó.

 

Por otro lado mencionó la importancia de fortalecer las relaciones bilaterales con los demás países de la región para profundizar la integración, así como el relacionamiento con los países centroamericanos y del Caribe.

 

Almagro resaltó la necesidad de “empezar a recorrer con Argentina caminos similares a los que se transitan con Brasil” “Sería un buen camino para resolver gran parte de los obstáculos comerciales que hemos atravesado en este tiempo y que nos han demandado mucho esfuerzo y energía”, especificó.

 

“El MERCOSUR en definitiva es el que marca nuestra agenda exterior y nos da la posibilidad de profundizar la diversificación de servicios, la atracción de inversiones, y los niveles de empleo se logran a partir de allí”, agregó.

 

Hacia adentro del ministerio

Explicó que a partir del 2005 se dinamizaron algunas áreas de la cartera, como el Departamento 20, que vio fortalecidos sus servicios consulares con nuevas políticas dinamizadoras y modernas. Ejemplificó con el pasaporte electromecánico que se implementa actualmente, y agregó que se trabaja en procura de un pasaporte biométrico y la tramitación de la cédula de identidad en el exterior.

 

Reconoció la necesidad de impulsar una nueva ley de organización consular, ya que la actual es de 1906, y también un proyecto de ley modificativo de la nacionalidad y ciudadanía que otorgue el derecho de la nacionalidad a los nietos de uruguayos nacidos fuera del territorio uruguayo.

 

También hizo referencia al voto consular, porque “el uruguayo cuando está en el exterior tiene el derecho a sufragar, que no se le puede suspender”, afirmó.

 

Entre otros temas que abordó, el canciller hizo hincapié en la necesidad de trabajar en la reforma del ministerio, del estatuto de servicio exterior y en el uso de software libre.

 

Finalmente reafirmó la línea política del Uruguay que repudia las rupturas democráticas y los intentos de golpe de Estado. “Uruguay apoya incondicionalmente y sin dobleces a las democracias del continente”.

 

 

 

Other News