Buenos Aires, Jueves, 23 de Marzo
5 julio, 2013 6:03 Imprimir

Uruguay traspasó a Venezuela Presidencia pro témpore del área social del MERCOSUR

 

 

 

Los ministros del área social del MERCOSUR se reunieron en la tarde del 3 de julio con el fin de realizar el traspaso formal de la Presidencia pro témpore de Uruguay a Venezuela. Presentaron el informe final del Instituto Social del MERCOSUR (ISM), que resume el modelo conceptual de las políticas sociales para la región, y también se entregó la dirección ejecutiva del ISM que será ejercida por Venezuela durante dos años.

La XXIV Reunión Ordinaria de Ministros y Autoridades de Desarrollo Social del MERCOSUR tuvo como principal objetivo el pasaje de la Presidencia pro témpore del área social de Uruguay a Venezuela, previo a la Cumbre de Jefas y Jefes de Estado del 12 de julio. A su vez, el Instituto Social del MERCOSUR (que se creó hace dos años y cuyo primer director ejecutivo fue Christian Mirza de Uruguay) presentó el informe sobre su gestión, previo a la designación del nuevo director ejecutivo por parte del gobierno de Venezuela.

El ISM presentó el libro “La dimensión social del MERCOSUR, un aporte conceptual”, sobre el que se debatió en la reunión de ministros.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Olesker, dijo a la Secretaría de Comunicación que existe una carencia conceptual sobre la política social. Tradicionalmente, las políticas sociales estuvieron subordinadas a las políticas económicas de los países, afirmó. También recordó que los gobiernos de izquierda en la región construyeron juntos acciones para resolver los problemas de la pobreza y desigualdad, creando así un modelo de política social. Resaltó que los cuatro países del MERCOSUR tienen las tasas más bajas de pobreza y desigualdad de toda América Latina, y que Venezuela es el país con la menor tasa de desigualdad , seguido por Uruguay.

Olesker señaló que ese modelo de política social que se presenta en el libro se resume en cinco conceptos que lo diferencian de las políticas sociales que se realizaron en el pasado. El primer concepto implica que el acceso a las políticas sociales es patrimonio de las políticas públicas y no se puede comercializar el acceso a las políticas sociales, las que no tienen precio, sino que su valor es el acceso igualitario. Como ejemplo, se citó la reforma de la salud en Uruguay, que cambió drásticamente la manera de acceder a la salud y que hoy brinda una llegada gratuita, universal e igualitaria para todos.

El segundo concepto indica que para que esas políticas sociales se puedan realizar debe haber presupuesto suficiente, y se puso como ejemplo el crecimiento del presupuesto público destinado al gasto social que, en el caso de Uruguay, pasó de 800 millones de dólares a 4.000 millones de 2004 a 2012 y que un proceso similar se dio en el resto de los países.

El tercer punto es que la política social debe tener vocación universal, pero al mismo tiempo debe marcar acciones prioritarias. Para los países del MERCOSUR, las políticas sociales, como la reforma de la salud en Uruguay, la “Asignación universal por hijo” en Argentina, el plan “Hambre Cero” de Brasil o el plan “Vivienda para todos” de Venezuela son de alcance universal; sin embargo en algún momento se priorizó el acceso para los sectores más sumergidos.

El cuarto elemento que se conversó sobre el modelo es que las políticas sociales deben ser lideradas por el Estado pero no son patrimonio de este, sino que deben desarrollarse en conjunto con el resto de la sociedad. Se debe trabajar junto con los sindicatos, las cooperativas y organizaciones de la sociedad civil.

El concepto final de la política social indica que debe haber transversalidad en todas las políticas y deben estar entrelazadas entre sí, y se valoró positivamente experiencias como la del Gabinete Social en Uruguay, el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales argentino, y toda la institucionalidad que se modificó a favor de la coordinación y no del esfuerzo por separado.

Este libro se presentará formalmente en la Cumbre de Jefes de Estado del próximo 12 de julio, pero fue debatido en esta instancia ministerial. Una vez que se apruebe el plan estratégico del Área Social y el modelo conceptual, se deben generar proyectos plurinacionales, particularmente sobre pobreza extrema, y buscar financiamiento para llevar a cabo esos proyectos. Estas serán las acciones que deberá abordar Venezuela para continuar con la política social del MERCOSUR.

Olesker explicó que el Plan Estratégico del Área Social tiene objetivos claros por país, pero en conjunto se tomó la coordinación sobre la eliminación de la pobreza extrema y la economía social y autogestión. También se comenzó a construir el Sistema de Información sobre Políticas Sociales (SIMPIS) que funcionará como un observatorio de las políticas públicas.

Una vez que Venezuela asuma la Presidencia pro témpore y defina la dirección ejecutiva del ISM, las acciones que restan son encaminarse hacia la búsqueda de financiamiento para los proyectos plurinacionales, consolidar y fortalecer el SIMPIS, además de la coordinación de las políticas sociales entre los países, ya sean multi o bilaterales.

Fuente: Presidencia Uruguay

Other News