Buenos Aires, Sabado, 21 de Octubre
8 junio, 2013 8:36 Imprimir

Informe del Banco Mundial sobre America Latina

 

 

Para aumentar la productividad es necesario aumentar el volumen, y aún más importante, la calidad de la inversión nacional y extranjera.

 

La tasa de inversión es del 20% del PIB en la región, comparado con el 30% de los países del Asia Oriental.

 

Los países con mejores normas y prácticas para fomentar el clima de inversión crecen un 2,3% más que los que no las tienen.

 

En Latinoamérica, establecer una empresa y obtener los permisos para ponerla en funcionamiento puede llevar hasta dos meses.

 

Mientras que en América Latina montar un negocio de cero puede llevar hasta dos meses, en otras partes del mundo un emprendedor debe esperar menos de una semana para lograr este cometido.

América Latina ha avanzado mucho en cuanto a clima de inversión, según el último informe Doing Business 2013, pero aún está por detrás de los países de la OCDE, Europa del Este y del Sudeste Asiático. Incluso dentro de la región existen unas diferencias enormes en relación con la fortaleza de sus instituciones, la complejidad de su sistema normativo y los ritmos de reformas necesarios para hacer las cosas más fáciles.

“Para aumentar la productividad es necesario aumentar el volumen, y aún más importante, la calidad de la inversión nacional y extranjera”, asegura Hasan Tuluy, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe. A su juicio, además de más inversiones, se requiere que sean de calidad, que se destinen a sectores de alto valor agregado y, además, se enfoquen en pequeñas empresas con el objetivo de convertirlas en medianas y grandes.

Este es el mensaje que transmitió Tuluy hoy al inaugurar en Panamá una conferencia de dos días con representantes de alto nivel de los gobiernos latinoamericanos en busca de un mejor clima de inversión que permita mantener la senda de crecimiento que se ha venido registrando en los últimos años, en momentos en que se prevé un retroceso en los precios de las materias primas –base de muchas economías de la región- y un debilitamiento de la demanda mundial liderada por China.

Actualmente, las tasas de inversión en América Latina son de aproximadamente el 20% del PIB en la región.

“Si las tasas de inversión en América Latina alcanzasen un nivel promedio del 30%, como el exhibido por los países de más rápido crecimiento de Asia oriental, la inversión debería aumentar en casi 600.000 millones de dólares, casi el doble del aumento experimentado en la región en la última década”, afirma Tuluy. Más inversión se traduce en más productividad, y mayor productividad genera más empleo y prosperidad.

Ejemplos a seguir

El que el Grupo Banco Mundial realice esta conferencia en Panamá tiene un significado especial: éste es uno de los países que más crecerá en 2013 -más de un 6%- , y además en el último año ha realizado reformas importantes para mejorar su clima de negocios, según el Doing Business 2013, elaborado por la Corporación Financiera Internacional (IFC), la rama del Grupo para el sector privado.

Con el Canal en plena expansión, el país se ha convertido en uno de los destinos preferidos para los inversionistas extranjeros, que están estableciendo sedes en este país centroamericano. “Los países con las mejores normativas y prácticas en torno al clima de inversión crecen en promedio 2,3%, más que aquellos que no la tienen”, advierte el vicepresidente Tuluy.

De hecho, en Panamá, abrir un negocio de cultivo y venta de frutas lleva siete días y cuesta unos 700 dólares. Aunque esto no es lo común en la región, se están registrando importantes avances. La creación de una ventanilla única eficiente ayudó a incrementar la creación de empresas en México y Colombia que ha catapultado la apertura de negocios generando decenas de miles de puestos de trabajo.

Pero para lograr que estos casos de éxito se extiendan al resto de la región, se necesita que los  gobiernos faciliten las reglas de juego. Para Tuluy, algunas de las claves son:

Reducir de manera significativa los tiempos y costos que significan para los empresarios en su interacción con la burocracia

 

Marcos contractuales que protejan los derechos de propiedad y los derechos de los acreedores, inversores y consumidores

 

Normativas y prácticas para abrir los mercados a la competencia.

 

El funcionario invitó a usar ese foro como una plataforma de diálogo común para aprender de sus experiencias así como de otras regiones. “Así contribuirán a poner en marcha los cambios necesarios para aumentar la prosperidad de las sociedades de América Latina y hacerlo con la esperanza que los relegados de hoy sean los beneficiados de mañana”.

 

Hasan Tuluy (Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe)

 

Fuente: Banco Mundial

 

 

Other News